Consulado salvadoreño hace de tripas corazón

Personas de otras comunidades como esta colombiana ayuda a los salvadoreños de Prince George's, Maryland. Foto: Ramón Jiménez.

Personas de otras comunidades como esta colombiana ayuda a los salvadoreños de Prince George’s, Maryland. Foto: Ramón Jiménez.

Por Ramón Jiménez

Atrás quedaron los tiempos en que los salvadoreños interesados en algún trámite consular tenían que madrugar —aunque parezca mentira algunos llegaban antes de las 5am— para ser los primeros en la larga fila, que cada día se aglomeraba frente al Consulado General de El Salvador en Washington, D.C., ya sea el que se encontraba sobre la calle 16, luego cerca de Dupont Circle y ahora en la avenida Wisconsin.

Muchos de ellos ni siquiera lograban recibir el documento que deseaban a pesar de perder un día de trabajo, para quienes residen en el Distrito de Columbia, Maryland y Virginia.  Peor aún si las personas interesadas viven en las Carolinas (del Norte y del Sur), Delaware o West Virginia que significa gran pérdida de tiempo, un mayor gasto de combustible y otros desembolsos imprevistos.

Todo esto a pesar de que los empleados de esa oficina consular hacían largas horas de trabajo, que iniciaban a las 8 de la mañana —o antes— para permanecer en sus puestos hasta las 8 de la noche de lunes a viernes, además de que algunos fines de semana tenían que ofrecer servicios de consulados móviles, en lugares con alta concentración de salvadoreños pero alejados de la capital.

Luego llegó la apertura del vecino consulado de Woodbridge, Virginia y algunas mejoras en la tecnología —aunque no lo suficiente como quisieran— pero ahora a las 12 del mediodía ya tienen listo el trabajo, que antes les tomaba casi todo el día y les queda tiempo para hacer obras sociales en cárceles, hospitales y eventos de la comunidad.

“Queremos hacer del Consulado General de El Salvador en Washington, D.C. una entidad que de manera eficiente vele por las necesidades de los connacionales y represente eficazmente los intereses de nuestro país”, señaló el cónsul general Dagoberto Torres, durante un informe de labores en su primer año de gestión a cargo de esa oficina que tuvo lugar este fin de semana.

Cónsul general Dagoberto Torres. Foto: Ramón Jiménez.

Cónsul general Dagoberto Torres. Foto: Ramón Jiménez.

Confesó Torres que los logros obtenidos los últimos cinco años, y en particular desde que él llegó de Long Island, Nueva York, se han dado a pesar de las adversidades que ha tenido que enfrentar, mas que todo por falta de suficientes recursos económicos y de personal para afrontar toda la demanda de servicios de sus compatriotas de la región metropolitana de Washington, que según cálculos oficiales supera el medio millón.

Ahora, sostienen, se han reducido los tiempos en la expedición de pasaportes e incrementado el nivel de producción y productividad del personal y además se ha logrado motivarlos. De igual manera se han reducido las quejas de los usuarios.

Lo que Torres encontró al llegar fue una estructura verticalista e inoperante, instalaciones inadecuadas e insuficientes para el buen funcionamiento y renta demasiado onerosa por su ubicación en zona exclusiva de Washington entre otros.

La falta recursos se vino a empeorar cuando en 2007 la cónsul general —con la venia del gobierno central salvadoreño— firmaron un contrato de alquiler en el exclusivo sector de Georgetown, con un pago mensual de 29,000 dólares durante diez años.

Según Torres, con la asesoría de abogados expertos en bienes raíces están tratando de negociar un nuevo contrato con el propietario del inmueble, aunque tengan que pagar una multa de alrededor de 500 mil dólares por la ruptura del contrato.

“Hemos visto varios locales mucho mas amplios y funcionales en otra zonas de Washington que no pasan de 7 mil dólares mensuales, lo cual representaría un gran ahorro, que puede ser usado para mejorar nuestros servicios”, señaló el cónsul general.

Rosalía llegó desde Carolina del Norte y espera mejoras en su comunidad. Foto: Ramón Jiménez.

Rosalía llegó desde Carolina del Norte y espera mejoras en su comunidad. Foto: Ramón Jiménez.

Durante la presentación de su informe de labores se destacó el apoyo a la comunidad salvadoreña de Carolina del Norte (Charlotte, Raleigh, Durham, en otras) y Carolina del Sur; área en la que se tiene planeado abrir un nuevo consulado, sin especificar dónde ni en que fecha se daría la apertura, para  tener otra representación consular además de las 16 existentes en todo Estados Unidos.

Según datos presentados durante el informe, la población salvadoreña en el exterior sobrepasa los 3 millones. En Estados Unidos asciende a 2,800,000, (500 mil solo en la región de Washington), Canadá 130,000, Centro América, México y el Caribe 66,200, Europa 46,000, Australia 19,000 y en los países de Sudamérica 3,000.

[ratings]

You must be logged in to post a comment Login