Ministros de salud de las Américas acuerdan plan de ayuda internacional

Conformarán de una red de salud interamericana para emergencias, con el apoyo de la OPS/OMS.

 

Washington, DC, 2 de octubre de 2014 (OPS/OMS).- Los ministerios de Salud de las Américas acordaron un plan de acción para fortalecer su capacidad de coordinación del envío y recepción de la ayuda humanitaria internacional durante situaciones de emergencias y desastres, con el fin de dar una respuesta oportuna y eficaz, y salvar vidas.

La gran mayoría de los países de la región tienen la capacidad para responder con sus propios recursos humanos y materiales a emergencias y desastres de escala moderada. Sin embargo, cuando ocurren eventos de mayor magnitud, la asistencia internacional sigue siendo necesaria para complementar los esfuerzos de los países afectados.

“La meta es salvar vidas, evitar discapacidades y proteger la salud, en particular de las mujeres, los niños y las niñas, los adultos mayores, personas con discapacidad o quienes viven en situación de vulnerabilidad, todo en un marco de equidad, transparencia e inclusión”, señaló Ciro Ugarte, gerente regional del Programa de Emergencias y Desastres de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS).

La creación de una red de asistencia humanitaria internacional en salud para emergencias en las Américas es una de las acciones que prevé el Plan de acción para coordinar la asistencia humanitaria 2014-2019, aprobado durante el 53° Consejo Directivo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que tuvo lugar en Washington, DC, del 29 de septiembre al 3 de octubre.

La red, que servirá para agilizar la cooperación y disminuir los tiempos de respuesta durante una emergencia o desastre, interconectará los sistemas logísticos del sector salud de diversos países y permitirá entre otras cosas, el avance en un sistema de registro de equipos médicos internacionales, acorde con estándares internacionales.

Además, los países y la OPS/OMS buscarán:

·         fortalecer e incrementar las alianzas y la cooperación para facilitar la asistencia humanitaria en materia de salud;

·         establecer un mecanismo regional de registro de equipos médicos internacionales;

·         disponer de mecanismos de coordinación de la asistencia humanitaria bajo el liderazgo del país afectado.

“La asistencia humanitaria exige el establecimiento de mecanismos adecuados de coordinación nacional e internacional para asegurar que la atención médica y las intervenciones de salud pública se lleven a cabo respetando los acuerdos, la cultura y las costumbres de los países afectados”, indicó Ugarte.

El Plan de acción responde a una serie de compromisos asumidos por los países ante la Conferencia Sanitaria Panamericana de la OPS y la Asamblea Mundial de la Salud, así como también a la necesidad de mejorar la coordinación entre los diferentes actores que trabajan en la respuesta a emergencias, una meta establecida en la Reforma Humanitaria y en la Agenda Transformativa de las Naciones Unidas.

La OPS trabaja con los países de las Américas para mejorar la salud y la calidad de la vida de su población. Fundada en 1902, es la organización internacional de salud pública más antigua del mundo. Actúa como la oficina regional para las Américas de la OMS y es la agencia especializada en salud del sistema interamericano.

—————————————————————————————————-

Países de las Américas buscarán reducir la ceguera y la deficiencia visual

Más de 26 millones de personas de las Américas sufren de alguna deficiencia visual. De ellas, más de 3 millones son ciegas y la mayoría tiene más de 50 años. Cerca del 80% de los casos de discapacidad visual son prevenibles o curables.

Washington DC, 2 de octubre de 2014 (OPS/OMS).- A pesar de que el 80% de los casos de discapacidad visual son prevenibles o curables, más de 26 millones de personas en las Américas sufren de algún impedimento visual, es decir, son ciegas o tienen dificultades para ver con claridad. Para hacer frente a esta problemática de salud pública, los países de las Américas aprobaron un plan de acción que busca mejorar la visión y evitar especialmente que bebés prematuros, niños en edad escolar y personas mayores de 50 años pierdan la visión.

Durante el 53° Consejo Directivo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que reunió en Washington, DC, a los ministros de salud de la región para establecer acuerdos y trazar la ruta a seguir con el fin de mejorar la salud de la población de las Américas, las máximas autoridades sanitarias del hemisferio se comprometieron a llevar adelante acciones para prevenir la ceguera y las deficiencias visuales evitables.

El objetivo del plan de acción acordado, que propone una serie de medidas de aquí al 2019, es atacar una problemática que se estima representará un reto en el futuro debido al aumento de la población, su longevidad y la mayor demanda de atención que recaerá sobre los servicios de salud.

En las Américas, más de 3 millones de personas son ciegas y la mayoría tiene más de 50 años. La catarata y el glaucoma causan el 75% de los casos de ceguera, y la diabetes es un factor determinante en la perdida de la visión. Otras causas incluyen la retinopatía diabética, el glaucoma, la degeneración macular asociada a la edad y los errores de refracción. En el Caribe, la incidencia de discapacidad visual es alta.

El plan de acción llama también la atención sobre la necesidad de mejorar la atención neonatal para abordar la retinopatía del prematuro, la cual puede dejar ciegos a los bebés nacidos antes de término, y que se presenta en proporciones epidémicas en los países con menor desarrollo. Otro de los ejes de la iniciativa está puesto en los niños en edad escolar. Se calcula que en América Latina un 7% de los escolares puede necesitar corrección óptica.

“En la última década se ha logrado mejorar la cobertura y el acceso a los servicios de atención oftálmica para prevenir y corregir las deficiencias visuales en las Américas, pero debemos hacer aún más esfuerzos para controlar la ceguera y los impedimentos visuales por catarata y otras causas; así como mejorar la calidad de los servicios de  cirugía”, señaló el asesor regional de la OPS/OMS para salud visual, Juan Carlos Silva.

La cantidad de oftalmólogos necesarios para reducir el número de personas que pierden la visión parcial o totalmente es suficiente según encuestas realizadas en casi la mitad de los países de la región. Sin embargo, existe un desequilibrio en su distribución.

Para lograr una reducción de la discapacidad visual evitable y garantizar el acceso a los servicios de rehabilitación, el plan propone a los países, entre otras cosas:

 

·   Generar y usar evidencia sobre la salud ocular de la población para la toma de decisiones y la formulación de políticas basadas en evidencia;

·    formular, actualizar, aplicar y hacer seguimiento a las políticas y planes nacionales y subnacionales;

·    contar con servicios de salud ocular disponibles, accesibles, asequibles y de calidad para toda la población;

·    crear y mantener una fuerza de trabajo capacitada, productiva y distribuida de manera equitativa;

·    fortalecer la capacidad organizativa de los servicios públicos de oftalmología para prestar servicios de atención oftalmológica eficientes, asequibles y de alta calidad;

·    fortalecer el sistema de atención primaria ocular para detectar y referir a personas mayores de 50 años con deficiencia visual;

·    establecer un sistema de calidad y productividad quirúrgicas en los servicios de cirugía de catarata;

·    aumentar la cobertura de la cirugía de catarata a todos los segmentos de la población y el cumplimiento de los estándares de calidad;

·    formular programas para mejorar la calidad de la atención neonatal, la prevención, detección y tratamiento de la retinopatía del prematuro;

·    detectar y tratar defectos de refracción no corregidos en escolares y adolescentes mediante programas de tamizaje y manejo eficaces.

 

El Plan de acción para la prevención de la ceguera y las deficiencias visuales 2014-2019 es una actualización de otro aprobado por el Consejo Directivo de la OPS en 2009. El nuevo plan incorpora los compromisos establecidos por el Plan mundial de la OMS 2014 y el Plan Estratégico de la OPS 2014-2019. Fue elaborado con aportes de los ministerios de Salud de las Américas, grupos de expertos, centros colaboradores y de socios internacionales.

Desde 2009, el programa de salud ocular de la OPS ha generado y utilizado evidencia epidemiológica sobre las deficiencias visuales, ha preparado documentación sobre buenas prácticas y apoyado tanto la formulación de políticas, planes y programas nacionales como el fortalecimiento de los servicios y sistemas de salud ocular, que contribuyen a mejorar el acceso universal a la salud ocular.

 

En números:

·      26 millones de personas de la región de las Américas sufrían de algún impedimento visual en 2010.

·      De ellas, más de 3 millones eran ciegas y la mayoría tenía más de 50 años.

·      Cerca del 80% de los casos de ceguera podrían haberse evitado

·      La retinopatía diabética llega a representar hasta un 16% de los casos de ceguera a nivel nacional en países de la región.

·      Entre las personas diabéticas, 30% desarrollan retinopatía diabética y 1% sufre de retinopatía diabética proliferativa con muy alto riesgo de ceguera.

·      En América Latina, la prevalencia de glaucoma varía entre 1% y 3,4% en personas mayores de 50 años y alcanza a representar entre 15% y 20% de las causas de ceguera en los países con más ascendencia africana.

·      En el Caribe, la prevalencia de glaucoma de ángulo abierto en personas mayores de 40 años de edad es superior a 7%.

·      La degeneración macular relacionada con la edad causa el 7% de la ceguera y el 3% de la deficiencia  visual en el mundo y es una causa importante de ceguera en los países del Cono Sur.

·      Se calcula que en América Latina un 7% de los escolares puede necesitar corrección óptica.

 

[ratings]

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, actual Managing Editor de MetroLatinoUSA. Periodista que cubre eventos de las comunidades latinas en Washington D.C., Maryland y Virginia. Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia. Galardonado en numerosas ocasiones por parte de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas (NAHP) y otras organizaciones comunitarias y deportivas de la región metropolitana de esta capital. También premiado en dos ocasiones como Mejor Periodista del Año por la cobertura de la comunidad salvadoreña; premios otorgados por la Oficina de Asuntos Latinos del Alcalde de Washington (OLA) y otras organizaciones. Ha sido miembro del jurado calificador en diferentes concursos literarios, de belleza y talento en la región metropolitana. Ha visitado zonas de desastre en Nicaragua, Honduras y El Salvador e invitado a esos países por organizaciones que asisten a personas de escasos recursos económicos. Antes trabajó en otros medios de prensa de Virginia y Washington, D.C., incluyendo reportajes para una agencia noticiosa mundial.

You must be logged in to post a comment Login