El Salvador: Histórica toma de posesión presidencial

El nuevo primer mandatario tras recibir la Banda Presidencial. Foto: Reuters/BBC.

El nuevo primer mandatario tras recibir la Banda Presidencial. Foto: Reuters/BBC.

Durante 12 años Salvador Sánchez Cerén combatió en las montañas contra la desigualdad y por cambios sociales; sin embargo, ayer Sánchez Cerén entró en un nuevo terreno de combate: Casa Presidencial, desde donde manejará el destino del país como Presidente de la República.

Sánchez Cerén fue juramentado como Jefe de Estado en una ceremonia en donde el protocolo quedó a un lado por varios momentos debido a las ovaciones, aplausos y consignas de un pueblo convencido que el nuevo mandatario dará continuidad a los cambios que, en los últimos cinco años, Mauricio Funes sentó las bases.

Y fue una toma de posesión histórica porque por primer vez en la historia se juramenta a un presidente que luchó militarmente en la guerrilla.

Originario de Quezaltepeque, Sánchez Cerén nació el 18 de junio de 1944 y militó en las Fuerzas Populares de Liberación (FPL), donde era conocido como Leonel González; estudió en la escuela normal de El Salvador y es fundador de ANDES 21 de JUNIO.

Y fue en el año 2012 que se conoció la postulación de Sánchez Cerén a la Presidente de la República, la cual ganó en marzo del presente año a Norman Quijano, de la ultra derecha ARENA.

Por ello fue que ayer Sánchez Cerén junto a Oscar Ortíz fueron juramentados como presidente y vicepresidente de la República por parte de Sigfrido Reyes, presidente de la Asamblea Legislativa.

Previo a la toma de protesta, desde tempranas horas el Centro Internacional de Ferias y Convenciones (CIFCO) se vio inundado por las delegaciones de invitados tanto locales como extranjeros que querían ser testigos del histórico evento.

En total, asistieron aproximadamente seis mil personas, incluidas delegaciones oficiales de 106 países amigos, 14 de las cuales son encabezadas por sus respectivos jefes de Estado y de Gobierno, así como campesinos, profesores, religiosos, amas de casa, jóvenes, mujeres, adultos mayores, obreros, estudiantes, universitarios, entre otros sectores.

El presidente del Órgano Legislativo, Sigfrido Reyes, fue quien dio la bienvenida a los asistentes y a la vez reconoció el aporte de los salvadoreños que cayeron en la guerra, en especial de Monseñor Óscar Arnulfo Romero, Roque Dalton, Farabundo Martí y el líder histórico del FMLN, Schafik Hándal, entre otros que fueron ovacionados por el público.

Acto seguido, hicieron su ingreso a CIFCO las diferentes delegaciones y representantes órganos de estado. Entre las personalidades que más ovaciones recibieron a su ingreso fueron Evo Morales, presidente de Bolivia; Rafael Correa, presidente de Ecuador; Antonio Valdez, vicepresidente de Cuba; y la delegación de Venezuela.

Luego llegó el turno del presidente saliente Mauricio Funes quien, acompañado por su esposa Vanda Pignado, recibió gritos y aplausos por parte de los presentes. ¡Funes! ¡Funes! Se escuchaba en el recinto. Y es que Funes destacó por ser el primer presidente del país que puso freno a los gobiernos areneros y que tomó las riendas desde el 2009 al 2014 implementando los cambios sociales, políticas económicas y sobre todo poniendo al descubierto la corrupción de los gobiernos de ARENA, como el caso del ex presidente Francisco Flores, por mal uso de las donaciones de Taiwán.

Luego llegó el turno del nuevo presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén quien, al igual que Funes, generó una lluvia de gritos como ¡El pueblo unido jamás será vencido! ¡si se pudo! Que se convirtieron en la marcha de ingreso del Presidente.

Tras el ingreso de las personalidades, se procedió al ingreso del pabellón nacional, se entonó el himno nacional y llegó el momento cumbre del evento: la toma de posesión de Sánchez Cerén.

Primero, Mauricio Funes fue despojado de la banda presidencial y entregada a Sigfrido Reyes. La acción generó una lluvia de aplausos para el que será recordado como el primer presidente de la izquierda en El Salvador.

Luego, Sánchez Cerén fue llamado al frente del estrado por Reyes para ser juramentado e imponerle la banda que lo acredita como presidente de la República de El Salvador por los siguientes cinco años.

Al momento de imponer la banda, las ovaciones, gritos, cosignas no se hicieron esperar en los presentes quienes, por más de un minuto, festejaron la consagración del segundo gobierno de izquierda en el país.

Tras Cerén, llegó el turno de Oscar Ortiz quien también recibió la banda que lo acredita como vicepresidente de la República por los cinco años venideros y la acción también desencadenó la ovación del respetable.

En su turno al micrófono, que a ratos fue interrumpido por la concurrencia debido a las ovaciones y consignas, Sánchez Cerén reafirmó su compromiso de construir un país de unidad y a gobernar con “Austeridad, eficiencia y transparencia”.

Finalizado el discurso, niños vestidos con el uniforme de su centro escolar, guantes blancos y una banda azul y blanco en su pecho ingresaron al Anfiteatro de CIFCO al ritmo de la canción “Escúchanos” y con una sonrisa esperanzadora Sánchez Cerén los saludo para poner punto y final a una toma de posesión histórica.

Fuente: DIARIO COLATINO/ARGENPRESS.Info

 

[ratings]

You must be logged in to post a comment Login