Intentó Cuba acallar críticas del Consejo de Derechos Humanos

Ginebra.- Cuba trató de acallar las críticas a su política en el Examen Periódico Universal (EPU) del Consejo de Derechos Humanos (CDH), en el que varios países le hicieron severas observaciones respecto a la protección y goce de derechos humanos de la población cubana.

Delegaciones de Francia, Reino Unido, Canadá, Suiza, Países Bajos, República Checa, Austria, instaron a Cuba a permitir la visita permanente de todos los relatores especiales del CDH de las Naciones Unidas (ONU) y le recomendaron la liberación de los presos de conciencia y el respeto a la libertad de expresión y de prensa.

El embajador de Chile recomendó a Cuba la pronta ratificación del Pacto Internacional de Derechos Económicos Sociales y Culturales, que garantice la independencia del sistema judicial, ratificar la convención internacional contra las desapariciones forzadas y garantizar la defensa de los derechos humanos de opositores.

Por su parte Brasil le solicitó al gobierno cubano la adhesión al estatuto de Roma del Tribunal Penal Internacional y acelerar la ratificación del pacto de los derechos económicos, sociales, y culturales y del pacto de los derechos Civiles y Políticos.

Además le instó a mantener los esfuerzos para promover la moratoria de la pena de muerte con vistas a su abolición.

México recomendó continuar con la política de apertura y cooperación con los mecanismos de derechos humanos de la ONU y considerar su visita a la isla y que el gobierno cubano ponga en marcha un mecanismo institucional con participación de la sociedad civil para la implementación de las recomendaciones del EPU.

En una interminable lista de oradores que constaba de 103 delegaciones solamente intervinieron 60, de los cuales la mayoría eran a países que por tradición, han apoyado la política de Cuba.

Países como China, Sudáfrica, Rusia, Irán, Malasia, Venezuela, Bolivia, Nicaragua, Ghana, Bután, Sri Lanka, Zimbabwe y Túnez, encomiaron y alabaron la labor de Cuba en materia de salud y educación.

Otro número de oradores coincidió en criticar el bloqueo económico impuesto por Estados Unidos y del que ha sido víctima el pueblo cubano.

Entre los diplomáticos surgió una polémica por la manera en que se formó la lista de oradores, con protestas de Reino Unido y Francia.

La directora de Human Rights Watch de Ginebra, Julie de Rivero dijo en entrevista con Notimex que es evidente que “se ha organizado algo para impedir que se expresen opiniones críticas sobre la situación de derechos humanos en Cuba’’.

De Rivero señaló que “está claro que se le ha pedido ciertos estados que glorifiquen los logros de la revolución cubana, pero acá el ejercicio es examinar la situación de derechos humanos y eso no se ha podido hacer”.

Subrayó que solamente “unos 10 países tocaron temas reales de la situación de derechos humanos en Cuba y el resto se ha solidarizado con el gobierno y no con el pueblo cubano”.

Deploró el hecho de que “Cuba ha perdido una gran oportunidad de realmente tener un debate de fondo sobre la situación, no para acusar al gobierno sino para hablar de una realidad que habla por si sola”.

“Tienen temor a la crítica, demuestran que no pueden permitir un espacio de diálogo y que no hay un lugar para la verdad en Cuba”, condenó la directora de Human Rights Watch de Ginebra.

De Rivero Aclaró que “ha habido muchos logros en Cuba en materia de derechos humanos”, sin embargo, dijo que es decepcionante el resultado y pone en peligro este mecanismo de la ONU que depende de la buena cooperación de los estados.

“Cuando uno trata de manipular el resultado, cuando se trata de traer ideología al debate, se evita discutir lo que existe como problemática”. “Lo que hubo hoy día estuvo muy lejos de ser un verdadero diálogo”, concluyó.

NOTIMEX

[ratings]

You must be logged in to post a comment Login