¿Quiénes son los navajos, la tribu que logró la mayor compensación de la historia en EE.UU.?

Los navajos forman la comunidad nativa estadounidense más numerosa. Foto: AP/BBC.

Los navajos forman la comunidad nativa estadounidense más numerosa. Foto: AP/BBC.

Ha sido calificada como la mayor compensación económica que el gobierno federal le dará a un grupo indígena individual en la historia de Estados Unidos.

Los navajos recibirán US$554 millones como indemnización por la mala gestión que el gobierno federal de EE.UU. ha hecho de los fondos y recursos de las tierras que les pertenecen.

Es la mayor de las demandas presentadas en los últimos años por decenas de grupos originarios contra el Estado y por los que hasta ahora el gobierno ha pagado un total de US$ 2.000 millones.

En las próximas semanas, la sociedad navaja y sus líderes deberán empezar consultas para decidir cómo se invierte el dinero de modo que los ayude a paliar la pobreza en la que están sumidas muchas de sus comunidades.

Por lo pronto hay “euforia”, como le dice a BBC Mundo Deswood Tome, asesor especial del presidente de la Nación Navajo, Ben Shelly.

“Estamos felices al ver que EE.UU. aceptó sellar la disputa en lugar de proseguir el litigio en los tribunales.

“Es la primera vez que el gobierno federal decide no combatir a una tribu india y en su lugar acepta dar lo que legalmente le corresponde a la comunidad nativa con una compensación de tal magnitud”, agrega Tome.

Lea también: EE.UU.: acuerdo millonario entre el gobierno y la comunidad de los navajo

¿Quiénes son los navajos?

Los navajos forman la mayor comunidad nativa estadounidense, con más de 300.000 miembros según cifras del año 2011, repartidos entre los estados de Arizona, Nuevo México, Utah y Colorado.

Un pequeño grupo de 37 navajos habitan en Chihuahua y Sonora, en el norte de México.

Las tierras ancestrales de los Navajo se extienden por Arizona, Nuevo México, Utah y Colorado y llega Sonora y Chihuahua, norte de México. Foto: AP/BBC.

Las tierras ancestrales de los Navajo se extienden por Arizona, Nuevo México, Utah y Colorado y llega Sonora y Chihuahua, norte de México. Foto: AP/BBC.

Llegados desde Canadá, los navajos se establecieron en el suroeste de Estados Unidos en el siglo XIII. Cazadores y recolectores por naturaleza, aprendieron a cultivar y tejer de los indios pueblo.

De los españoles, con los que entraron en contacto en el siglo XVII, aprendieron a criar ovejas y a trabajar la plata y las piedras preciosas

Los navajos se denominan a sí mismos dané, que en su idioma significa pueblo.

En un principio, los españoles utilizaron el término “indios apaches de Navajó” para referirse a ellos. En 1640 ya se los conocía simplemente como navajos.

La palabra navajo proviene del vocablo “navahuu”, que significa campo de cultivo en cauce seco.

Pertenecen al grupo etnológico de los atapascano, si bien algunas leyendas cuentan que su origen es mixto e integra componentes de otros grupos indígenas como los zuni, pueblo, shoshone y yuma.

 En la década de 1920 descubrieron petróleo en territorio navajo. Foto: AP/BBC.


En la década de 1920 descubrieron petróleo en territorio navajo. Foto: AP/BBC.

Con el paso de los siglos se mezclaron con otras etnias, la blanca incluida.

Sus rostros son expresivos y la mujer –que goza de gran independencia- juega un papel preponderante en la comunidad.

Tradicionalmente ellas poseían el ganado y la tierra. Al casarse el hombre navajo se traslada a vivir con la mujer en casa de ella.

Los niños nacen y pertenecen al clan de la madre.

Creación de la mayor reserva indígena

El primer contacto oficial entre los navajos y Estados Unidos se dio en 1846, cuando el general estadounidense Stephen W. Kearny invadió Santa Fe con 1.600 hombres durante la guerra mexicano-americana.

A partir de entonces, los navajos tuvieron varios enfrentamientos violentos con el ejército de EE.UU. y al final fueron sometidos.

Obra del artista navajo Bert Benally en una localidad remota de la Nación Navajo cerca del cañón Coyote. Foto: AP/BBC.

Obra del artista navajo Bert Benally en una localidad remota de la Nación Navajo cerca del cañón Coyote. Foto: AP/BBC.

En 1868, tras la firma de un tratado negociado entre líderes navajos y el gobierno federal se creó la Reserva del pueblo navajo, el mayor territorio bajo su jurisdicción dentro de EE.UU.

Es además la reserva individual más grande de cualquier comunidad indígena en el país, con una extensión de casi 70.000 kilómetros cuadrados.

Está situada en el área de las Cuatro Esquinas, punto donde convergen los estados de Arizona, Nuevo México, Utah y Colorado.

Una nación organizada

El descubrimiento de petróleo en territorio navajo a principio de la década de los 20 del siglo pasado creó la necesidad de una forma de gobierno más sistemática.

En 1923 se estableció un gobierno tribal para hacer frente a los crecientes deseos de las empresas petroleras estadounidenses para tener el usufructo de territorio navajo para su exploración.

Desde entonces, el gobierno navajo ha evolucionado y desde 1991 tiene tres ramas: Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

Ben Shelly es el presidente de la Nación Navajo, cuerpo gubernamental que rige la reserva indígena más grande de EE. Foto: AP/BBC.

Ben Shelly es el presidente de la Nación Navajo, cuerpo gubernamental que rige la reserva indígena más grande de EE. Foto: AP/BBC.

La Nación Navajo constituye un cuerpo gubernamental independiente que gestiona la Reserva.

Su presidente actual es Ben SHelly y la capital está en Window Rock, Arizona.

Los navajos participan en una amplia variedad de empresas económicas que incluyen el cultivo, la minería y la producción y venta de alfombras tejidas, alfarería y joyería típica.

El idioma navajo se habla en toda la región, y la mayoría de ellos también habla inglés.

Los codificadores navajos en la II Guerra Mundial

Durante la Segunda Guerra Mundial cientos de navajos se unieron como “codificadores” a las Fuerzas Armadas de EE.UU., para desempeñar funciones como operadores de radio hablando su lengua nativa, la cual era imposible de comprender por los japoneses.

El mayor Howard Connor, de la División Quinta de la Marina declaró: “Si no hubiera sido por los navajos, los infantes de marines nunca se hubieran apoderado de Iwo Jima”.

La Reserva de los navajos tiene una extensión de casi 70.000 kilómetros cuadrados.

En mayo de 1942, los primeros 29 navajos reclutados comenzaron su entrenamiento en Camp Pendleton, California. Este primer grupo creó el código navajo.

Desarrollaron un diccionario y numerosas palabras para expresar términos militares.

Tenían que ser memorizados durante el entrenamiento.

Los navajos podían codificar, transmitir, y decodificar un mensaje de tres líneas en inglés en 20 segundos.

Las máquinas de aquella época requerían 30 minutos para desempeñar esa misma tarea.

Aproximadamente 400 navajos fueron entrenados como codificadores.

Los japoneses nunca lograron descifrar el código navajo.

Lea también: Murió Chester Nez, último de los “codificadores navajos”

 

Los navajos forman la comunidad nativa estadounidense más numerosa.

 

Ha sido calificada como la mayor compensación económica que el gobierno federal le dará a un grupo indígena individual en la historia de Estados Unidos.

Los navajos recibirán US$554 millones como indemnización por la mala gestión que el gobierno federal de EE.UU. ha hecho de los fondos y recursos de las tierras que les pertenecen.

Es la mayor de las demandas presentadas en los últimos años por decenas de grupos originarios contra el Estado y por los que hasta ahora el gobierno ha pagado un total de US$ 2.000 millones.

En las próximas semanas, la sociedad navaja y sus líderes deberán empezar consultas para decidir cómo se invierte el dinero de modo que los ayude a paliar la pobreza en la que están sumidas muchas de sus comunidades.

Por lo pronto hay “euforia”, como le dice a BBC Mundo Deswood Tome, asesor especial del presidente de la Nación Navajo, Ben Shelly.

“Estamos felices al ver que EE.UU. aceptó sellar la disputa en lugar de proseguir el litigio en los tribunales.

“Es la primera vez que el gobierno federal decide no combatir a una tribu india y en su lugar acepta dar lo que legalmente le corresponde a la comunidad nativa con una compensación de tal magnitud”, agrega Tome.

Lea también: EE.UU.: acuerdo millonario entre el gobierno y la comunidad de los navajo

¿Quiénes son los navajos?

Los navajos forman la mayor comunidad nativa estadounidense, con más de 300.000 miembros según cifras del año 2011, repartidos entre los estados de Arizona, Nuevo México, Utah y Colorado.

Un pequeño grupo de 37 navajos habitan en Chihuahua y Sonora, en el norte de México.

Las tierras ancestrales de los Navajo se extienden por Arizona, Nuevo México, Utah y Colorado y llega Sonora y Chihuahua, norte de México.

Llegados desde Canadá, los navajos se establecieron en el suroeste de Estados Unidos en el siglo XIII. Cazadores y recolectores por naturaleza, aprendieron a cultivar y tejer de los indios pueblo.

De los españoles, con los que entraron en contacto en el siglo XVII, aprendieron a criar ovejas y a trabajar la plata y las piedras preciosas

Los navajos se denominan a sí mismos dané, que en su idioma significa pueblo.

En un principio, los españoles utilizaron el término “indios apaches de Navajó” para referirse a ellos. En 1640 ya se los conocía simplemente como navajos.

La palabra navajo proviene del vocablo “navahuu”, que significa campo de cultivo en cauce seco.

Pertenecen al grupo etnológico de los atapascano, si bien algunas leyendas cuentan que su origen es mixto e integra componentes de otros grupos indígenas como los zuni, pueblo, shoshone y yuma.

En la década de 1920 descubrieron petróleo en territorio navajo.

Con el paso de los siglos se mezclaron con otras etnias, la blanca incluida.

Sus rostros son expresivos y la mujer –que goza de gran independencia- juega un papel preponderante en la comunidad.

Tradicionalmente ellas poseían el ganado y la tierra. Al casarse el hombre navajo se traslada a vivir con la mujer en casa de ella.

Los niños nacen y pertenecen al clan de la madre.

Creación de la mayor reserva indígena

El primer contacto oficial entre los navajos y Estados Unidos se dio en 1846, cuando el general estadounidense Stephen W. Kearny invadió Santa Fe con 1.600 hombres durante la guerra mexicano-americana.

A partir de entonces, los navajos tuvieron varios enfrentamientos violentos con el ejército de EE.UU. y al final fueron sometidos.

Obra del artista navajo Bert Benally en una localidad remota de la Nación Navajo cerca del cañón Coyote.

En 1868, tras la firma de un tratado negociado entre líderes navajos y el gobierno federal se creó la Reserva del pueblo navajo, el mayor territorio bajo su jurisdicción dentro de EE.UU.

Es además la reserva individual más grande de cualquier comunidad indígena en el país, con una extensión de casi 70.000 kilómetros cuadrados.

Está situada en el área de las Cuatro Esquinas, punto donde convergen los estados de Arizona, Nuevo México, Utah y Colorado.

Una nación organizada

El descubrimiento de petróleo en territorio navajo a principio de la década de los 20 del siglo pasado creó la necesidad de una forma de gobierno más sistemática.

En 1923 se estableció un gobierno tribal para hacer frente a los crecientes deseos de las empresas petroleras estadounidenses para tener el usufructo de territorio navajo para su exploración.

Desde entonces, el gobierno navajo ha evolucionado y desde 1991 tiene tres ramas: Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

Ben Shelly es el presidente de la Nación Navajo, cuerpo gubernamental que rige la reserva indígena más grande de EE.UU.

La Nación Navajo constituye un cuerpo gubernamental independiente que gestiona la Reserva.

Su presidente actual es Ben SHelly y la capital está en Window Rock, Arizona.

Los navajos participan en una amplia variedad de empresas económicas que incluyen el cultivo, la minería y la producción y venta de alfombras tejidas, alfarería y joyería típica.

El idioma navajo se habla en toda la región, y la mayoría de ellos también habla inglés.

Los codificadores navajos en la II Guerra Mundial

Durante la Segunda Guerra Mundial cientos de navajos se unieron como “codificadores” a las Fuerzas Armadas de EE.UU., para desempeñar funciones como operadores de radio hablando su lengua nativa, la cual era imposible de comprender por los japoneses.

El mayor Howard Connor, de la División Quinta de la Marina declaró: “Si no hubiera sido por los navajos, los infantes de marines nunca se hubieran apoderado de Iwo Jima”.

La Reserva de los navajos tiene una extensión de casi 70.000 kilómetros cuadrados. Foto: Getty/BBC.

La Reserva de los navajos tiene una extensión de casi 70.000 kilómetros cuadrados. Foto: Getty/BBC.

En mayo de 1942, los primeros 29 navajos reclutados comenzaron su entrenamiento en Camp Pendleton, California. Este primer grupo creó el código navajo.

Desarrollaron un diccionario y numerosas palabras para expresar términos militares.

Tenían que ser memorizados durante el entrenamiento.

Los navajos podían codificar, transmitir, y decodificar un mensaje de tres líneas en inglés en 20 segundos.

Las máquinas de aquella época requerían 30 minutos para desempeñar esa misma tarea.

Aproximadamente 400 navajos fueron entrenados como codificadores.

Los japoneses nunca lograron descifrar el código navajo.

Lea también: Murió Chester Nez, último de los “codificadores navajos”

 

[ratings]

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, actual Managing Editor de MetroLatinoUSA. Periodista que cubre eventos de las comunidades latinas en Washington D.C., Maryland y Virginia. Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia. Galardonado en numerosas ocasiones por parte de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas (NAHP) y otras organizaciones comunitarias y deportivas de la región metropolitana de esta capital. También premiado en dos ocasiones como Mejor Periodista del Año por la cobertura de la comunidad salvadoreña; premios otorgados por la Oficina de Asuntos Latinos del Alcalde de Washington (OLA) y otras organizaciones. Ha sido miembro del jurado calificador en diferentes concursos literarios, de belleza y talento en la región metropolitana. Ha visitado zonas de desastre en Nicaragua, Honduras y El Salvador e invitado a esos países por organizaciones que asisten a personas de escasos recursos económicos. Antes trabajó en otros medios de prensa de Virginia y Washington, D.C., incluyendo reportajes para una agencia noticiosa mundial.

You must be logged in to post a comment Login