Las mujeres que cuentan el horror de vivir bajo el cautiverio de Boko Haram

El Ejército nigeriano logró liberar a más de 700 mujeres y niños la semana pasada en una ofensiva contra el grupo islamista Boko Haram.

El Ejército nigeriano logró liberar a más de 700 mujeres y niños la semana pasada en una ofensiva contra el grupo islamista Boko Haram.

Las mujeres liberadas por el ejército nigeriano de manos de los militantes islamistas de Boko Haram, en el norte de Nigeria, contaron que algunas de sus compañeras fueron lapidadas mientras el ejército avanzaba para rescatarlas.

Algunas hablaron un día después de que cerca de 300 mujeres y niños fueran liberados de una zona tomada como bastión por miembros del grupo islamista en el bosque de Sambisa (noreste) de Nigeria.

Las mujeres contaron que varias murieron en la lapidación, pero no saben cuántas.

Lea también: Nigeria libera 200 jóvenes y 93 mujeres secuestradas por Boko Haram

Las sobrevivientes indicaron que cuando fueron capturadas, los militantes mataron a los hombres y a los jóvenes enfrente de sus familias antes de llevarse a las mujeres y a los niños al bosque.

Una mujer que dio a luz en cautiverio explicó que los yihadistas cortaron el cuello a su esposo enfrente de ella, antes de que fuera separada de sus tres hijos.

Las Fuerzas Armadas nigerianas indicaron que la semana pasada rescataron a más de 700 personas retenidas por el grupo islamista, como parte de la actual ofensiva lanzada contra Boko Haram.

Las mujeres cuentan que los islamistas no las perdían de vista, incluso cuando tenían que ir al baño.

“No nos permitían movernos ni un centímetro”, contó Asabe Umaru a la agencia de noticias Reuters.

nigeria, mujeres, niñas, boko haram, secuestradas
Todavía sigue siendo un isterio el paradero de las 300 niñas secuestradas en una escuela en Chiboc.

 

“Nos mantenían en un sitio. Estábamos bajo esclavitud”, agregó.

Los militantes también obligaron a algunas a casarse con miembros de Boko Haram.

Una comida al día

Otra mujer describió cómo sólo recibían una sola comida al día.

“Nos daban sólo maíz seco a medio día. No era bueno para el consumo humano”, le dijo Cecilia Abel a Reuters. Esto llevó a la malnutrición, la enfermedad y la muerte de algunas de las secuestradas.

“Cada día veíamos la muerte de una de nosotras y esperábamos nuestro turno”, comentó Umaru, de 24 años, madre de dos.

Las mujeres y los niños viajaron durante tres días en camionetas desde el bosque de Sambisa donde fueron rescatadas a un campamento en la ciudad de Yola.

Después de haberlas entrevistado, las autoridades determinaron que casi todas son de Gumsuri, una villa cerca del pueblo de Chibok, informó la agencia de noticias AP.

Lea también: ¿Qué se sabe de las 219 niñas secuestradas por Boko Haram en Nigeria hace un año?

Combate a Boko Haram

Por el momento no hay indicios de que alguna de las liberadas pertenezca al grupo de las 300 muchachas de Chibok secuestradas por Boko Haram en una escuela hace un año.

Boko Haram, que se formó en 2002, ha declarado su intención de derrocar al gobierno y crear un Estado Islámico en el norte.

Miles de personas han muerto en el norte de Nigeria desde que el grupo recrudeció la violencia en 2009, tras la muerte de su líder.

El pasado febrero, el ejército nigeriano, con el apoyo de los países vecinos -Camerún, Chad y Níger-, lanzó la mayor ofensiva contra Boko Haram, recuperando territorio sobre el que había impuesto su control el grupo islamista.

Lea también: Cómo se volvió poderoso Boko Haram

[ratings]

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, actual Managing Editor de MetroLatinoUSA. Periodista que cubre eventos de las comunidades latinas en Washington D.C., Maryland y Virginia. Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia. Galardonado en numerosas ocasiones por parte de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas (NAHP) y otras organizaciones comunitarias y deportivas de la región metropolitana de esta capital. También premiado en dos ocasiones como Mejor Periodista del Año por la cobertura de la comunidad salvadoreña; premios otorgados por la Oficina de Asuntos Latinos del Alcalde de Washington (OLA) y otras organizaciones. Ha sido miembro del jurado calificador en diferentes concursos literarios, de belleza y talento en la región metropolitana. Ha visitado zonas de desastre en Nicaragua, Honduras y El Salvador e invitado a esos países por organizaciones que asisten a personas de escasos recursos económicos. Antes trabajó en otros medios de prensa de Virginia y Washington, D.C., incluyendo reportajes para una agencia noticiosa mundial.

You must be logged in to post a comment Login