¿Por qué los hombres blancos controlan Hollywood?

La ausencia entre los nominados a los Oscar de David Oyelowo y Ava DuVernay causó sorpresa.

La ausencia entre los nominados a los Oscar de David Oyelowo y Ava DuVernay causó sorpresa.

El pasado enero, a las pocas horas de conocerse la lista de nominados a los premios Oscar -que este domingo se entregan en Los Ángeles, California- cientos de miles de internautas utilizaron el hashtag #OscarsSoWhite (Oscars tan blancos) para mostrar su descontento.

Querían protestar por la falta de diversidad racial entre los aspirantes a los premios que entrega la Academia de Cine Hollywood (AMPAS, por sus siglas en inglés), que este año llegan a su 87º edición.

Las ausencias entre los nominados que más sorprendieron fueron las de David Oyelowo, quien da vida en “Selma” al héroe de la lucha por los derechos civiles Martin Luther King, y la de la directora de la cinta, la afroestadounidense Ava DuVernay, quien se hubiera convertido en la primera realizadora negra en aspirar a un Oscar.

Lea: Estos son los nominados a los Oscar 2015

Estatuillas del Oscar
Este año los 20 nominados en las categorías interpretativas de los Oscar son actores y actrices blancos.

 

Paradójicamente, “Selma” sí fue nominada a los premios a mejor película y a mejor canción.

La controversia desatada por las nominaciones a los Oscar ha hecho que en las últimas semanas la cuestión de la falta de diversidad racial haya sido uno de los temas de conversación recurrentes en Hollywood.

Ante la polémica, la presidenta de la AMPAS, Cheryl Boone Isaacs -quien es afroestadounidense y en un principio evitó pronunciarse sobre el tema- reconoció que le gustaría que en un futuro hubiera más diversidad entre los aspirantes al Oscar.

Siga a través de Twitter la cobertura de los Oscar que realizará desde el teatro Dolby el corresponsal de BBC Mundo Jaime González, @bbc_gonzalez

Una academia de hombres blancos

Lo cierto es que este año los 20 nominados en las categorías interpretativas de los Oscar son actores y actrices blancos de ascendencia europea, algo que tan sólo ha ocurrido en dos ocasiones desde 1998.

Los medios en EE.UU. han señalado que este hecho no debería causar sorpresa, si se tiene en cuenta que la mayoría de los miembros de la AMPAS -que viene a ser un reflejo de la industria cinematográfica de Hollywood en general- son hombres caucásicos.

Evento de la Academia de Hollywood
Esta es una escena habitual en la AMPAS, en donde más de un 70 por ciento de los miembros son hombres blancos.

 

Un estudio de 2012 del diario Los Angeles Times señalaba que 94% de los miembros de la Academia de Hollywood con derecho a voto es blanco y de ellos un 77% corresponde a hombres.

Tan sólo un 2% de los votantes es de raza negra y menos del 2% es de origen latino, según el mencionado estudio.

Los entendidos señalan que la misma situación se da en los cuadros directivos de los grandes estudios de cine, en los que hay muy pocos ejecutivos que sean mujeres u hombres pertenecientes a minorías.

Vea la cobertura completa de BBC Mundo de los Oscar 2015

En este contexto, algunos han asegurado que los correos electrónicos filtrados en diciembre pasado, en los que la expresidenta de Sony Pictures Amy Pascal y el productor Scott Rudin bromeaban sobre los gustos cinematográficos del presidente Barack Obama -al que le atribuían ser aficionado a filmes protagonizados por negros, adquieren una nueva dimensión.

Cuando esos correos -por los que Pascal y Rudin tuvieron que disculparse- se hicieron públicos, el activista afroestadounidense Al Sharpton dijo con ironía que “la industria del cine es como las Montañas Rocosas: cuanto más subes, más blanco se pone”.

“No hay negros con poder de decisión real (en Hollywood). No hay diversidad en lo más alto”, aseguró Sharpton.

Papeles para blancos

Si la Academia de Hollywood es un reflejo de la industria del cine, se puede asegurar que la falta de diversidad racial no se limita a los altos ejecutivos de los estudios.

Amy Pascal y Scott Rudin
Amy Pascal y Scott Rudin tuvieron que disculparse por bromear sobre los gustos cinematográficos del presidente Barack Obama.

 

Según el Los Angeles Times, alrededor del 90% de los integrantes de las 15 ramas en las que se dividen los miembros de la AMPAS -que representan a actores, compositores, guionistas, etc…- son blancos.

Esta homogeneidad que se da en Hollywood nada tiene que ver con la composición demográfica de EE.UU., país en el que los latinos y los negros suponen el 17% y el 12% de la población respectivamente.

Además, los blancos controlan un negocio cuyos ingresos dependen de forma fundamental de la minorías, que ya que éstas representan el 51% de los espectadores que acuden a las salas del cine.

¿Y qué ven los ciudadanos pertenecientes a minorías cuando van a ver una película de Hollywood? Más y más actores blancos.

El año pasado, una investigación de la Universidad del Sur de Califiornia (USC, por sus siglas en inglés) analizó los 100 filmes más taquilleros de 2013 y encontró que tan sólo un tercio de los papeles son interpretados por actores hispanos, negros o asiáticos.

Según el mismo estudio, los actores latinos tan solo aparecían en el 4,9% de los papeles, en muchos casos interpretando a personajes estereotipados: ellos, delincuentes y jardineros; ellas, bombas sexuales.

Miedo al cambio

Por otro lado, una investigación sobre la diversidad racial elaborada en 2014 por la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA, por sus siglas en inglés), concluyó que “los que toman las decisiones en Hollywood tienden a rodearse de gente con la que se sienten cómodos, gente que piensa y a menudo se parece (físicamente) a ellos”.

Cheryl Boone
Cheryl Boone Isaacs reconoció que le gustaría que en un futuro hubiera más diversidad entre los aspirantes al Oscar.

 

Algunos expertos creen que esta falta de diversidad en la gran pantalla puede estar relacionada con la apuesta de los estudios por fórmulas que saben que funcionan bien en taquilla.

Al parecer, dar papeles protagónicos a actores pertenecientes a minorías es un riesgo que muchos en Hollywood no quieren asumir.

“Los estudios son negocios. Hollywood tiene una larga historia de hacer películas para las masas y el gran cambio en la última década ha sido que ahora hace películas para el mercado global”, señalaba en una reciente entrevista con el diarioHuffington Post el productor Mitchell W. Block.

“Pero eso no significa que porque China sea el mayor mercado vayan a contratar a actores chinos. No atraerían a la audiencia en EE.UU. y Europa”, apuntaba Block.

Rebecca Sun, periodista de la revista The Hollywood Reporter, cree que lo que sucede en la industria del cine es lo mismo que pasa en general en EE.UU., “donde tradicionalmente en las esferas de poder han dominado los hombres blancos, a los que les resulta más fácil tener carreras profesionales exitosas”.

¿Cuestión de tiempo?

“En la industria del cine, como en cualquier otra industria, que haya más diversidad llevará tiempo”, apunta Sun en conversación con BBC Mundo.

“Por ejemplo, muchos de los miembros de la Academia representan a la vieja guardia. Cada año entran nuevos miembros y creo que hay un esfuerzo para que haya gente más joven y diversa, aunque todavía no se nota”.

Estatuillas del Oscar
Desde 1998, solo en dos ocasiones ha habido unos Oscar tan poco diversos como los de este año.

 

Sun cree que el que no haya intérpretes de minorías nominados a los Oscar está relacionado con que “no se producen películas para esos actores”.

“Parece que los estudios tienen miedo a hacer una película protagonizada por un actor de una minoría o con un argumento centrado en una minoría, porque creen que sólo va a atraer al público de esa minoría”.

Sun opina que la falta de diversidad en los Oscar es una muestra de la “desconexión” entre la Academia de Hollywood y el público.

Por su parte, Jenelle Riley, de la revista Variety, considera que aunque las cosas están cambiando, “a lo largo de la historia Hollywood ha sido un lugar muy blanco”.

“Durante décadas casi no se vio a actores negros o hispanos en la gran pantalla y tampoco había directores de esas minorías”, apunta la periodista.

Riley señala que, en el caso de AMPAS, el proceso de renovación de sus miembros es lento y cree que la polémica que ha surgido este año en torno a “Selma” ha sido “un toque de atención” para la institución.

“Incluso la presidenta de la academia, que es negra, reconoció que hay que reflexionar sobre los sucedido”.

¿Volveremos a ver el hashtag #OscarsSoWhite este domingo? Parece que los productores de la gala (dos hombres blancos) están poniendo todo su esfuerzo en que no haya motivos para ello.

[ratings]

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, actual Managing Editor de MetroLatinoUSA. Periodista que cubre eventos de las comunidades latinas en Washington D.C., Maryland y Virginia. Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia. Galardonado en numerosas ocasiones por parte de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas (NAHP) y otras organizaciones comunitarias y deportivas de la región metropolitana de esta capital. También premiado en dos ocasiones como Mejor Periodista del Año por la cobertura de la comunidad salvadoreña; premios otorgados por la Oficina de Asuntos Latinos del Alcalde de Washington (OLA) y otras organizaciones. Ha sido miembro del jurado calificador en diferentes concursos literarios, de belleza y talento en la región metropolitana. Ha visitado zonas de desastre en Nicaragua, Honduras y El Salvador e invitado a esos países por organizaciones que asisten a personas de escasos recursos económicos. Antes trabajó en otros medios de prensa de Virginia y Washington, D.C., incluyendo reportajes para una agencia noticiosa mundial.

You must be logged in to post a comment Login