Cuatro cosas que debes saber del pavo como alimento

Por Elías García Navas

 

Cuando se prepara completo, el pavo demanda paciencia y técnica por cuanto sus partes se cocinan en tiempos distintos, por lo que a veces queda o muy seco o aguado.

Cuando se prepara completo, el pavo demanda paciencia y técnica por cuanto sus partes se cocinan en tiempos distintos, por lo que a veces queda o muy seco o aguado.

Algunas personas consideran que la comida sana es aburrida.

Argumentan un tema de sabor, de color y textura para rechazar cualquier opción saludable y así mantenerse en su dieta regular, que por lo general está reñida con lo que los nutricionistas denominan comer bien.

Si se pudiera tomar un digno representante de algo muy bueno, pero poco atractivo, tendríamos entre los ganadores al pavo.

En efecto, alcanzando como en cada diciembre su máximo de popularidad, el pavo tiene contundentes beneficios para la salud.

Sin embargo, su consumo no es tan elevado como el del pollo. ¿Por qué no lo comemos en mayor cantidad?

Beneficios del pavo

El pavo se come tradicionalmente durante el transcurso de la festividad cristiana de la Navidad en Europa y América, sobre todo en Nochebuena.

Además, el pavo es característico del Día de Acción de Gracias en Estados Unidos y Canadá, una tradición que tiene sus orígenes en 1621 como agradecimiento por una buena cosecha.

El pavo es un alimento ideal para los niños porque es fácil de digerir y posee proteínas, vitaminas del grupo del complejo B y minerales como el fósforo, el potasio, el magnesio, el hierro y el cinc.

El pavo es un alimento ideal para los niños porque es fácil de digerir y posee proteínas, vitaminas del grupo del complejo B y minerales como el fósforo, el potasio, el magnesio, el hierro y el cinc.

La carne del pavo es fuente de proteínas, vitaminas del grupo del complejo B como la B1, B3, B5, B6, biotina, B12 y el ácido fólico, y de minerales como el fósforo, el potasio, el magnesio, el hierro y el cinc.

Es por ello que, de acuerdo con nutricionistas, entre los principales beneficios del pavo figuran:

Colabora en dietas para bajar de peso por tener muy poca grasa.

Ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares.

Puede ser consumido por personas con gota o con el ácido úrico alto.

Tiene hierro, y por ello lo recomiendan a personas con anemia.

Es fácil de digerir, así que es ideal para niños pequeños y ancianos.

Contribuye a mantener al sistema nervioso sano.

Mejora la salud de la piel porque favorece la hidratación (la carne del pavo contiene abundante agua).

Estimula el sistema inmunológico.

Ayuda a prevenir el envejecimiento celular.

Contribuye a mantener los huesos sanos.

Mantiene la salud de músculos, uñas, cabellos

Entonces, ¿por qué no comemos más pavo?

Cómo darle más sabor

El pavo tiene una reputación de carne con un sabor poco emocionante.

Samuel Durán, presidente del Colegio de Nutricionistas de Chile, comentó a BBC Mundo que una de las razones para el bajo consumo es que “no tiene un sabor tan atractivo y culturalmente se le veía como un plato para Navidad”.

Y aun cuando ahora se consume fuera de esta temporada, el tema del sabor sigue siendo materia pendiente.

Estados Unidos, la Unión Europea y Brasil son los que más producen pavos.

Estados Unidos, la Unión Europea y Brasil son los que más producen pavos.

Sobre este punto, la chef venezolana Mariana Beroes tiene una propuesta que compartió con BBC Mundo.

“Hay que tener paciencia con el pavo, porque no es fácil cocinarlo. Cuando se le prepara completo, hay que cuidar que la pechuga no quede muy seca o los muslos muy suaves. Hay que aplicar algunos trucos para prepararlo, porque es una carne buena”, comenta.

Es preferible prepararlo por piezas, dado que tienen distintos tiempos para cocinarse.

Pero si la idea es prepararlo para la gran cena de Navidad, la chef comparte unos trucos para garantizar un buen sabor y cocción:

Tiene que estar totalmente descongelado para marinarlo.

Marinar el pavo entre 8 y 12 horas antes de cocinarlo. También se puede sumergir el ave en agua con sal. De esta manera el pavo absorbe el agua y queda más jugoso, porque la estructura del músculo cambia por el efecto de la sal. (Proporciones: por cada 8 tazas de agua, 1/4 de taza de sal).

Para marinarlo: preparar una mezcla cremosa de mantequilla, bastante ajo triturado, sal, pimienta, mostaza y orégano. Luego untas el pavo, especialmente donde se encuentra la pechuga, porque por su proximidad al hueso, ésta se cocinará más rápido.

Cuando se coloque en el horno, se debe seguir la regla de 30 minutos de cocción por cada kilo de pavo. Y cada 45 minutos se debe cubrir con su mismo jugo de cocción (también se le puede agregar caldo de pollo o vino), para mantenerlo siempre hidratado.

Cuando esté listo, debe cubrirse y dejarlo reposar durante unos 25 – 30 minutos, para que no pierda sus jugos.

De dónde viene el pavo

Según el departamento de Agricultura de Estados Unidos, los países que más produjeron pavo en 2014 fueron:

Estados Unidos 2.600 (miles de toneladas)

Unión Europea 1.920

Brasil 470

Canadá 170

Rusia 105

México 9

Sudáfrica 8

China 6

Una carne buena, pero costosa

El precio es un punto relevante en el consumo del pavo. En México por ejemplo, un kilo de pollo cuesta US$2, mientras que un kilo de pavo puede ubicarse entre US

El precio es un punto relevante en el consumo del pavo. En México por ejemplo, un kilo de pollo cuesta US$2, mientras que un kilo de pavo puede ubicarse entre US

En Venezuela, el kilo de pollo a precio regulado se vende en US$0,86 y el no regulado en US$2, mientras que el pavo puede costar entre US$6 y US$8.

En ese sentido, Adriana Amaya, presidenta de la Asociación Colombiana de Nutrición Clínica, explicó a BBC Mundo que “el pavo es muy costoso, y el poder adquisitivo no es muy alto. Las personas prefieren consumir otra proteína de menor valor económico”.

En su opinión, en buena parte de Colombia se sigue viendo como un plato que no está disponible durante todo el año, a excepciones de algunos jamones a base de pavos. “Se come en la temporada navideña”.

Sin embargo, a juicio Durán, eso ha venido cambiando en Chile. “Se nota un aumento del consumo en el país y ahora forma parte de la dieta de una manera más frecuente”.

Ambos nutricionistas estiman que por los beneficios del pavo, valdría la pena una campaña que estimulara su consumo como una alternativa de comida saludable.

El precio es un punto relevante en el consumo del pavo. En México por ejemplo, un kilo de pollo cuesta US$2, mientras que un kilo de pavo puede ubicarse entre US$4,48 y US$5,65.

En ese sentido, Adriana Amaya, presidenta de la Asociación Colombiana de Nutrición Clínica, explicó a BBC Mundo que “el pavo es muy costoso, y el poder adquisitivo no es muy alto. Las personas prefieren consumir otra proteína de menor valor económico”.

En su opinión, en buena parte de Colombia se sigue viendo como un plato que no está disponible durante todo el año, a excepciones de algunos jamones a base de pavos. “Se come en la temporada navideña”.

Sin embargo, a juicio Durán, eso ha venido cambiando en Chile. “Se nota un aumento del consumo en el país y ahora forma parte de la dieta de una manera más frecuente”.

Ambos nutricionistas estiman que por los beneficios del pavo, valdría la pena una campaña que estimulara su consumo como una alternativa de comida saludable.

 

[ratings]

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, actual Managing Editor de MetroLatinoUSA. Periodista que cubre eventos de las comunidades latinas en Washington D.C., Maryland y Virginia. Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia. Galardonado en numerosas ocasiones por parte de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas (NAHP) y otras organizaciones comunitarias y deportivas de la región metropolitana de esta capital. También premiado en dos ocasiones como Mejor Periodista del Año por la cobertura de la comunidad salvadoreña; premios otorgados por la Oficina de Asuntos Latinos del Alcalde de Washington (OLA) y otras organizaciones. Ha sido miembro del jurado calificador en diferentes concursos literarios, de belleza y talento en la región metropolitana. Ha visitado zonas de desastre en Nicaragua, Honduras y El Salvador e invitado a esos países por organizaciones que asisten a personas de escasos recursos económicos. Antes trabajó en otros medios de prensa de Virginia y Washington, D.C., incluyendo reportajes para una agencia noticiosa mundial.

You must be logged in to post a comment Login