.Destaca la obra de la poetisa Elvia Ardalani en la literatura actual.

México, 3 Jun. (Notimex).- La escritora, poetisa y narradora
mexicana Elvia Ardalani, nacida el 4 de junio de 1963, es actualmente
catedrática de Creación Literaria y Literatura en el Departamento de
Lenguas Modernas de la Universidad de Texas-Pan American.

Colabora como corresponsal y articulista para la revista
española “Alborada/Goizaldia” y es editora de la revista virtual “El
Collar de la Paloma”, además hizo un doctorado en la Universidad
Texas A&M University-Kingsville.

Ardalani nació en la ciudad fronteriza de Matamoros, Tamaulipas.
Sobre su trabajo se han realizado varios estudios críticos, la mayor
parte de ellos giran en torno al proceso de la transculturación y al
análisis del lenguaje referencial en su poesía.

El primer libro publicado de Ardalani fue “Por recuerdos viejos,
por esos recuerdos” (1989), trabajo nominado para el Premio José
Fuentes Mares, de literatura, siendo su autora la primera mujer
nominada para este galardón.

En 1996 apareció su segundo libro: “De cruz y media luna”. Fue
publicado por la editorial Tierra de Libros. El poemario aborda la
temática amorosa dentro de un contexto transcultural: el mundo
cristiano y el mundo musulmán; el mundo hispano y el mundo persa.

En estos poemas se aborda el tema de la maternidad en su
contexto de sensualidad y plenitud.

Este poemario se editó por segunda vez en una edición bilingüe
con el título “De cruz y media luna/From Cross and Crescent Moon”
(Claves Latinoamericanas, 2006). Esta contiene algunos cambios en
relación a la primera.

La tercera obra de la autora: “Y comerás del pan sentado junto
al fuego”, también de la editorial Claves Latinoamericanas, apreció
en 2002. Es uno de los más significativos dentro de su producción
literaria. Los poemas de esta colección desarrollan de nuevo la
temática amorosa, pero esta vez desde un contexto semibíblico.

Su cuarto libro: “Miércoles de ceniza”, editado por Miguel Angel
Porrúa (2007), es un largo poema de 622 versos, un hondo quejido que
da paso al dolor.

Se puede distinguir un alto grado de religiosidad, inspirada
principalmente en varios salmos y cantos de la Biblia, dada su
longitud, pero también nos remite al profundo dolor que experimenta
la autora ante la pérdida repentina de su padre.

Se desbordan los sentimientos y emociones ante la figura del
padre muerto, configurada en cuatro temas secundarios: el reproche,
el remanso, la ausencia y el delineamiento de la figura espiritual
del padre.

Las estrofas expresan el sentir en diferentes momentos de la
pérdida, que van de la conmoción que experimenta el alma ante la
muerte de un ser querido, hasta el momento de la resignación.

En 2008, este libro fue nominado para el Premio Iberoamericano
de Poesía Carlos Pellicer.

La obra poética de Elvia Ardalani ha sido igualmente publicada
en revistas y en varias antologías.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

[ratings]

You must be logged in to post a comment Login