No hay verdades absolutas

la-izquierda_ambas

Por Teresa Gurza

En agosto de 2014, escribí aquí sobre la presentación del libro La Izquierda que Viví. El instante y la palabra, de Adolfo Sánchez Rebolledo, que recoge algunas de sus crónicas, ensayos y artículos periodísticos de 1961 a la fecha.

Ahora acaba de pasar por TVUNAM, un interesante programa filmado por Inti Cordera y conducido por Rolando Cordera y José Woldenberg en el que Fito, como le decimos sus amigos, habla de momentos decisivos de su experiencia política.

Y coincidiendo con el programa sale otro libro, Adolfo Sánchez Rebolledo Un militante Socialista, en el que refiere recuerdos, intereses y preocupaciones de su ya larga vida en la izquierda.

En el prólogo Pepe Woldenberg, asienta que somos una sociedad desmemoriada y nuestra izquierda padece de amnesia colectiva; y destaca la necesidad de preservar memorias individuales, que como la de Fito,  “pueden alumbrar lo que fue el ayer, con sus contextos, vicisitudes, proyectos y retos… porque combina como muy pocos, capacidad para narrar de manera viva y apasionada una serie de acontecimientos y episodios; y para analizar su significado, importancia e impronta”.

La investigadora Patricia Pensado, del Instituto Mora, rescató el testimonio de Sánchez Rebolledo en once sesiones frente a la grabadora; y formó el texto que es parte de un trabajo sobre historias de militancia de izquierda en América Latina.

Empieza Fito por hablar de la llegada a Veracruz en 1939 de sus padres Aurora Rebolledo Gálvez y el entonces maestro normalista y más tarde gran filósofo, Adolfo Sánchez Vásquez.

Arribaron en dos de los primeros buques fletados por el gobierno de Lázaro Cárdenas, para trasladar a los refugiados españoles que buscaban escapar de los campos de concentración franceses tras la derrota de la Republica Española.

En 1940 se casan y se mudan a Morelia, para trabajar en la Universidad Nicolaita; punto de encuentro entonces, de un notable grupo de asilados españoles comprometido con la investigación y la docencia.

Nace Fito en 1942 en el DF, y al evocar su infancia y adolescencia habla del sentimiento de nostalgia de quienes viven fuera de su país y “que en los asilados tiene vetas de amargura y dolor por el carácter forzoso del destierro y porque dejan atrás una familia rota a merced de los vencedores es decir de sus verdugos”; y precisa que para los niños del exilio, “su familia española es una presencia distante…”

Alumno del Colegio Madrid de primaria a bachillerato, Fito recuerda haber vivido intensamente el problema de la identidad, común a todos los hijos de exilados; y cuenta como fue mexicanizándose y entendiendo formas de pensar que a la comunidad española le resultaban distantes o extrañas.

Tenía 18 años cuando bajo la influencia de la revolución cubana nació entre la comunidad de refugiados el Movimiento 59, al que se incorporó con entusiasmo y del que fue delegado en 1960 al  Primer Congreso Latinoamericano de Juventudes, celebrado en La Habana.

Las palabras del “Che” en la inauguración, estimularon inquietudes que ya tenía; y al regresar, se afilió al Partido Comunista Mexicano PCM, donde vivió su primera crisis partidista y de donde salió en 1962.

El testimonio de Fito repasa las luchas de la época y la solidaridad con la revolución cubana, el movimiento del 68, Vietnam y países latinoamericanos, especialmente con Chile tras el golpe militar; la insurgencia sindical, la reforma política y la izquierda.

Anota los personajes que ha admirado y querido y de los que ha aprendido, como Rafael Galván, Natalio Vásquez Pallares, Raúl Álvarez Garín, Carlos Pereyra, Oscar González,  y Othón Salazar; y su paso por las revistas Solidaridad, Punto Crítico, República y el periódico Oposición; y las dificultades económicas y políticas de la izquierda para hacer mejores publicaciones.

Dedica varios párrafos a la formación del Movimiento de Acción Popular, muchos de cuyos integrantes están hoy en el Instituto de Estudios de la Transición Democrática, y que “más que un partido político, fue una corriente de pensamiento enriquecida por muchos puntos de vista, y abierta a todas las influencias para poder elaborar una propuesta una visión del país distinta” y que se incorporó al proceso de unidad de la izquierda que dio lugar al PSUM, y luego al PMS, y al PRD.

Desde siempre ha cultivado Fito los valores de la amistad y tiene infinidad de amigos, y de compañeros en proyectos varios; y su vida en las izquierdas lo lleva a advertir, que no se ha logrado entender claramente el vínculo entre democracia social y democracia política.

“Siempre he creído, dice, que vivimos en un mundo muy pequeño y en la izquierda somos unos cuantos riachuelitos … y salvo que alguien se salga del huacal, nos volveremos a encontrar en uno o en otro lugar… “

Agrega que para actuar no es necesario declinar todas las banderas, porque siempre habrá situaciones o episodios en los que la razón puede inclinarse por una u otra posición… y concluye que no hay verdades absolutas.

[ratings]

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, actual Managing Editor de MetroLatinoUSA. Periodista que cubre eventos de las comunidades latinas en Washington D.C., Maryland y Virginia. Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia. Galardonado en numerosas ocasiones por parte de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas (NAHP) y otras organizaciones comunitarias y deportivas de la región metropolitana de esta capital. También premiado en dos ocasiones como Mejor Periodista del Año por la cobertura de la comunidad salvadoreña; premios otorgados por la Oficina de Asuntos Latinos del Alcalde de Washington (OLA) y otras organizaciones. Ha sido miembro del jurado calificador en diferentes concursos literarios, de belleza y talento en la región metropolitana. Ha visitado zonas de desastre en Nicaragua, Honduras y El Salvador e invitado a esos países por organizaciones que asisten a personas de escasos recursos económicos. Antes trabajó en otros medios de prensa de Virginia y Washington, D.C., incluyendo reportajes para una agencia noticiosa mundial.

You must be logged in to post a comment Login