Justifican legisladores hispanos voto contra rescate financiero

Legisladores hispanos justificaron su votación contra el paquete de rescate financiero de 700 mil millones de dólares que fue rechazado el lunes en la Cámara de Representantes.

La mayoría de los representantes hispanos –14 legisladores demócratas y tres republicanos– se opusieron al plan, impulsado por el presidente George W. Bush y apoyado por los candidatos a la Casa Blanca, el republicano John McCain y el demócrata Barack Obama.

El representante demócrata de California, Javier Becerra, dijo que votó en contra de la medida porque parecía más bien “un rescate para Wall Street”, cuando lo necesario es proteger a los contribuyentes y propietarios de casas.

Linda Sánchez, legisladora demócrata de California, expresó que el plan rechazado en la cámara baja fue mejor que la versión inicial “de tres páginas” de la Casa Blanca, pero que igualmente se opuso.

“Los esfuerzos del proyecto para limitar los salarios y bonos de los ejecutivos eran débiles”, dijo Sánchez, que citó también la falta de una reforma al sistema de bancarrotas para un reajuste de los “indignantes términos” en los préstamos hipotecarios de alto riesgo.

El representante de Florida, Lincoln Díaz Balart, manifestó que las firmas de Wall Street hicieron muy poco para ayudar a los propietarios de casas y el paquete era totalmente costeado por el contribuyente estadunidense y no por Wall Street.

Señaló que el plan debe incluir un seguro obligatorio por parte del gobierno federal para garantizar los bienes problemáticos de las instituciones financieras que se beneficien del rescate a fin de reducir el costo a los contribuyentes.

Varios legisladores votaron en contra del plan por temor a represalias de los votantes en los comicios generales del 4 de noviembre.

El congresista demócrata de Texas, Henry Cuellar, recibió numerosas llamadas telefónicas y correos electrónicos de sus electores que se oponían abrumadoramente al plan.

Señaló que habló con líderes empresariales y financieros en su jurisdicción “y el consenso fue que hay muchas preguntas sin respuestas para aprobar esa medida masiva en este momento”.

El congresista de Nueva York, José Serrano, indicó que “esto es un impuesto a mis electores, la gente trabajadora, para borrar las consecuencias de las malas decisiones de los gatos gordos de Wall Street. No puedo apoyar ese proyecto”.

Agregó que dejar de lado a los propietarios de casa que enfrentan embargos hipotecarios significará que tendrán que afrontar ese problema en el próximo Congreso.

“Si sólo rescatamos a Wall Street, no estamos respondiendo a la raíz del problema”, recalcó Serrano, respecto a la importancia de proteger programas de salud y educación.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login