Denuncia sacerdote de Chicago presunta intimidación de inspectores

Chicago.- Inspectores de la ciudad de Chicago irrumpieron el jueves en la iglesia anglicana Misión de Nuestra Señora de Guadalupe, a cargo del sacerdote José Landaverde, en un acto que el párroco consideró como una intimidación.

El religioso, que en la actualidad lucha por la liberación de 30 inmigrantes hispanos y reúne fondos para la manutención de familiares de otros 10 deportados mexicanos, dijo este jueves que los inspectores el explicaron que llegaron por una denuncia anónima.

“Dijeron que algunas llamadas anónimas denunciaron que la iglesia no era iglesia y que yo no era sacerdote, por lo que me pidieron todos mis papeles para examinarlos”, relató Landaverde a Notimex.

El párroco aseguró que esta es una forma de acoso e intimidación que la ciudad está utilizando contra la iglesia, debido al trabajo que realiza en defensa de los derechos humanos de trabajadores inmigrantes.

“Aunque comentaron que esto no parecía una iglesia, no encontraron nada irregular, pero tomaron fotografías y copias de documentos jurídicos, comprobantes de mis estudios y de mis credenciales pastorales”, agregó.

Al no encontrar nada irregular, los inspectores amenazaron con multar al sacerdote por la venta de ropa usada que realiza fuera de la iglesia, si no tramita de inmediato un permiso.

“Les expliqué que no se trata de un negocio, sino de un medio para conseguir recursos con los que se alimentan a más de una decena de niños hijos de deportados”, añadió.

Aseguró que no le intimida esta respuesta de las autoridades de Chicago y que seguirá su labor en defensa de los inmigrantes. Para el 19 de junio tiene previsto encabezar una vigilia frente a la cárcel de Brodview, al sur de Chicago.

“Más de 20 organizaciones estarán acompañándonos para reclamar que se baje el monto de las fianzas para indocumentados, que no pueden pagar muchas familias”, apuntó.

El sacerdote, quien en noviembre pasado llevó tres camiones de ayuda humanitaria a los damnificados por las inundaciones de Tabasco, y encabezó en mayo una protesta en contra de la presencia de un líder antiinmigrante en una universidad privada de Chicago, dice sentirse agotado.

“El esfuerzo es mucho y en ocasiones el resultado nos frustra, como con los eventos que organizamos para recolectar fondos para pagar fianzas de padres de familia detenidos, donde tuvimos más pérdidas que ganancias”, dijo.

Por ello, Landaverde está pensando darle un descanso a su activismo y en septiembre próximo prevé aceptar una beca para un doctorado sobre consejería pastoral en New Jersey, comentó.

NOTIMEX

[ratings]

You must be logged in to post a comment Login