México: Las fosas clandestinas de Guerrero a dos meses de la masacre de los estudiantes

Esta noche se cumplen dos meses de la desaparición de 43 estudiantes normalistas de la escuela Normal Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero.

Las indagaciones de las autoridades aún no han dado resultados sobre el paradero de los jóvenes pero desde que se les busca en las inmediaciones de Iguala, se han encontrado diversas fosas clandestinas con restos óseas que dejan entrever la cantidad de muertos y desaparecidos que existen.

Red Política hace un recuento de las fosas clandestinas que se han encontrado a partir de la desaparición de los normalistas

Octubre 4: Una fosa, número indeterminado de cuerpos. Una semana después del atentado en contra de los estudiantes, policías ministeriales descubrieron una fosa clandestina en el municipio de Iguala con un número indeterminado de cuerpos. La zona donde encontraron la fosa se encontraba a unos 15 kilómetros de donde atacaron a los jóvenes.

En esta ocasión, quien informó sobre el hallazgo fue el procurador estatal Iñaky Blanco, quien además, no especificó en esos momentos si los restos pudiesen pertenecer a los 43 normalistas.

Octubre 5: Seis fosas, 28 cadáveres. En conferencia de prensa, el procurador de Guerrero, Iñaky Blanco Cabrera, informó que especialistas forenses harían las investigaciones correspondientes a los cuerpos, algunos de ellos fragmentados, al parecer colocados en troncos y rociados después con gasolina.

Estas fosas fueron halladas en la colonia Pueblo Viejo. Las autoridades aseguraron que la identidad de los restos se sabría entre 15 días y dos meses. Iñaky Blanco aseguró que hasta no tener los resultados periciales no podría dar información acerca de si se trataba de los jóvenes atacado.

Octubre 9: Cuatro fosas, cuerpos calcinados. Las autoridades detuvieron a cuatro personas que dieron información sobre las fosas halladas en Iguala.

En esta ocasión, la policías informó que la identificación de los cuerpos se dificultaba más debido a que estaban calcinados pero que se contaba con material genético para realizar las comparaciones.

Octubre 14: Cuatros fosas, número de cadáveres desconocido. Integrantes de la policía comunitaria de la Costa Chica localizaron cuatro fosas clandestinas en el Cerro de la Parota.

De acuerdo con líderes de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), el hallazgo se realizó luego de información proporcionada por habitantes del municipio de Iguala, quienes les dieron la posible ubicación de algunas tumbas clandestinas que son utilizadas por el crimen organizado para ocultar cadáveres.

Octubre 15: Seis fosas vacías. Elementos de la policía descubrieron tres fosas clandestinas en las que no se encontraron restos humanos pero sí cabello humano, huaraches y ropa.

Octubre 27: Una fosa, no se determina número de cuerpos. La nueva fosa fue hallada en Cocula en la zona conocida como puente Río San Juan.

Se localiza a unos 5 kilómetros de la cabecera municipal; los peritos laboraron para determinar si hay restos humanos.

Noviembre 14: Una fosa, seis cadáveres. La fosa fue hallada en una huerta de limón del poblado El Salto, ubicado en la zona rural de Acapulco.

Peritos del Servicio Médico Forense exhumaron los cuerpos de cinco hombres y una mujer que estaban ya en estado de putrefacción.

Noviembre 17: Cinco fosas, siete cadáveres. La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) de Guerrero investigó el hallazgo de cinco fosas clandestinas en la comunidad de El Cayaco.

Autoridades indicaron que en relación al hallazgo de las fosas clandestinas con siete cadáveres del sexo masculino, la exhumación se hizo cerca de la carretera federal Acapulco-Pinotepa, y los cuerpos se encontraron en avanzado estado de descomposición y con huellas de lesiones.

Noviembre 23: Una fosa con restos óseos. Familiares de personas desaparecidas e integrantes de la Unión de Pueblos y Organizaciones del estado de Guerrero localizaron en el punto conocido como La Laguna restos óseos presuntamente de humanos.

Los hallazgos se realizan sin el apoyo de autoridades y expertos forenses, por ello los familiares de personas que fueron secuestradas “levantadas” o “desaparecidas” acordaron solamente marcar con banderines los puntos donde se encuentran estos restos y dar parte a las autoridades para su exhumación.

Fuente: LA VANGUARDIA – COSECHA ROJA/ARGENPRESS.Info

 

[ratings]

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, actual Managing Editor de MetroLatinoUSA. Periodista que cubre eventos de las comunidades latinas en Washington D.C., Maryland y Virginia. Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia. Galardonado en numerosas ocasiones por parte de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas (NAHP) y otras organizaciones comunitarias y deportivas de la región metropolitana de esta capital. También premiado en dos ocasiones como Mejor Periodista del Año por la cobertura de la comunidad salvadoreña; premios otorgados por la Oficina de Asuntos Latinos del Alcalde de Washington (OLA) y otras organizaciones. Ha sido miembro del jurado calificador en diferentes concursos literarios, de belleza y talento en la región metropolitana. Ha visitado zonas de desastre en Nicaragua, Honduras y El Salvador e invitado a esos países por organizaciones que asisten a personas de escasos recursos económicos. Antes trabajó en otros medios de prensa de Virginia y Washington, D.C., incluyendo reportajes para una agencia noticiosa mundial.

You must be logged in to post a comment Login