Logros, olvidos y golpes

Por Teresa Gurza

Mucha ha sido la actividad  de los partidos y del gobierno federal, en los últimos días.

El PRI anunció demandas contra el Grupo México, que mintió respecto de las causas del derrame de 40 mil metros cúbicos de sulfato de cobre, en el Río Sonora.

El gobierno de Peña Nieto sometió a los dueños, que tendrán que pagar además de las multas, dos mil millones de pesos para reparar los daños ambientales y materiales que ocasionaron; y si no alcanza, deberán poner más.

Y está también investigando al gobernador panista de esa entidad, Guillermo Padrés, por hacer en terrenos federales un acueducto y una presa con capacidad de más de seis millones de metros cúbicos, que dejó sin agua a los vecinos.

Esas obras enormes y hechas sin que aparentemente nadie del gobierno calderonista se enterara, benefician las propiedades agrícolas de Padrés; y por su efecto, subieron de menos de 50 a más de 430 millones de pesos.

En caso de que las construcciones, cuya existencia reveló el programa Punto de Partida de Denise Maerker, carezcan de permisos “serán demolidas” afirmó David Korenfeld, titular de la Comisión Nacional del Agua y cuya remoción había pedido sin éxito el gobernador mencionado; que aterrado ante lo que se le viene, empezó este jueves a “desfogar” la presa.

El PRD y el INE pasan juntos y con buena calificación la prueba de las elecciones internas de ese partido, que por cierto permanentemente desconoció los resultados electorales avalados por el IFE.

Y Marcelo Ebrard quiso resucitar políticamente retando a un debate sobre la línea 12 del Metro a Miguel Mancera, que no aceptó subirse al ring.

Seguramente Ebrard olvida, que fue su prisa y la de Calderón por inaugurarla, la razón principal para que la Dorada no haya funcionado como debía.

Mala memoria muestra así mismo, Rosario Robles en sus declaraciones sobre el nuevo Prospera; en las que afirma que este programa tiene 17 años de edad.

Son varios más; porque con el nombre de Programa Nacional de Solidaridad, fue instrumentado en el gobierno de Carlos Salinas por Carlos Rojas con las mismas obligaciones para las madres y los niños beneficiados; como son el compromiso de ir a la escuela y las clínicas.

Pero Pronasol, ayudaba con eficacia a las mujeres que querían espaciar los hijos; en tanto que ahora, según testimonio de varias muchachas, en el Seguro Popular y en el IMSS les colocan dispositivos intrauterinos que por molestos y dolorosos tienen que quitarse, y les dan pastillas anticonceptivas que no funcionan.

Si Robles ‘olvida’ hasta los años que llevan los gobiernos mexicanos luchando contra la pobreza, ¿cómo creerle que hoy sí, servirá el ‘nuevo’ programa?

¿Y que sus recursos no se seguirán malgastando por corrupción, ineficiencia y dispendios sin sentido, que pueden calificarse de criminales en un país de brutal desigualdad y cincuenta y tres millones de pobres, como el nuestro?

Otro olvidadizo de la semana, es el presidente del PAN Gustavo Madero, que arremetió contra los medios de comunicación.

Sin valentía para acusar directamente, nos responsabilizó a todos de promover “cobardes difamaciones sin voz y sin rostro”, contra su partido.

Medio raro está eso; porque no somos los periodistas los inventores de los moches y la corrupción de sus legisladores; de  los enriquecimientos personales por el ‘desvío’ de dineros públicos; de las fallas y guerras de los sexenios de Fox y Calderón; de los castillos, fraccionamientos y comilonas del senador Preciado; de la presa y el acueducto de su gobernador sonorense; de las fiestas de Puerto Vallarta; de la “erosión ética” por la que reconoce, pasan; de la complicidad de muchos con muchos, imitando lo que antes criticaban al PRI; de que en Estados Unidos se ligue a Luis Ignacio Muñoz, ex funcionario de Sedesol de Calderón, con el Cártel de Sinaloa  etc, etc, etc…

Y no se trata de puras invenciones y trascendidos como afirma, porque hay videos, documentos y acusaciones hasta de panistas contra panistas.

Es ataque directo a la libertad de expresión y crimen que no debe quedar impune, la golpiza que tres salvajes mandados por Nicasio Aguirre, director de la policía municipal de Silao, propinaron a la reportera Karla Silva.

¿El motivo?, “no bajarle de huevos a sus notas”.

[ratings]

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, actual Managing Editor de MetroLatinoUSA. Periodista que cubre eventos de las comunidades latinas en Washington D.C., Maryland y Virginia. Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia. Galardonado en numerosas ocasiones por parte de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas (NAHP) y otras organizaciones comunitarias y deportivas de la región metropolitana de esta capital. También premiado en dos ocasiones como Mejor Periodista del Año por la cobertura de la comunidad salvadoreña; premios otorgados por la Oficina de Asuntos Latinos del Alcalde de Washington (OLA) y otras organizaciones. Ha sido miembro del jurado calificador en diferentes concursos literarios, de belleza y talento en la región metropolitana. Ha visitado zonas de desastre en Nicaragua, Honduras y El Salvador e invitado a esos países por organizaciones que asisten a personas de escasos recursos económicos. Antes trabajó en otros medios de prensa de Virginia y Washington, D.C., incluyendo reportajes para una agencia noticiosa mundial.

You must be logged in to post a comment Login