Qué opinan en Cuba de Radio Martí, la emisora de Miami que Raúl Castro quiere apagar

La conexión entre Cuba y EE.UU., que está caracterizada históricamente por los fuertes contrastes, se ve incluso en la manera en que se visten en La Habana.

La conexión entre Cuba y EE.UU., que está caracterizada históricamente por los fuertes contrastes, se ve incluso en la manera en que se visten en La Habana.

El día en que el presidente Raúl Castro anunció que Cuba y Estados Unidos intercambiarán embajadores, aclaró que para la “normalización de las relaciones” faltaban otras cuatro cosas.

Según Castro, antes es necesaria la compensación de “los daños humanos y económicos provocados por las políticas de EE.UU.” y que se devuelva la base de Guantánamo.

Además, el mandatario pide que “se eliminen los programas dirigidos a promover la subversión y desestabilización” y que cesen las transmisiones radiales y televisivas hacia Cuba.

Es decir, que Estados Unidos ponga fin a Radio Martí, uno de los símbolos del exilio opositor que desde Miami transmite radio y televisión hacia Cuba con una línea claramente anticastrista.

Financiadas por el gobierno de EE.UU., esas transmisiones se escuchan en Cuba de manera clandestinadesde hace 30 años.

null
La emisora se escucha en Cuba de forma clandestina.

 

El gobierno cubano bloquea la señal de TV Martí, pero la de radio llega a través de AM y onda corta.

Y aunque abiertamente nadie reconoce escuchar Radio Martí, muchos lo hacen. Según la emisora de Miami, sus trasmisiones llegan a más dos millones en la isla.

Otra gran parte de la población la considera una radio “enemiga”.

Voces desde Cuba recogió algunas opiniones de cubanos sobre Radio Martí.

I

Si no hubiera sido por Radio Martí, no me entero de que se cayó el Muro de Berlín, pero me enteré enseguida y llamé a todos mis amigos. Esa noticia le dio la vuelta al mundo, pero en Cuba la prensa nacional no le dio la menor importancia.

Ana, economista

II

La mamá de una amiga muy “identificada con el proceso” ella, pero la madre gusanísima (contraria a la Revolución), en los años 80 y principios de los 90 nos ponía al tanto de las noticias que escuchaba en Radio Martí.

Vivía junto a la radio y muy campante cuando llegaba, lo mismo un encumbrado amigo de la hija, que mi marido y yo, seguía en lo suyo con una frase que terminamos haciendo nuestra: “Aquí, monitoreando la radio enemiga”.

Carmen, jubilada

III

null
La manera más común de los cubanos para escuchar Radio Martí es a través de radio AM y onda corta.

¿Y cómo escuchas Radio Martí? Facilito. Busco Radio Rebelde (una emisora estatal), luego giro el dial hasta que se va la interferencia y ya.

Rebeca, artesana

IV

A la playa siempre llevaba mi radiecito portátil, porque desde Boca Ciega no tenía que esperar a la madrugada para oír “la apostólica”. Antes se oía clarito clarito, pero ahora ese chirrido no hay quien lo aguante.

En casa de la suegra allá en Taguasco se oye sin problemas. Por allá tú caminas y desde cualquier casa sale la musiquita esa de la presentación.

Donde es un problema es aquí en La Habana porque dicen que han puesto un campo de antenas enorme por allá por El Cotorro, nada más que para que Radio Martí no se oiga.

Miguel, cuentapropista

V

¿Tele Martí? No, eso nunca se ha visto en Cuba, pero Radio Martí, ese sí había que oírlo para enterarse de una pila de cosas, ya no tanto porque se oye muy mal y bueno, ya uno se entera enseguida de las cosas.

Jorge, chofer de ómnibus

VI

Hoy por hoy la oigo sin interferencias. Debe ser que vivo frente al Malecón y en altos. Hay quien se levanta con Radio Reloj, yo me levanto con Radio Martí.

null
Es difícil establecer qué impacto han tenido las transmisiones de Radio Martí en Cuba.

 

Julio, periodista

VII

Mi hijo no sabía vivir aquí. Salió del Servicio Militar con la idea fija de irse. A la segunda noche que no vino a dormir supe que se había ido y me puse como loca.

Mis vecinos Felo y Celina que eran como familia me dijeron que Radio Martí daba los nombres de los que llegaban. Yo ni caso les hice, no tenía cabeza para nada y no tenía radio.

Imagínese cuando Felo vino por la ventana de la cocina y nada más tuve que mirarlo para saber que Leonardito había llegado, pero fueron cuatro días que no le deseo a nadie.

Si no hubiera sido por el programa ese de Radio Martí, no estaríamos hablando ahora.

Adela, ama de casa

VIII

Mi hija la escuchaba siempre, y cuando se fue (a Estados Unidos), me quedé de oyente de Radio Martí, era como tener un poco más cerca a mi niña. Tele Martí la vi solo una vez cuando solicité la visa en la Embajada americana.

Canals, médico

IX

No, nunca. Esa emisora es pagada por la mafia de Miami.

Desconocido, en la guagua

Entradas anteriores a nuestras Voces desde Cuba

Más entradas por Regina Coyula

Regina Coyula es bloguera, activista de derechos humanos y crítica del gobierno cubano. Aunque reniega de las etiquetas, es considerada “disidente” en su barrio, por decir y escribir lo que piensa. Ella se considera una ciudadana crítica sin afiliación política.

 

[ratings]

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, actual Managing Editor de MetroLatinoUSA. Periodista que cubre eventos de las comunidades latinas en Washington D.C., Maryland y Virginia. Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia. Galardonado en numerosas ocasiones por parte de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas (NAHP) y otras organizaciones comunitarias y deportivas de la región metropolitana de esta capital. También premiado en dos ocasiones como Mejor Periodista del Año por la cobertura de la comunidad salvadoreña; premios otorgados por la Oficina de Asuntos Latinos del Alcalde de Washington (OLA) y otras organizaciones. Ha sido miembro del jurado calificador en diferentes concursos literarios, de belleza y talento en la región metropolitana. Ha visitado zonas de desastre en Nicaragua, Honduras y El Salvador e invitado a esos países por organizaciones que asisten a personas de escasos recursos económicos. Antes trabajó en otros medios de prensa de Virginia y Washington, D.C., incluyendo reportajes para una agencia noticiosa mundial.

You must be logged in to post a comment Login