Señorean en Santa Cruz de la Sierra prostitución, drogas y disipación

Por José Luis Castillejos
Notimex

Santa Cruz de la Sierra.- La policía no se cansa de perseguir, corretear y apalear prostitutas y drogadictos que hoy son un dolor de cabeza, pero el fenómeno empieza a rebasar a las autoridades.

En la calle Uruguay, en la zona conocida como Jardín, atestados de "pollerías" (venta de pollo frito) y churrasquerías (carnes asadas), las mujeres de la denominada "vida galante" se pasean a sus anchas e infatigables.

Apenas ven un policía y corren, se quitan los zapatos de tacones. "íPárate. Si corres te irá peor!", grita un regordete agente a una de las jovencitas que intenta atraer clientes, "a 50 dólares".

Retadora, la joven alza la mano derecha y extiende el dedo medio al policía quien tras correr media cuadra jadea y no logra su objetivo.

"Esto es cosa de todos los días. No hay moral, hacen lo que les da la gana, fuman su cochinada en la calle y dan mal ejemplo a los otros jóvenes sanos", enfatiza en entrevista con Notimex un exaltado Juan Carlos Maritano, un agente de unos 35 años.

"Nosotros los perseguimos, los acorralamos y vuelven nuevamente. Pero eso sí respetamos sus derechos humanos", afirma mientras en la mano derecha lleva un tolete (una especie de bastón) con el que –según testigos- son golpeados quienes se resisten.

Laura Patricia Sifuentes es una empleada de la churrasquería "Don Carlos" y asegura que ha sido testigo de cómo las jovencitas y los drogadictos son sometidos a puro golpe y llevados a la comisaría, "sin que nadie los defienda o proteste".

"Lo que pasa es que esta es una sociedad conservadora. Los más viejos, la gente grande es así, pero los jóvenes se desbandan y toman cerveza en la calle, en la zona rosa, donde hay muchos negocios exclusivos", puntualiza.

Efectivamente, lujosos carros, con mujeres extremadamente hermosas llegan a lugares exclusivos donde un ron o un whisky puede valer unos diez dólares la copa.

Camionetas todo terreno, lujosos Mercedes o BMW llegan hasta la zona "VIP", donde la clase media no llega y la policía ni se asoma.

"Es que aquí corre mucha plata. Creemos que es por el narcotráfico. Vea la ciudad, vea los carros, vea usted las grandes casonas californianas en las afueras de la ciudad. Vea, y solo vea", insiste Francisco Trinidad, un universitario cruceño.

Señala que esto ya no es la ciudad tranquila de sus ancestros. "Todo se ha trastocado, ahora aquí a veces pareciera ser tierra de nadie".

Santa Cruz es la zona más rica del país y de sus campos sale el algodón, tabaco, caña de azúcar, soya, arroz, vainilla, café, cacao, verduras, y miles, muchos miles de cabezas de ganado.

Y al sudeste de estas tierras cálidas del oriente boliviano está el Mutún, un yacimiento de hierro y manganeso con una producción de cien mil toneladas de acero, toda una potencia industrial.

Por eso es que se mueve mucho dinero y es una de las ciudades más caras de Bolivia. Tiene además yacimientos auríferos, como los del río Colorado y hay zonas productoras de estaño, plata, manganeso, platino y plomo.

Aquí, en las antípodas de La Paz, sede del Ejecutivo, ingresa la mitad de las importaciones que realiza Bolivia desde Paraguay y Brasil y ello se explica en el comercio de ropa y calzado de esas naciones.

"Por eso siempre vamos a defender lo que es nuestro. Heredaremos a nuestras futuras generaciones una región pujante, poderosa, transformada y rica", precisa a Notimex el empresario Rafael Saturno.

San

[ratings]

You must be logged in to post a comment Login