El romero y las reformas

Romero

Por Teresa Gurza

Hay pocos alimentos más sencillos y ricos que un pescado o unas papas doraditas con romero.

Y el romero es muy barato; por pocos pesos puede comprarse fresco y sembrarse en el jardín o en una maceta, porque se da muy fácilmente; y consumirlo fresco o seco, o untárselo en aceite, es magnífico para la salud y las buenas vibras.

Un estudio que se dice realizó la Universidad de Northumbria, Newcastle Reino Unido, afirma que oler romero aumenta la memoria hasta entre un 60 y 75 por ciento.

Y que eran de romero, las coronas que los estudiantes griegos usaban antes de los exámenes para no olvidar las respuestas.

Convendría por eso, que lo olieran nuestros políticos para evitar repetir errores sexenio tras sexenio, recordar promesas incumplidas, entender que no es marchando encordonados ni cerrando comercios por miedo, como debe enfrentarse la violencia; y tener presente que fueron los abusos y el hartazgo general, lo que llevó a la Revolución Mexicana; cuyo fecha muchos confunden ahora, con el Buen Fin.

El romero sirve para tratar padecimientos como hipertensión arterial, diabetes, problemas respiratorios y estomacales, dolores de cabeza y premenstruales, caída del pelo, y depresión, ayuda a prevenir enfermedades degenerativas; y en las culturas mediterráneas y americanas, se ha usado en rituales mágicos para limpiar, purificar, y proteger personas y ambientes.

Así que a preparar sahumerios con romero, que a lo mejor son eficaces para contrarrestar los males que nos han ido dejando los Presidentes y algunas primeras damas que hemos tenido.

Como aquella que iba de tacones por las milpas y ordenaba empacar su piano y a Uri Geller; o esa otra, que estrenó vestidos carísimos a cuenta del erario y luego organizó un remate dizque para devolver la lana; o a la actual que ofrece vender “los derechos” sobre una casa que según dice, aún no es de ella; pero está pagando a un beneficiario de contratos gubernamentales en módicos abonos de siete millones de pesos al año y más de 500 mil mensuales.

El romero al natural, en esencia o en aceite, es saludable por su contenido de cineol; compuesto que produce buenos estados de ánimo.

Y si olerlo ocasiona puras cosas buenas, imagínense las bondades de comerlo porque aumenta la capacidad para realizar ejercicios mentales; con lo que podremos darse cuenta, que no podemos seguir como vamos, dejando de lado la justicia, el hambre, la desigualdad, los derechos y el bienestar de la mayoría de los mexicanos; porque eso nos llevará irremediablemente, a más muerte y más violencia.

Señala precisamente en estos días el Instituto de Estudios de la Transición Democrática en su texto México: las ruinas del futuro, que los asesinatos y las desapariciones de los normalistas, prueban la complicidad entre autoridades, policías y delincuencia, y exhiben el fracaso del Estado y de los gobiernos en tramos y obligaciones fundamentales.

Y luego de fundamentar las incapacidades, fallas y negligencias que en esos hechos de Iguala tuvieron cuerpos policíacos, Ejército, partidos políticos, procuradurías de justicia, aparatos de inteligencia, gobierno local y gobierno federal, concluye que “su actuación, por omisión o comisión, configura un fracaso mayúsculo del Estado mexicano”.

Advierte por tanto, la urgencia de Reformar y rehabilitar al Estado para “reencauzar la vida social por el cauce maltrecho de la democracia”.

Y sostiene que “se ha demostrado trágicamente falsa en éstos días aciagos. la ilusión según la cual primero debieran producirse las reformas estructurales que necesita el país y luego la equidad, el reparto, el cambio institucional y el Estado Democrático de Derecho”,

Reconoce el documento del IETD, que nadie podía prever la profundidad de las raíces sociales del crimen ni sus grados de crueldad; pero tampoco era imaginable la desorganización y la ineficacia estatal antes y después de la tragedia.

Que las causas complejas y diversas de la crisis, afectan aspectos fundamentales de la vida pública y no se configuraron en un día; por lo que determinar sus orígenes requiere un esfuerzo de reflexión y análisis, sin veladuras, capaz de fijar la defensa del interés nacional como un llamado de urgencia a las reformas más urgentes y necesarias.

Que ninguna salida importante se puede concebir sin la movilización de la sociedad civil, que hoy ha demostrado su rechazo a un orden de cosas que garantiza los cambios superficiales sin recuperar los fines del Estado.

Que es vital castigar y deshacer a las bandas delictivas que han desatado la violencia y el terror en una dimensión hasta ahora desconocida y a los funcionarios públicos coludidos con ellas; pero que es igualmente necesario identificar y apoyar a las instituciones y personas que se han mantenido dispuestas a cumplir con sus obligaciones, a pesar de todas las dificultades.

Y que es desde el Estado, desde la autoridad pública elegida por los mexicanos, desde las instituciones, donde habrá de sostenerse la batalla crucial contra las cruentas catervas criminales y simultáneamente, para reformar y poner al día las instituciones que deben perseguirlas.

Fuente: ARGENPRESS.Info

 

 

[ratings]

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, actual Managing Editor de MetroLatinoUSA. Periodista que cubre eventos de las comunidades latinas en Washington D.C., Maryland y Virginia. Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia. Galardonado en numerosas ocasiones por parte de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas (NAHP) y otras organizaciones comunitarias y deportivas de la región metropolitana de esta capital. También premiado en dos ocasiones como Mejor Periodista del Año por la cobertura de la comunidad salvadoreña; premios otorgados por la Oficina de Asuntos Latinos del Alcalde de Washington (OLA) y otras organizaciones. Ha sido miembro del jurado calificador en diferentes concursos literarios, de belleza y talento en la región metropolitana. Ha visitado zonas de desastre en Nicaragua, Honduras y El Salvador e invitado a esos países por organizaciones que asisten a personas de escasos recursos económicos. Antes trabajó en otros medios de prensa de Virginia y Washington, D.C., incluyendo reportajes para una agencia noticiosa mundial.

You must be logged in to post a comment Login