La agricultura es extremadamente vulnerable al cambio climático

La FAO advierte y sugiere a los países del mundo a intensificar y aumentar los esfuerzos para cambiar los actuales sistemas de producción de alimentos, utilizando métodos más sostenibles que puedan mitigar y adaptarse en la medida de lo posible a los efectos del cambio climático.

 

Por Prof. Norberto Ovando*

 

Podría peligrar la producción de alimentos por el cambio climático global.

Podría peligrar la producción de alimentos por el cambio climático global.

El Director General de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), José Graziano da Silva, durante el desarrollo del -7º Salón Internacional de la Agricultura en Marruecos (SIAM)- enfatizó que, “Todo lo que hagamos tiene que tener en cuenta el cambio climático, y el momento es ahora. No podemos permitirnos esperar”.

La FAO advierte que la situación agro-alimentaria se agrava año tras año y que es necesario prepararse ya para los cambios que se avecinan

 

Impacto

“El cambio climático tiene el potencial de reconfigurar el escenario de la producción alimentaria del planeta”, dijo Graziano da Silva, añadiendo que ha reintroducido “un elemento de incertidumbre” tras décadas en las que el hambre se debía más a la falta de acceso a medios para producir o comprar alimentos, que a la falta de suministros a nivel mundial.

“Los más pobres del mundo son particularmente vulnerables”, ya que, “No sólo tienen menos medios para reaccionar, sino que también tienden a vivir en zonas de producción ya marginales, donde se siente aún más el impacto del cambio climático en la producción agrícola”.

El director general de la FAO también destacó que “La agricultura familiar como herramienta para el desarrollo y la estabilidad rural representa una oportunidad para dinamizar las economías locales, rescatando los alimentos tradicionales, contribuyendo a una dieta equilibrada, a la protección de la biodiversidad agrícola del mundo y al uso sostenible de los recursos naturales”.

 

Cuestión transversal

En su discurso, Graziano da Silva señaló que el cambio climático es un reto que tanto las grandes explotaciones familiares modernas como los pequeños agricultores familiares deberán afrontar.

El cambio climático es una cuestión transversal que abarca una amplia gama de prioridades del desarrollo, incluyendo la erradicación del hambre, el apoyo a la producción sostenible, la reducción de la pobreza rural, la mejora de los mercados alimentarios y la creación de resiliencia, explicó.

Indicó que unos 500 millones de explotaciones familiares representan alrededor del 80 por ciento del total de explotaciones a nivel mundial, pero que entre ellas figuran también muchas de las familias más vulnerables del mundo.

Los agricultores familiares alcanzan cerca del 70 por ciento de todos los hogares con inseguridad alimentaria en las zonas rurales de los países en desarrollo.

“Al ofrecer un apoyo adecuado a la agricultura familiar, podemos combatir la inseguridad alimentaria llegando a un grupo que es de por sí vulnerable, y aumentando el suministro de alimentos donde más se necesita”, señaló Graziano da Silva y añadió que, “Vincular el apoyo productivo a la protección social ayudaría a impulsar el desarrollo local sostenible e inclusivo”.

“No podemos subestimar la importancia que la agricultura y la producción a pequeña escala tienen en la creación de empleos y la generación de ingresos”.

 

Opinión

La FAO insta a realizar un esfuerzo internacional en el que participen gobiernos, responsables políticos, el sector de la industria y todos aquellos implicados directa o indirectamente en la producción alimentaria para que cambien ya la forma en la que se producen los alimentos, no es algo que se pueda posponer.

Debemos tener en cuenta que además de la productividad, se ha de trabajar para reducir el derroche y el desperdicio de alimentos.

El mayor reto de la humanidad del siglo 21 según Luis Alberto Moreno, Presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) será: “Alimentar a una población mundial en rápido crecimiento sin extender la agricultura hacia áreas ambientalmente sensibles, sin disminuir la capacidad productiva de la tierra ya bajo cultivo y sin comprometer la calidad”.

 

Conclusión

El cambio climático va a provocar una nueva configuración del escenario de producción de alimentos del planeta y será uno de los principales problemas a los que nos enfrentaremos.

En menos de 40 años el mundo se podría enfrentar a una gran escasez de alimentos, un problema que tendría graves consecuencias para personas y gobiernos.

Aunque algunos cultivos en ciertas regiones del mundo puedan beneficiarse, en general se espera que los impactos del cambio climático sean negativos para la agricultura, amenazando la seguridad alimentaria mundial.

 

* Presidente / Asociación Amigos de los Parques Nacionales – AAPN –

   Experto Comisión Mundial de Áreas Protegidas – WCPA – de la IUCN-

   Red Latinoamericana de Áreas Protegidas – RELAP –

[ratings]

You must be logged in to post a comment Login