Emergencia en Pakistán por ola de calor que deja más de 700 muertos

La ola de calor que azota Pakistán es particularmente grave en la provincia de Sindh, en el sur.

La ola de calor que azota Pakistán es particularmente grave en la provincia de Sindh, en el sur.

El primer ministro de Pakistán, Nawaz Sharif, pidió que se adopten medidas de emergencia para enfrentar la ola de calor que se ha cobrado más de 700 vidas en la provincia sureña de Sindh.

La Autoridad Nacional de Gestión de Desastres anunció que recibió instrucciones de Sharif para adoptar medidas extraordinarias de inmediato.

El ejército fue desplegado para establecer centros de atención a pacientes con golpes de calor. Las temperaturas alcanzan los 45 grados centígrados.

Lea también: Por qué han muerto más de 2.000 personas por una ola de calor en India

Este martes, el secretario de Salud de la provincia de Sindh, Saeed Mangnejo, informó que 612 personas murieron en los principales hospitales públicos de la ciudad de Karachi en los últimos cuatro días. Otras 80 murieron en hospitales privados.

null
Miles de personas están siendo tratadas y algunas están en estado grave.

 

null
Los ancianos son más vulnerables a los efectos del calor extremo.

 

null
La situación se ha agravado por la abstinencia de beber agua durante las horas de luz debido al mes del Ramadán.

 

null
Ha habido protestas en alunas partes de Karachi por parte de las personas que responsabilizan al gobierno y a la principal compañía eléctrica de la ciudad, K-Electric, de no evitar las muertes.

 

El calor no es inusual en los meses de verano en Pakistán, pero parece que los cortes de electricidad empeoraron las cosas”, según informa el periodista de la BBC, Shahzeb Jillani.

“La responsabilidad recae de lleno sobre los hombros del gobierno por su mediocre gestión a la hora de suministrar agua y electricidad”, apunta sin rodeos el periódico The Nation, mientras que The Daily Times considera que el primer ministro debe tomar “algunas decisiones audaces”.

Cómo lidia el cuerpo con el calor extremo

La temperatura normal del cuerpo es de 37-38ºC.

Si se calienta hasta 39-40 grados, el cerebro le dice a los músculos que aflojen y aparece la fatiga. Con 40-41 grados es probable que haya agotamiento y a más de 41 grados el cuerpo empieza a fallar.

null
El primer ministro dijo que no habría cortes eléctricos pero los apagones han aumentado desde el inicio del Ramadán.

Los procesos químicos se alteran, las células del cuerpo se deterioran y hay riesgo de fallo multiorgánico.

El cuerpo no puede ni sudar en este punto porque el flujo de la sangre a la piel se detiene.

Un golpe de calor, que puede ocurrir a cualquier temperatura por encima de los 40ºC, requiere de atención médica y, si no se trata de forma inmediata, las posibilidades de sobrevivir pueden ser escasas.

Recomendaciones para hacer frente al calor extremo:

  • Vestir ropas húmedas que ayuden a bajar la temperatura del cuerpo
  • Meter las manos en agua fría
  • Poner ventiladores cerca de las ventanas para que atraigan aire del exterior, que debería ser más fresco
  • Vestir ropa holgada
  • Bañarse con agua tibia mejor que fría
  • Abanicarse la cara mejor que otras partes del cuerpo.
null
Un golpe de calor, que puede ocurrir a cualquier temperatura por encima de los 40 grados C.

 

[ratings]

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, actual Managing Editor de MetroLatinoUSA. Periodista que cubre eventos de las comunidades latinas en Washington D.C., Maryland y Virginia. Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia. Galardonado en numerosas ocasiones por parte de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas (NAHP) y otras organizaciones comunitarias y deportivas de la región metropolitana de esta capital. También premiado en dos ocasiones como Mejor Periodista del Año por la cobertura de la comunidad salvadoreña; premios otorgados por la Oficina de Asuntos Latinos del Alcalde de Washington (OLA) y otras organizaciones. Ha sido miembro del jurado calificador en diferentes concursos literarios, de belleza y talento en la región metropolitana. Ha visitado zonas de desastre en Nicaragua, Honduras y El Salvador e invitado a esos países por organizaciones que asisten a personas de escasos recursos económicos. Antes trabajó en otros medios de prensa de Virginia y Washington, D.C., incluyendo reportajes para una agencia noticiosa mundial.

You must be logged in to post a comment Login