Vicepresidente de la FIFA dice que aceptaría otra elección para la sede de 2022

Bin Hamman (der.) con Joseph Blatter (izq.), presidente de la FIFA, y Nicolás Leoz, expresidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol. Foto: AFP/BBC.

Bin Hamman (der.) con Joseph Blatter (izq.), presidente de la FIFA, y Nicolás Leoz, expresidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol. Foto: AFP/BBC.

Uno de los vicepresidentes de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) Jim Boyce le dijo a la BBC que él apoyaría una nueva votación para encontrar otra sede para el mundial de fútbol de 2022 si se comprueban las acusaciones de corrupción en la elección de Qatar.

El diario británico The Sunday Times publicó en las últimas horas que representantes de la FIFA recibieron en total más de US$5 millones para apoyar la candidatura del país árabe.

Contenido relacionado

Acusan otra vez a la FIFA de corrupción por Mundial de Qatar

¿Se pueden arreglar los partidos del Mundial Brasil 2014?

Presidente de la FIFA admite error en elección de Qatar para Mundial 2022

El jefe de investigadores del organismo internacional Michael Garcia está a cargo de las investigaciones oficiales.

“Si Garcia informa que ocurrió algo malo detrás del voto para la sede de 2022, entonces habrá que tomar esto muy en serio”, indicó Boyce, quien añadió que “no tendría problemas en recomendar una nueva votación”.

El vicepresidente de la FIFA dijo además que el investigador cuenta con el total apoyo del comité ejecutivo de la federación.

“Él podrá ir y hablar con quien quiera en cualquier parte del mundo para completar su misión. Toda la evidencia debe estar a su disposición y nosotros esperaremos su informe completo con sus averiguaciones”.

“Nada que ver con la candidatura”

Jim Boyce (izq.) dice que no se opondría a una nueva elección. Foto: AFP/BBC.

Jim Boyce (izq.) dice que no se opondría a una nueva elección. Foto: AFP/BBC.

El diario británico ubica en el centro de su investigación al exfuncionario de la FIFA Mohamed bin Hamman, quien además de ser oriundo de Qatar se desempeñó como presidente de la Confederación Asiática de Fútbol.

Según documentos secretos obtenidos por The Sunday Times, Bin Hamman hizo presión a favor de la candidatura para su país al menos un año antes de la elección de esa nación del Golfo.

Los papeles también indicarían que el directivo realizó pagos en las cuentas controladas por los presidentes de las 30 asociaciones de fútbol de África y en las cuentas controladas por el exvicepresidente de FIFA Jack Warner, de Trinidad y Tobago.

Tanto Qatar como Bin Hamman han rechazado cualquier acto ilícito en la candidatura del país para ser sede mundialista.

Qatar también ha negado que Bin Hamman haya tenido ningún papel oficial en la presentación de la candidatura y ha dicho que siempre actuó de forma independiente a la campaña oficial.

Cuando el diario británico buscó su opinión sobre la investigación periodística, Hamad Al Abdulla, hijo de Bin Hamman, respondió que su padre declinaba hacer comentarios.

Antecedentes

 

La FIFA ya ha sancionado dos veces a Bin Hamman.

Bin Hamman ya ha protagonizado otras controversias en el seno de la FIFA.

En julio de 2011 se lo alejó indefinidamente de todo cargo vinculado al fútbol tras haber sido encontrado culpable de intento de soborno en la elección del presidente de la asociación internacional.

Pero el castigo fue anulado un año después por la Corte de Arbitraje del Deporte por no encontrar suficiente evidencia detrás de la acusación.

La FIFA lo volvió a sancionar de por vida en diciembre de 2012 por “conflicto de intereses”, cuando era presidente de la Confederación Asiática de Fútbol.

En marzo de 2014, otro diario británico, el Daily Telegraph, informó que una compañía de Bin Hamman había pagado a Warner y a su familia más de US$2,8 millones.

Según los periodistas de esa publicación, el pago se realizó poco después de que Qatar ganara el derecho a celebrar el mundial de 2022.

Fuente: BBC Mundo

 

[ratings]

You must be logged in to post a comment Login