Derroches y ortografía

Por Teresa Gurza

Me pregunto si era necesario que en los actuales momentos de irritación ciudadana, los coordinadores parlamentarios se reunieran en el Club de Banqueros para beber vinos importados y comer filetes de res y pescado, mientras analizaban como impulsar la transparencia; para finalmente, acabar sin acuerdos y admitiendo que hay aviadores en el Senado.

Una nota de esta semana en Reforma informa que los coordinadores del PRI, PAN, PRD y Partido Verde, intentaron durante dos horas llegar a una posición conjunta sobre la corrupción; pero, en lo único que avanzaron fue “en la elaboración de un listado sobre los temas que podrían procesarse antes del 30 de abril”.

Y reconocieron que además de los ‘aviadores’ senatoriales, hay en esa cámara personal que no justifica su trabajo.

Así de fácil y sencillito; gastan millonadas mensuales pagando a mil 600 personas, entre las que están las que no trabajan, y no pasa nada.

¿De qué pasta están hechos que no se dan cuenta que están atizando el infiernito?

¿O será que tienen información reservada, que les permite saber que ya no hay mexicanos marginados ni con hambre; que todas las escuelas tienen agua en los baños, pupitres, pizarrones, computadoras, vidrios  y techos; que en los hospitales no faltan médicos, enfermeras ni insumos; y que todos estamos encantados de tenerlos a ellos como legisladores por lo que producen, gastan, beben y comen?

De otra forma no me explico, su conchudez para admitir que ni siquiera están al tanto de en qué se ocupa la gente que se supone, trabaja para ellos.

Es necesario que los funcionarios, gobernadores, legisladores y dirigentes partidistas tan afectos a usar helicópteros hasta por ocho minutos, entiendan de una buena vez que los recursos del país son limitados; y que lo que se va en ellos de forma tan espléndida, tiene que quitarse a otras áreas; como la salud y la educación.

Que se merman también, con lo que gasta la Presidencia; que tampoco da muestras de austeridad. Al contrario.

El año pasado, su presupuesto fue de dos mil 200 millones de pesos, pero terminó gastando tres mil 476; 58 por ciento más de lo aprobado; eso es muchísimo dinero; y más cuando sabemos que se fue en viajes, promoción de imagen, comunicación, encuestas y pago de asesores.

Y a propósito ¿era urgente que las mujeres de la familia Peña, se fueran precisamente ahora de compras a Los Angeles?

Al parecer a muchos en el poder y fuera que queriéndolo o por inconciencia, están cultivando irritación y descontento; además de sus dispendios llevan a que el país sufra de pésimos servicios de salud y educación; que además, no llegan a todos; datos de la UNESCO dados a conocer esta semana, revelan que un millón de niños mexicanos no va a la escuela.

Y los que asisten, no se están educando bien; como no lo están muchas autoridades, incapaces hasta de expresarse o escribir correctamente.

Entre las pruebas de lo que afirmo, están las faltas de ortografía, sintaxis y redacción, que contienen los comunicados oficiales.

Como la leyenda en el reverso de una cajetilla de cigarros, que difundió Eduardo R. Huchim al final de su artículo Naufragio o botín del pasado miércoles 8 en Reforma, que dice textual:

“´La Secretaría de Salud informa: El Humo de Tabaco (así con mayúsculas) contiene más de 4000 sustancias químicas que te matan gravemente”. Y el primo de un amigo comentó al leerlo: -Dejaré de fumar, yo me quiero morir sólo levemente”.

Hay muchos ejemplos más.

El papel con la dieta que para bajar de peso, me entregó la doctora María Elena Oñate Orozco, del IMSS región centro delegación estatal Morelos, dice que puedo comer a libre demanda: navo, calabazita, peregil, chilacallote y coles de brucelas y pocas cantidades de aba seca, alvergon y verengena; se me permite condimentar mi comida, con cemilla de mostaza y aceite de vacalao; se me recomienda evitar consumir alimentos cuando veo televición; y me previene sobre los refrigeración nocturnos, ¿no será refrigerio nocturno?.

Hubo también en la semana algunas disparatadas declaraciones que bien pueden ilustrar el pensamiento de algunos personajes.

Mancera habló contra “el mercado laboral formal”, porque “solo produce pobreza y pobreza extrema”.

Y Carstens explicó que estamos en un momento “histórico, porque la devaluación no ha impactado los precios”. ¿En dónde hará su mercado?

 

[ratings]

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, actual Managing Editor de MetroLatinoUSA. Periodista que cubre eventos de las comunidades latinas en Washington D.C., Maryland y Virginia. Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia. Galardonado en numerosas ocasiones por parte de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas (NAHP) y otras organizaciones comunitarias y deportivas de la región metropolitana de esta capital. También premiado en dos ocasiones como Mejor Periodista del Año por la cobertura de la comunidad salvadoreña; premios otorgados por la Oficina de Asuntos Latinos del Alcalde de Washington (OLA) y otras organizaciones. Ha sido miembro del jurado calificador en diferentes concursos literarios, de belleza y talento en la región metropolitana. Ha visitado zonas de desastre en Nicaragua, Honduras y El Salvador e invitado a esos países por organizaciones que asisten a personas de escasos recursos económicos. Antes trabajó en otros medios de prensa de Virginia y Washington, D.C., incluyendo reportajes para una agencia noticiosa mundial.

You must be logged in to post a comment Login