La inseguridad, clave en el contexto electoral salvadoreño

Las maras inciden en gran parte de la violencia.

Las maras inciden en gran parte de la violencia.

Por Odalys Troya

El tema de la inseguridad, y dentro de él la tregua, es hoy punta de lanza de la derecha salvadoreña en el actual contexto electoral para atacar al Gobierno del FMLN, ante la carencia de argumentos para cuestionar su gestión.

La violencia es real y la población la percibe como su principal problema, por lo que ante el fenómeno la administración de Salvador Sánchez Cerén ha puesto en marcha iniciativas que apuntan a su reducción y en ninguna contempla ser partícipe de un pacto con las pandillas o maras, o cualquier grupo delincuencial.

La Policía Comunitaria, el Consejo de Seguridad Ciudadana y Convivencia en el que participa una amplia diversidad de sectores sociales, medidas más fuertes para quienes agredan a las autoridades encargadas de enfrentar el crimen, son solo algunas de las ideas ya en práctica.

A mediano plazo, el Gobierno apuesta por la educación como parte del factor preventivo y a la transformación de los penales como centros de rehabilitación para la posterior reinserción de quien delinque.

También aspira a una policía más capacitada, con mejores condiciones materiales para el trabajo y mayor preparación en las áreas de inteligencia y la criminalística.

Resolver este problema requiere tiempo y la acción conjunta de todos los sectores que ya han sido invitados por el Gobierno, incluidos los empresarios privados, los partidos opositores, las iglesias, medios de prensa, entre otros, a participar en la búsqueda del camino hacia la tranquilidad ciudadana.

En medio de este panorama, la derecha, en particular Alianza Republicana Nacionalista, acusa al Gobierno y al partido del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) de pactar con las pandillas para bajar el índice de criminalidad, un rumor que ha hecho correr por medios de comunicación y redes sociales.

Tales acusaciones han sido claramente refutadas por el propio presidente Sánchez Cerén, y el secretario general del FMLN, Medardo González.

Desde el Gobierno se está trabajando fuertemente para la superación sin retorno de este problema, aseguró el secretario de Gobernabilidad y Comunicación, Franzi Hato Hasbún.

Subrayó que el jefe de Estado ha sido tajante al decir que su administración no negocia con las pandillas, grupos delincuenciales a los cuales se le atribuye la mayor cantidad de crímenes en el país.

Asimismo, Medardo González recalcó que el Gobierno del Presidente Sánchez Cerén ha dicho que no va a utilizar la tregua como un método para detener al crimen, y buscar mejores niveles de seguridad a la comunidad, al pueblo salvadoreño.

“El presidente ha dicho que va a aplicar la ley, pero que al mismo tiempo va a buscar métodos, y va a utilizar métodos para prevenir la violencia, para prevenir la incorporación de los jóvenes a las pandillas”, enfatizó el dirigente político.

El partido considera que la tregua, tal y como se maneja como concepto, como mecanismo a través del cual se busquen mayores niveles de tranquilidad para nuestro país, no es un buen camino, subrayó.

El FMLN aboga por el diálogo y aprueba que se produzca a través de instancias que participan en el Consejo de Seguridad como las iglesias, acotó.

Recalcó que el Estado debe de tomar medidas, tener capacidad de aplicar la Ley y otorgarle toda la protección a la policía, a los fiscales, a los jueces para que puedan aplicar las normativas de una manera enérgica contra los delincuentes, contra los criminales.

El partido de izquierda cree en la política de prevención de tal manera, que los niños y jóvenes vayan a la escuela, adquieran conocimientos, tengan espacios donde hacer deportes, puedan distraerse, aprendan música, arte, es decir, que tengan oportunidad de poderse formar como personas de bien, expresó.

En marzo de 2012, los líderes de las pandillas Mara Salvatrucha MS13 y Barrio 18 acordaron una tregua para bajar la cifra de muertes violentas que llegaban a las 14 diarias.

Ese alto a las hostilidades se alcanzó con la intermediación del obispo castrense y policial monseñor Fabio Colindres, y en representación de la sociedad civil Raúl Mijango y bien recibida por la Organización de Estados Americanos.

De un año para otro disminuyó la cifra de homicidios, sin embargo, la tregua se perdió en 2014, y también fue utilizada por sectores de la derecha contra el Gobierno en el contexto electoral de las presidenciales.

En El Salvador, las pandillas, importadas de Estados Unidos, están establecidas en populosos barrios del país y las integran alrededor de 70 mil jóvenes y adolescentes,

Aunque son responsables de buena parte de la violencia, otros grupos como el crimen organizado, añaden elementos a la inseguridad que se vive en esta nación centroamericana, considerada la cuarta más violenta del mundo.

Fuente: Prensa Latina/ARGENPRESS.Info

[ratings]

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, actual Managing Editor de MetroLatinoUSA. Periodista que cubre eventos de las comunidades latinas en Washington D.C., Maryland y Virginia. Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia. Galardonado en numerosas ocasiones por parte de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas (NAHP) y otras organizaciones comunitarias y deportivas de la región metropolitana de esta capital. También premiado en dos ocasiones como Mejor Periodista del Año por la cobertura de la comunidad salvadoreña; premios otorgados por la Oficina de Asuntos Latinos del Alcalde de Washington (OLA) y otras organizaciones. Ha sido miembro del jurado calificador en diferentes concursos literarios, de belleza y talento en la región metropolitana. Ha visitado zonas de desastre en Nicaragua, Honduras y El Salvador e invitado a esos países por organizaciones que asisten a personas de escasos recursos económicos. Antes trabajó en otros medios de prensa de Virginia y Washington, D.C., incluyendo reportajes para una agencia noticiosa mundial.

You must be logged in to post a comment Login