¿Por qué unos años son más cálidos y otros más fríos?

Con el aumento de la temperatura, se espera un aumento en la frecuencia y severidad de los incendios forestales.

Con el aumento de la temperatura, se espera un aumento en la frecuencia y severidad de los incendios forestales.

Los datos más recientes sobre el clima indican que la temperatura promedio de la Tierra este año está a punto de romper el récord alcanzado en 2010.

Entre enero y octubre, la temperatura media mundial del aire superó en 0,57 grados la media de 14 grados del periodo de referencia 1961-1990, según los cálculos preliminares de la Organización Meteorológica Mundial.

Lo más llamativo es que, de ser así, catorce de los quince años más cálidos registrados tuvieron lugar desde que cambió el siglo.

Si se confirma, 2014 superará a 2010, 2005 y 1998, los años más calurosos desde que comenzó a llevarse un registro en 1880.

Sin embargo, aunque la superación de récords en este sentido es coherente con la tendencia general de calentamiento global, no siempre ocurre que cada año es más cálido que el anterior.

Se producen subidas y bajadas dentro de la tendencia hacia un clima más cálido.

Es posible que pasen algunos años hasta que se alcance un nuevo récord y el calentamiento puede acelerarse o ralentarse por cierto tiempo, como pasó cuando se desaceleró el calentamiento desde fines del siglo pasado.

Lea también: El inusual aliado en la lucha contra el calentamiento global

Razones múltiples

¿Pero qué hace que un año sea más cálido o más frío que el anterior?

Las grandes erupciones volcánicas tienen el efecto de enfriar el clima.

Las grandes erupciones volcánicas tienen el efecto de enfriar el clima.

La respuesta depende de una serie de factores.

Las grandes erupciones volcánicas pueden causar un caída temporal en las temperaturas por algunos años, debido a que las partículas en la atmósfera emanadas por el volcán reflejan la luz solar.

Esto, por ejemplo, ocurrió tras la erupción del Monte Pinatubo, en Filipinas, en 1991.

Las fluctuaciones en el océano pueden también provocar un aumento y una disminución de la temperatura, y el desprendimiento masivo de calor durante el evento conocido como El Niño en los trópicos puede temporalmente elevar las temperaturas globales, tal y como ocurrió en 1998.

Lea: Las cicatrices del calentamiento global desde la revolución industrial

Este año, el océano tropical se calentó tanto en el Pacífico como en el Atlántico.

Pero también ambas cuencas oceánicas registraron temperaturas cálidas en latitudes del norte, haciendo notar su efecto en la temperatura global.

Varias regiones de América del Sur y Central así como Estados Unidos y China se vieron afectadas por sequías prolongadas.

Varias regiones de América del Sur y Central así como Estados Unidos y China se vieron afectadas por sequías prolongadas.

Mientras que la temperatura de los océanos también registró un récord, la que más aumentó fue la temperatura promedio de regiones terrestres y el Ártico.

Vale la pena mencionar que esto concuerda con las predicciones de los modelos computacionales de cambio climático, que indicaron que, por varios años, el calentamiento en la tierra y en el Ártico superaría el aumento de las temperaturas promedio globales a medida que progresa el cambio climático.

Un año de extremos en el mundo

El último invierno en Reino Unido, 12 tormentas atlánticas azotaron el país y duplicaron la cantidad de precipitaciones

En septiembre, más del doble de lluvias mensuales se registraron en partes de los Balcanes, y algunas zonas de Turquía fueron afectadas por las lluvias cuatro veces más de lo normal.

En la ciudad de Guelmin, en Marruecos, cayó la cantidad de lluvia que cae en un año en tan sólo cuatro días.

Las lluvias de agosto de Japón fueron las más intensas desde que comenzó a llevarse registro.

Algunas zonas del oeste de Estados Unidos sufrieron sequías persistentes. Lo mismo ocurrió en Oklahoma, en junio, y en partes de China y América Central y del Sur.

Se registraron un total de 72 tormentas tropicales, una cifra menor al promedio que es de 89, según cifras de entre 1981 y 2010.

Se registró una menor actividad ciclónica en el Atlántico Norte, el oeste del Pacífico Norte y el norte del Océano Índico.

Fuente: BBC Mundo

[ratings]

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, actual Managing Editor de MetroLatinoUSA. Periodista que cubre eventos de las comunidades latinas en Washington D.C., Maryland y Virginia. Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia. Galardonado en numerosas ocasiones por parte de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas (NAHP) y otras organizaciones comunitarias y deportivas de la región metropolitana de esta capital. También premiado en dos ocasiones como Mejor Periodista del Año por la cobertura de la comunidad salvadoreña; premios otorgados por la Oficina de Asuntos Latinos del Alcalde de Washington (OLA) y otras organizaciones. Ha sido miembro del jurado calificador en diferentes concursos literarios, de belleza y talento en la región metropolitana. Ha visitado zonas de desastre en Nicaragua, Honduras y El Salvador e invitado a esos países por organizaciones que asisten a personas de escasos recursos económicos. Antes trabajó en otros medios de prensa de Virginia y Washington, D.C., incluyendo reportajes para una agencia noticiosa mundial.

You must be logged in to post a comment Login