Es directora ejecutiva de una gran empresa y tiene nueve hijos, ¿cómo lo hace?

Helena Morrissey dice que tiene que administrar su tiempo de forma muy cuidadosa.

Helena Morrissey dice que tiene que administrar su tiempo de forma muy cuidadosa.

Es difícil no admirar a Helena Morrissey.

La directora ejecutiva de Newton Fund Management, de 48 años, consiguió llegar a lo más alto de un mundo notablemente dominado por hombres.

Llegar a ese nivel es algo raro para las mujeres; las más recientes estadísticas muestran que sólo el 22,8% de los miembros de las juntas directivas de las 100 empresas más importantes que cotizan en la Bolsa de Londres son mujeres.

Alcanzar el cargo de director ejecutivo es aún más inusual. Sólo hay cinco mujeres en el cargo más alto de esas 100 empresas.

Pero además de estar en el puesto de más responsabilidad de una compañía que maneja fondos por US$77.250 millones, Morrissey es también madre de nueve -sí, nueve- niños.

¿Cómo consigue hacerlo?

“Tengo que priorizar sin piedad, pero también tengo que ser muy, muy controladora de mi tiempo”, dice.

El marido de Morrissey se queda en casa, y además tienen una niñera, pero ella da crédito a su alto cargo en el trabajo para lograr que sea posible tener un gran puesto y una gran familia al mismo tiempo.

Dice que constantemente “entra y sale del trabajo y el hogar”, y que ser directora ejecutiva le ha dado más libertad en el manejo de sus responsabilidades.

Morrissey no es la única mujer en un alto cargo que defiende la idea de subir de puesto como una vía para mejorar el equilibrio entre las responsabilidades familiares y laborales.

Entre más alto, más fácil

A la directora ejecutiva de Yahoo, Marissa Mayer, su alto cargo le permitió al dar a luz a su hijo, pocos meses después de tomar el trabajo, mandar construir una guardería justo junto a su oficina.

Y la directora de operaciones de Facebook, Sheryl Sandberg, escribió un libro en el que sugiere que si las mujeres asumen más responsabilidades en el trabajo eso llevará a que haya más líderes mujeres y, en última instancia, a que todas las mujeres terminen siendo tratadas de forma más justa.

“Quiero incentivar a otras mujeres que pueden estar pensando ‘¿cómo puedo hacer todo eso?’ a seguir adelante hasta que lleguen al punto en que tienen un poco más de control”, dice Morrissey.

Mujeres en torno a una mesa
Hay estudios que muestran que las empresas con más mujeres en puestos altos tienen un mejor desempeño.

 

Aunque está firmemente en contra de que existan cuotas, Morrissey sí está presionando para conseguir que más mujeres lleguen a las juntas directivas.

En noviembre de 2010, cuando las directoras mujeres sólo eran sólo el 12,5% de los miembros de las juntas, ella estableció el Club 30% para hacer campaña en favor de que haya más mujeres en las juntas directivas en Reino Unido, con el objetivo de que a fines de 2015 alcancen el 30% en las 100 empresas más grandes de la Bolsa de Londres.

Cree que la campaña, que implicó convencer a los miembros varones de las juntas de los méritos de tener más mujeres en esos grupos y proveer ayuda práctica a las firmas que intentan mejorar sus niveles de diversidad, está logrando tener impacto.

“Creo que esto ha ayudado a pasar de ser algo de nicho a un asunto más central en el mundo de los negocios”, dice.

También está al frente de Opportunity Now, un grupo que desde hace más de 20 años hace campaña a favor de la igualdad de género en el trabajo y que intenta incrementar el éxito de las mujeres.

Estas campañas, que se suman a un trabajo ya demandante, llevan tiempo, pero ella dice que sus clientes la han apoyado y que todo cuadra con el estilo de inversión de Newton.

“No compramos una compañía en forma pasiva, pensamos en forma un tanto más lateral. Para mí es importante conectar esas dos cosas porque las firmas que entienden la importancia de la diversidad suelen ser inteligentes en otros aspectos”, dice.

El toque femenino

Existe una gran cantidad de investigación que respalda su punto de vista. Al analizar la diversidad de las juntas de 4.100 grandes empresas entre 2008 y 2013, Thomson Reuters identificó un fuerte vínculo entre juntas directivas con diversidad de género y un mejor desempeño para los accionistas.

El banco suizo Credit Suisse, que evaluó el desempeño de 3.000 empresas en todo el mundo entre 2012 y 2014, concluyó que aquellas con al menos una mujer en la junta directiva sobrepasaban en desempeño en al menos un 2% que aquellas que no tenían mujeres.

City London
Solo el 22 por ciento de los miembros de las juntas directivas de las 100 empresas más importantes de la bolsa de Londres son mujeres.

 

Mientras estos estudios dan cuenta de la importancia de incrementar el número de mujeres con cargos altos, a veces los asuntos prácticos no son tan sencillos, reconoce Morrissey.

Señala que hay investigaciones que muestran que las mujeres sienten que los roles femeninos que aparecen en los medios son “muy poco realistas”, pero dice que se le hace difícil decidir cuánto revelar de sus propias dificultades.

“La pregunta es: ¿cuán honesta debes ser? Porque si la gente me ve arrastrando cestas de ropa por el suelo, eso probablemente no la incentivará a perseverar en sus carreras”, admite.

Pero dentro de su propia firma ella deja bien en claro que tiene otras demandas, como el día en que se planificó una reunión en Estados Unidos que coincidía con el cumpleaños de dos de sus hijas y dijo que no podía ir a la reunión.

“Sentía que debía hablar en vez de sufrir cuando llegara el día, ya habiéndolo marcado en el calendario”, dice.

A pesar de que nunca se imaginó como una líder natural, dice que se dio cuenta de que lo disfruta.

“Siempre he escuchado a mi voz interior, o mi brújula interior. Realmente nunca sentí que quería o necesitaba pertenecer a un grupo”.

Familia
No es fácil tener hijos y progresar en el trabajo para las mujeres.

 

Esto se ve reflejado en el trabajo que hace para mejorar la diversidad.

“Cuando veo algo que no me parece que está bien, mi tendencia me lleva a intentar cambiarlo. Creo en ser justa y equitativa. Reconozco que a no todo el mundo le llegan en bandeja todas las oportunidades y esa es una parte importante de lo que me hace pensar y me estimula. Esa es una parte importante quien soy”.

Esta nota está basada en entrevistas realizadas por el experto en liderazgo Steve Tappin para la serie CEO Guru de la BBC, producida por Neil Koenig.

[ratings]

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, actual Managing Editor de MetroLatinoUSA. Periodista que cubre eventos de las comunidades latinas en Washington D.C., Maryland y Virginia. Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia. Galardonado en numerosas ocasiones por parte de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas (NAHP) y otras organizaciones comunitarias y deportivas de la región metropolitana de esta capital. También premiado en dos ocasiones como Mejor Periodista del Año por la cobertura de la comunidad salvadoreña; premios otorgados por la Oficina de Asuntos Latinos del Alcalde de Washington (OLA) y otras organizaciones. Ha sido miembro del jurado calificador en diferentes concursos literarios, de belleza y talento en la región metropolitana. Ha visitado zonas de desastre en Nicaragua, Honduras y El Salvador e invitado a esos países por organizaciones que asisten a personas de escasos recursos económicos. Antes trabajó en otros medios de prensa de Virginia y Washington, D.C., incluyendo reportajes para una agencia noticiosa mundial.

You must be logged in to post a comment Login