El miedo por el atentado en Francia impulsa a la extrema derecha

Por Eduardo Muriel

El atentado contra la revista satírica Charlie Hebdo, en el que han muerto doce personas, ha conmocionado a buena parte de los países europeos. La alarma mediática se ha elevado hasta tal punto que, por momentos, parecía que se estaban produciendo ataques terroristas a gran escala en diferentes puntos de España y Francia. La estación de Nuevos Ministerios tuvo que evacuarse el jueves por un paquete sospechoso que al final resultó no ser una bomba. La alarma corrió por las redes sociales e incluso medios como La Razón llegaron a vincular el suceso con el atentado de Charlie Hebdo. Un día antes, la redacción de El País había recibido un falso paquete bomba que tampoco tuvo nada que ver con integristas musulmanes, sino con un vecino de Almería con antecedentes psiquiátricos.

También se ha producido un tiroteo al sur de París en el que ha muerto una policía local. Si bien los medios vinculaban ayer el ataque con el terrorismo integrista, este viernes se muestran más cautos. “Las autoridades francesas habían calificado el suceso de acto terrorista pero sin vinculación con los hechos ocurridos en el semanario”, informa La Vanguardia. En la misma ciudad se producía la explosión de dos coches, una noticia que difícilmente habría tenido eco en la prensa española en otras circunstancias y que la policía francesa desvincula del mismo modo del ataque a Charlie Hebdo.

 

#StopIslam

Sin embargo, la alarma generada ha causado efectos inquietantes. En Twitter llegó a ser uno de los primeros TT la etiqueta #StopIslam, promovida por grupos españoles de extrema derecha (usada también unos días antes por extremistas estadounidenses). La situación de miedo tuvo su efecto y acabaron usando la etiqueta, con argumentos similares, usuarios de todo tipo. Mientras, paradójicamente, en la red social en Francia despuntaba otro TT, en dirección totalmente contraria, que decía #IslamNonCoupable.

No obstante, en el país galo se han registrado ya varios ataques a lugares de culto musulmán que han dado la sensación de que se podría estar produciendo una espiral de violencia. En Le Mans, la mezquita sufrió una explosión causada por una granada. Otra detonación tuvo lugar en un kebab cercano a un templo musulmán en Villefranche-sur-Saone. En el distrito de Port-la-Nouvelle, cerca de Narbonne, un individuo disparó varios tiros contra un centro de oración.

 

Frente Nacional y Pegida

Un clima de miedo que está teniendo su eco a nivel político y legislativo. El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, ha defendido este viernes una “actualización” del Código Penal y de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que facilite el seguimiento de sospechosos y las escuchas. Paralelamente, el Ministerio de Interior ha anunciado que está montando un “superfichero” para controlar los datos de todos los pasajeros de avión, una iniciativa que la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior (LIBE) rechazó en 2013 por considerar que vulnera la directiva europea sobre protección de datos.

Un viraje hacia un mayor control gubernativo de los ciudadanos que se suma al auge de grupos de extrema derecha en países como Francia o Alemania. En el país vecino, la dirigente del Frente Nacional, Marine Le Pen, situada como primera fuerza en los últimos comicios europeos, ha comenzado una campaña para pedir el restablecimiento de la pena de

Esta situación también ha tenido eco en tierras germanas, donde el movimiento Pegida, formado por “patriotas contra la islamización de Europa”, ha visto en el atentado un refuerzo de sus tesis. Desde octubre no ha dejado de crecer y sus concentraciones han pasado a estar formadas por unos centenares de personas hasta las 18.000 que acudieron a la marcha que convocaron en Dresde la semana pasada. En la misma localidad han anunciado una nueva manifestación para el próximo lunes, motivada por el atentado contra Charlie Hebdo.

Fuente: LA MAREA/ARGENPRESS.Info

[ratings]

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, actual Managing Editor de MetroLatinoUSA. Periodista que cubre eventos de las comunidades latinas en Washington D.C., Maryland y Virginia. Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia. Galardonado en numerosas ocasiones por parte de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas (NAHP) y otras organizaciones comunitarias y deportivas de la región metropolitana de esta capital. También premiado en dos ocasiones como Mejor Periodista del Año por la cobertura de la comunidad salvadoreña; premios otorgados por la Oficina de Asuntos Latinos del Alcalde de Washington (OLA) y otras organizaciones. Ha sido miembro del jurado calificador en diferentes concursos literarios, de belleza y talento en la región metropolitana. Ha visitado zonas de desastre en Nicaragua, Honduras y El Salvador e invitado a esos países por organizaciones que asisten a personas de escasos recursos económicos. Antes trabajó en otros medios de prensa de Virginia y Washington, D.C., incluyendo reportajes para una agencia noticiosa mundial.

You must be logged in to post a comment Login