Obama pide al Congreso poner fin al embargo a Cuba

La declaración de Obama se produce un día antes de la visita de más alto nivel de funcionarios estadounidenses a Cuba en tres décadas.

La declaración de Obama se produce un día antes de la visita de más alto nivel de funcionarios estadounidenses a Cuba en tres décadas.

El presidente Barack Obama, pidió la noche del martes en el Discurso del Estado de la Unión que el Congreso ponga fin este año al embargo a Cuba.

En una alocución ante el Congreso retransmitido a nivel nacional en horario de máxima audiencia, Obama argumentó que la política estadounidense hacia Cuba no ha dado resultados tras 50 años.

Saltar el reproductor

Ayuda

 

Fuera del reproductor. Presione retorno para volver o el tabulador para continuar.

null

 

Haga clic aquí para ver lo que dijo Obama sobre Cuba.

En esta ocasión, además de la mención a Cuba, el presidente debatió largamente sus propuestas para mejorar la economía de la clase media.

“Ha sido y, todavía lo es, un momento duro para muchos. Pero esta noche pasamos página”, dijo el presidente ante senadores y congresistas en referencia al repunte de la economía. “La sombra de la crisis ha pasado y el Estado de la Unión está fuerte”.

Además, el mandatario defendió sus recientes acciones ejecutivas en inmigración, habló nuevamente del cierre de la cárcel de Guantánamo y pidió a los congresistas autorización para usar la fuerza contra el grupo extremista Estado Islámico.

Según el corresponsal de BBC Mundo en Washington, Thomas Sparrow, Obama ya ha estado usando sus facultades ejecutivas para atacar a ese grupo en Medio Oriente, pero el Congreso todavía no ha aprobado una resolución oficial que lo permita y eso es lo que el presidente pidió este martes.

“Nueva esperanza al futuro de Cuba”

El presidente también apeló al Congreso para que inicie “el trabajo de poner el fin al embargo” este mismo año.

Alan Gross, cuya liberación allanó el camino al anuncio del deshielo de las relaciones entre EE.UU. y Cuba, fue uno de los invitados al discurso.

Alan Gross, cuya liberación allanó el camino al anuncio del deshielo de las relaciones entre EE.UU. y Cuba, fue uno de los invitados al discurso.

“Es hora de probar algo nuevo”, afirmó el mandatario, quien el 17 de diciembre anunció la intención de reestablecer relaciones diplomáticas con el país caribeño.

“Como dijo Su Santidad, el Papa Francisco, la diplomacia es un trabajo de ‘pequeños pasos’. Y estos pequeños pasos han ido sumándose para dar una nueva esperanza al futuro de Cuba”, agregó.

“Nuestro cambio de política en relación con Cuba tiene el potencial de poner punto final a un legado de falta de confianza en nuestro hemisferio; desmorona una excusa ficticia para imponer restricciones en Cuba; defiende los valores democráticos; y extiende una mano de amistad al pueblo cubano”, señaló el mandatario.

Lea: Qué debe pasar para que Estados Unidos levante el embargo a Cuba

La declaración de Obama se produce un día antes de que comience la visita de más alto nivel de funcionarios estadounidenses a Cuba en tres décadas, con el objetivo de trabajar en el reestablecimiento de las relaciones diplomáticas con la isla.

Esta la primera vez que un presidente de EE.UU. pide el fin del embargo en un discurso del Estado de la Unión, explicó la periodista de la BBC, Barbara Plett.

Los cubanos pudieron ver el discurso de Obama en directo gracias al canal venezolano Telesur que retransmitió el discurso del Estado de la Unión para Cuba.

Encuestas

Una de las primeras reacciones de la isla a la solicitud de Obama llegó de la organización opositora Foro Antitotalitario que, en un comunicado, cargó contra el presidente estadounidense.

Marco Rubio, senador de Florida, es uno de los pesos pesados en el Senado que quieren mantener el embargo.

Marco Rubio, senador de Florida, es uno de los pesos pesados en el Senado que quieren mantener el embargo.

“Obama ha cambiado de un modo engañoso, unilateral e inconsulto sus posiciones respecto al logro de la libertad y semocracia en Cuba”, indica el texto en el que piden al Congreso de EE.UU. “imposibilitar por todas las vías posibles la concreción del restablecimiento de relaciones diplomáticas” entre ambos países hasta que La Habana “no de los pasos concretos y visibles hacia un estado de derecho y una democracia representativa.

La congresista republicana de Florida Ileana Ros Lehtinen también se mostró contraria a la solicitud del presidente y dijo que levantar el embargo “sería una traición para más de 11 millones de cubanos que viven bajo un régimen tirano comunista”.

El embargo, por ser una ley, sólo puede ser retirado en su totalidad por una decisión en el Capitolio, donde hay un grupo de férreos defensores de esta medida histórica.

En particular, dos pesos pesados en el Senado que defienden el embargo son el demócrata Robert Menéndez, de Nueva Jersey, y el republicano Marco Rubio, de Florida.

Pero la oposición al embargo es creciente en la sociedad estadounidense. Las encuestas reflejan que incluso la mayoría de los cubanoestadounidenses quiere su fin.

Más de la mitad (52%) quiere el fin del embargo, según una encuesta del año pasado de la Universidad Internacional de Florida. En 1991, el apoyo al embargo era 87%.

Alfonso Fanjul, un magnate del azúcar, ha pedido el fin del embargo a Cuba.

También un coro creciente de empresarios estadounidenses está haciendo lobby en la Casa Blanca y el Congreso para acabar con las restricciones que EE.UU. comenzó a imponer en 1961 para intentar debilitar al gobierno de Fidel Castro.

Lea también: qué cambia con las medidas para suavizar el embargo a Cuba

 

[ratings]

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, actual Managing Editor de MetroLatinoUSA. Periodista que cubre eventos de las comunidades latinas en Washington D.C., Maryland y Virginia. Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia. Galardonado en numerosas ocasiones por parte de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas (NAHP) y otras organizaciones comunitarias y deportivas de la región metropolitana de esta capital. También premiado en dos ocasiones como Mejor Periodista del Año por la cobertura de la comunidad salvadoreña; premios otorgados por la Oficina de Asuntos Latinos del Alcalde de Washington (OLA) y otras organizaciones. Ha sido miembro del jurado calificador en diferentes concursos literarios, de belleza y talento en la región metropolitana. Ha visitado zonas de desastre en Nicaragua, Honduras y El Salvador e invitado a esos países por organizaciones que asisten a personas de escasos recursos económicos. Antes trabajó en otros medios de prensa de Virginia y Washington, D.C., incluyendo reportajes para una agencia noticiosa mundial.

You must be logged in to post a comment Login