De chicha y nabo

Por Daniel de Cullá

 

Ella dice:

Llevo siete años conviviendo con un Asno

Que se dice Caballero

Quien, aunque funcionario

Es un porquero con sencillez

Y, lo más cierto

Con malicia rústica, y altanero.

Me hace el amor

Como quien busca un grillo

Meando contra un agujero entre hierbas y lino

En un campo de nabos.

Me dice “Chati”

Cuando me está penetrando

Sin saber que “Chati” es un animal felino.

Yo le digo “Chato”

Porque tiene la nariz poco saliente

Y como aplastada

Y lo único que le huele bien

Es el nabo

Como dicen que dijo un tal Quesada

Al fundar santa fe de Bogotá

Y que era natural de Granada.

Siempre me dice

Como los niños mancados

Faltos y privados de alguna cosa:

“Chati, quiero Chicha

Que Amor es sólo Carne

Y la mujer carnada

Ya sabes:

Cebo de carne para pescar

Y cazar bobos de baba

Que lo demás son manías

Que fijan en su imaginación

De un solo objeto

El Decálogo y la Iglesia”.

Mientras Amor se cultiva

Él, que ha echado gran tallo

Tararea una canción

Que dice de Madonna “Like a virgin”

Lo que no es cierto porque se lo ha inventado

Cantando así

Pene entrando en punto de randa o encaje:

“Trabaja temprano, Chati

Y ama carnero

Que para venirte un año bueno

Te vendrán cien malos

Que el resalte

Para asegurar en la tu caja “Mamoncilla”

(A pesar de la forma diminutiva de su nombre

Es de enorme tamaño)

El cañón de la pistola

Es necesario de abrazaderas

Que es lo que nos hace perder la chaveta

A los hombres tras los montes

Tronchando y comiendo las hojas

Cual gusano de seda

Después que ha despertado

A modo de coña

Para asegurar la unión entre dos

Besados y abrazados

Con los mismos ademanes y gestos

Que el que mama

Arrojando o echando de sí

La colmena las heces del gusano

Como hacen los novicios

En las órdenes regulares

Antes de profesar.

 

Daniel de Cullá escribe desde Burgos, España

Fuente: ARGENPRESS CULTURAL

 

 

[ratings]

You must be logged in to post a comment Login