Operación cangrejo

Por Teresa Gurza

¡Miren que monada! nosotros malpensando que tenía tratos criminales con La Tuta, y el pobre accedió a beber con él una o dos cervezas, solo para defender a su familia y pedirle no extorsione más, a los empresarios michoacanos.

Lástima que algunos presuntos delincuentes, sean también tan cobardes.

Es cansado seguir oyendo que pueden ver a la sociedad “con la frente en alto” para luego iniciar como Rodrigo Vallejo Mora, la Operación Cangrejo; bien aprendida de su padre y que consiste en negar primero, para ir retrocediendo hasta la total aceptación, cuando ya no queda de otra.

Vallejo le dijo a Rafael Cortés reportero de una emisora radial michoacana, que aceptó ver La Tuta para que su hermano, al que de paso balconeó, no acabara asesinado por el narcotraficante por unas supuestas deudas.

Y que cuando le reclamó “ahí di los papeles de un carro que me acaban de entregar a ver si lo vendía… para que no le hicieran nada a mi familia… yo doy la vida por mi hermano…”

Relata que todo era tan normal, que “de hecho nos paramos varias veces al baño, atrás de la chocita donde estaban vendiendo las golosinas, todo muy austero…”;  como si la falta de elegancia quitara responsabilidades.

Y al comentar lo hablado, dijo que el jefe templario le pidió “trae más agua para acá”; el más por si lo ignora, implica un antes; y decir “cerca de donde vive este señor…” indica conocer el domicilio.

A ver que sale en los interrogatorios de la PGR.

Y no acabamos de digerir una noticia, cuando saltan otras.

Etcétera difunde que en su Informe de Desarrollo Humano 2014, la ONU especifica que hay en el mundo más de dos mil 220 millones de personas en situación de pobreza y que el 12 por ciento pasa hambre; y advierte que esas situaciones podrían terminar, si se empleará en ello un poco menos del dos por ciento del PIB mundial.

¿Por qué no se hace?

Por lo mismo que en pleno Siglo 21, hay en México más de cinco millones y cuarto de mexicanos analfabetas.

Pero ánimo porque serán dos millones menos, cuando termine en el 2018 la Campaña Nacional de Alfabetismo y Abatimiento del Rezago Educativo que arranca este mes; los demás, ¡lástima Margarito!.

Y ni imaginar a donde llegará la mala calidad de los servicios del IMSS cuando dentro de 15 años, se vean presionados por la cantidad de ancianos; ¡ya ahora en el Hospital de Cuautla faltan medicamentos, no hay yeso para las fracturas, y a los internados les ponen cartones doblados, en lugar de almohadas!.

Se dice que es por falta de recursos, siendo que hay derroche del dinero público.

En un reciente artículo en Excelsior,  Humberto Musacchio reproduce información del Senado que muestra pagó más de dos millones de pesos, para que 18 personas estuvieran en el Homenaje a Octavio Paz en Madrid; de ellas 12 senadores y el escritor Enrique Krauze, viajaron con boletos de avión business-class; y hubo viáticos de entre dos mil 400 y mil 800 euros, por cabeza.

El también periodista Jorge Meléndez, cita un estudio de Víctor Bárcenas de Radio Educación que precisa que se nos van 20 mil pesos cada minuto en mantener a los partidos políticos; o más bien a sus líderes; porque como dice Jorge, los partidos siempre están endeudados.

Y las recientes reformas revelan que tenemos legisladores que prefirieron “la salud financiera de Pemex”, a la de todos los mexicanos.

¿Cómo estará ese infiernito que hasta el gobernador de California Jerry Brown, recomendó a los senadores “mano dura” contra las petroleras que invertirán en el país, para que no nos vayan a comer vivos?

Las petroleras ajenas, igual que los legisladores propios, no tienen llenadera.

Ahí está la diputada panista Elizabeth Vargas, que aprovechó las largas sesiones para vender en plena Cámara y a sus colegas, catres de 400 pesos a 900.

Y mientras las malas nuevas se multiplican, tenemos que capear temporales con estados ‘abdicantes’, como los llama Jesús Silva- Herzog Márquez; “porque son incapaces de atender sus responsabilidades más elementales, castigar delincuentes, cuidar a los más vulnerables y supervisar la gestión privada de la asistencia social”.

Precisamente por eso, les estalló el albergue zamorano de Rosa Verduzco; y no tarda en explotarles la Nueva Jerusalén, territorio donde solo rigen las leyes de los locos jerarcas que ahí dominan.

[ratings]

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, actual Managing Editor de MetroLatinoUSA. Periodista que cubre eventos de las comunidades latinas en Washington D.C., Maryland y Virginia. Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia. Galardonado en numerosas ocasiones por parte de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas (NAHP) y otras organizaciones comunitarias y deportivas de la región metropolitana de esta capital. También premiado en dos ocasiones como Mejor Periodista del Año por la cobertura de la comunidad salvadoreña; premios otorgados por la Oficina de Asuntos Latinos del Alcalde de Washington (OLA) y otras organizaciones. Ha sido miembro del jurado calificador en diferentes concursos literarios, de belleza y talento en la región metropolitana. Ha visitado zonas de desastre en Nicaragua, Honduras y El Salvador e invitado a esos países por organizaciones que asisten a personas de escasos recursos económicos. Antes trabajó en otros medios de prensa de Virginia y Washington, D.C., incluyendo reportajes para una agencia noticiosa mundial.

You must be logged in to post a comment Login