Nuevo programa de salud promete simplificar trámites

 Foto: Rufino y Teresa Barrita son beneficiarios del nuevo programa de salud piloto Cal MediConnect. (María Mejía).


Foto: Rufino y Teresa Barrita son beneficiarios del nuevo programa de salud piloto Cal MediConnect. (María Mejía).

Por María Mejía

REDWOOD CITY, Calif.–La salud es cosa seria, y si no lo creen le pueden preguntar a la señora Teresa Barrita, cuyo marido, Rufino, de 62 años, estuvo a punto de quedarse ciego de manera permanente e incluso de morir, debido a una serie de complicaciones de salud que comenzaron con la diabetes.

Rufino, dueño de una taquería de Redwood City, es uno de los usuarios del nuevo programa piloto Cal MediConnect, el cual pueden solicitar personas de la tercera edad que tengan bajos ingresos. Y como en el caso de don Rufino, que estén incapacitadas para trabajar y reciban beneficios de Medicare y Medi-Cal.

Cal MediConnect existe a partir de la Ley del Cuidado de Salud Asequible (conocida como Obamacare) y es parte de un programa de salud denominado Iniciativa de Cuidado Coordinado (CCI). Según el sitio Calduals.org, el programa Cal MediConnect combinará los beneficios de Medicare y Medi-Cal bajo un mismo plan de salud.

El pasado 30 de enero Teresa y su esposo Rufino acudieron a un evento especial para recibir más información sobre el nuevo programa de salud. Ese día la señora Barrita dijo sentirse optimista por la posibilidad de que el programa estatal Cal MediConnect, les ayudara a simplificar sus asuntos médicos.

“Va a ser más fácil, más accesible (…). Todos los doctores van a estar conectados, [también] la medicina. Y ya no va a ser igual que andar llenando un papel aquí y otro papel allá. Esto le va a ayudar mucho a él”, aseguró convencida la señora Barrita, quien además de ser la esposa de don Rufino es su ‘caregiver’ (lo cuida y atiende sus asuntos médicos).

Rufino Barrita sufre de diabetes, problemas renales, del corazón y de la vista.

Los señores Barrita, originarios de México, son dueños de la taquería La Victoria de Redwood City, y desde hace algunos años han tenido que enfrentar muchos problemas económicos y familiares debido al deteriorado estado de salud de don Rufino.

“Hemos pasado unas cosas muy difíciles”, dijo el señor Barrita con la voz entrecortada. “Primero fue la diabetes, luego el corazón, y estuve reteniendo mucho líquido. Después la vista se me perdió por completo, pero ahorita se me está recuperando”, describió el hombre nacido en el estado mexicano de Oaxaca.

Actualmente Barrita recibe tratamiento de diálisis. Y su esposa aclara que si no fuera por los beneficios médicos que recibe de Medicare y Medi-Cal no sabe si seguiría vivo.

Cal MediConnect intentará coordinar de manera más eficiente y a través de un solo plan el cuidado de salud que brindan estos dos programas. A través de los años los pacientes de bajos recursos que reciben beneficios de ambos han tenido que batallar con estos programas, ya que Medicare cubre unas cosas y Medi-Cal otras.

Meses más tarde la señora Barrita habló de nuevo acerca del programa estatal Cal MediConnect. Dijo que a su esposo Rufino lo registraron automáticamente.

Las personas que no hicieron nada y que reciben beneficios tanto de Medicare como de Medi-Cal, automáticamente fueron registradas en Cal MediConnect. Quienes no quieran estar en dicho programa tienen la posibilidad de optar por no recibir los beneficios de Medicare, pero forzosamente deben elegir un plan de Medi-Cal. La gente que decida salirse del programa o registrarse algunos meses para probar, puede hacerlo.

Cal MediConnect no es un programa de salud definitivo, está en una fase de prueba por tres años. Tampoco se aplicará por ahora en todos los condados de California. Por lo pronto está previsto para los condados de Alameda, Los Ángeles, Orange, Riverside, San Bernardino, San Diego, San Mateo y Santa Clara.

En el condado de San Mateo, donde vive Rufino Barrita, el programa comenzó en abril.

 

Efectos en la familia

Por su enfermedad, el señor Rufino está incapacitado para trabajar. Desde hace aproximadamente dos años padece de problemas renales.

Teresa cuenta que su esposo, antes de estar registrado en Cal MediConnect, recibió los beneficios de Medi-Cal durante ocho meses, pero que de repente se los quitaron y ahí aumentaron los problemas económicos de la familia. Incluso uno de sus hijos tuvo que dejar de estudiar para ayudarle en el negocio.

“Era cuando estábamos batallando porque era carísimo hacer las diálisis. Yo tuve que pagar durante tres meses que no estuvo cubierto. Y creo que fueron como 15 mil dólares”, explicó la señora Barrita.

La mujer que además de encargarse de cuidar de la salud de su marido administra el nogocio familiar dice que no es mucho lo que ganan en su taquería, porque tienen muchos gastos, y confiesa que durante lo peor de la enfermedad de don Rufino, las ventas bajaron drásticamente.

La señora Barrita afirma que todavía no ha visto un beneficio concreto con el cambio a Cal MediConnect. Lo único que es mejor, según dice, es no tener que llenar tantas formas. Reconoce que tiene muchas dudas, pero admite que no ha llamado a nadie para resolverlas.

Silvia Charma trabaja desde hace años para Health Plan of San Mateo (HPSM), una organización sin fines de lucro que ofrece cobertura médica y una red de provedores de salud a residentes del condado de San Mateo.

Charma supervisa el programa CareAdvantage, que ofrece el plan Cal MediConnect y dice que según su experiencia de casi una década “nuestra gente latina casi no habla para pedir ayuda”.

Ella le recomienda a las personas que tengan dudas sobre Cal MediConnect en el condado de San Mateo que llamen al teléfono 650-6162174.

Hay importantes beneficios que ofrece este programa médico que algunos usuarios desconocen. Por ejemplo, según Charma, los beneficiarios tienen derecho a servicios dentales, de visión e incluso a que los lleven en taxi a sus consultas de manera gratuita.

 

Cifras en el condado de San Mateo

Russell Hoyle, director de Marketing (mercadeo) de Health Plan of San Mateo, dijo que desde abril hasta la primera semana de agosto se habían registrado 3,011 personas a Cal MediConnect en el condado de San Mateo, pero aclaró que de esas, 2,736 fueron inscritas automáticamente.

Hoyle también dijo que de las personas registradas en el programa estatal en el condado de San Mateo 559 hablan español, lo que representa el 17% de los inscritos. Añadió que la mayoría de los registrados (2,043) hablan inglés; 195 hablan tagalo; 189 chino y 25 ruso.

 

Poco interés

Christina Kahn, gerente del programa HICAP (Health Insurance Counseling & Advocacy Program) de San Mateo, que ofrece consejería gratuita acerca de Medicare a personas de la tercera edad, de bajos recursos o incapacitadas para trabajar, dice sentirse decepcionada por el poco interés de las personas que podrían solicitar más información acerca de Cal MediConnect.

Kahn afirma que han recibido muy pocas llamadas en la organización sin fines de lucro para preguntar por el nuevo programa.

“No hemos recibido tantas llamadas, como originalmente anticipamos. Íbamos a contratar a una persona extra para que se encargara nada más de las llamadas relativas a Cal MediConnect, de personas bilingües o que hablaran español, pero como no hemos recibido tantas llamadas decidimos cancelar el plan de contratación”, explicó.

Kahn ofreció un teléfono al que la gente que hable español puede llamar: 650-627-9350.

Este reportaje fue realizado gracias a una beca de New America Media patrocinada por SCAN Foundation.

Fuente: New America Media

[ratings]

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, actual Managing Editor de MetroLatinoUSA. Periodista que cubre eventos de las comunidades latinas en Washington D.C., Maryland y Virginia. Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia. Galardonado en numerosas ocasiones por parte de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas (NAHP) y otras organizaciones comunitarias y deportivas de la región metropolitana de esta capital. También premiado en dos ocasiones como Mejor Periodista del Año por la cobertura de la comunidad salvadoreña; premios otorgados por la Oficina de Asuntos Latinos del Alcalde de Washington (OLA) y otras organizaciones. Ha sido miembro del jurado calificador en diferentes concursos literarios, de belleza y talento en la región metropolitana. Ha visitado zonas de desastre en Nicaragua, Honduras y El Salvador e invitado a esos países por organizaciones que asisten a personas de escasos recursos económicos. Antes trabajó en otros medios de prensa de Virginia y Washington, D.C., incluyendo reportajes para una agencia noticiosa mundial.

You must be logged in to post a comment Login