Por qué, a pesar del deshielo, deportistas de Cuba siguen desertando hacia EE.UU.

Los jugadores cubanos celebraron su victoria frente a Guatemala que los clasificó a cuartos de final.

Los jugadores cubanos celebraron su victoria frente a Guatemala que los clasificó a cuartos de final.

Por Paul Blake

 

Puede ser que las relaciones entre Estados Unidos y Cuba hayan entrado en una nueva era con la apertura de las embajadas en ambos países pero las fugas de deportistas cubanos hacia EE.UU. parecen estar en alza.

El equipo nacional de fútbol de Cuba fue eliminado de la Copa de Oro 2015 el pasado fin de semana, pero el vuelo de regreso desd tendrá algunas plazas vacías extra.

Al menos cuatro jugadores del equipo han desertado desde el comienzo del torneo el pasado 7 de julio. Puede que sean más.

Selección nacional de fútbol de Cuba
La selección cubana llegó diezmada al encuentro de cuartos de final frente a EE.UU. del pasado sábado.

 

El equipo cubano llegó a su encuentro de cuartos de final frente a la selección estadounidense en Baltimore con un grupo de 19 hombres, sólo uno más de lo que se requiere para participar en la competición.

“Creo que es suficiente para jugar el partido y la competición”, le dijo el entrenador Raúl González a los periodistas.

El seleccionador de Estados Unidos, el alemán Jürgen Klinsmann, expresó comprensión hacia su homólogo: “Sabemos por lo que están pasando dentro y fuera del terreno de juego, así que hay una gran admiración por cómo han lidiado con todo lo que les ha pasado”.

Pie mojado, pie seco

Desde que los presidentes de EE.UU. y de Cuba anunciaran el deshielo entre los dos vecinos ideológicamente opuestos el pasado 17 de diciembre, las relaciones se han ido haciendo más cálidas.

Este lunes, se abrió la embajada cubana en Washington y una embajada estadounidense abrió sus puertas en La Habana: las primeras que intercambian los dos países en 54 años.

Los futbolistas desertores se benefician de una política que se conoce como “wet foot, dry foot” (pie mojado, pie seco) que, pese a la mejora de relaciones, sigue en vigor.

Esta medida, en efecto desde 1995, les permite a los cubanos que pisan tierra estadounidense quedarse en el país y solicitar la residencia. Los inmigrantes que son interceptados por las autoridades en el mar no pueden hacerlo.

Banderín de EE.UU.
Pese a la mejora de relaciones entre EE.UU. y Cuba, los abandonos de deportistas cubanos no han cesado.

 

Esta política ha despertado el malestar de la delegación cubana durante las recientes conversaciones entre ambos países, y ha sido el flagelo de los equipos deportivos cubanos desde mucho antes.

El gobierno de Obama dijo recientemente que no tiene planes de alterar la actual política migratoria, incluyendo la Ley de Ajuste Cubano, de la cual se deriva la mencionada directriz.

Béisbol

El béisbol cubano ha perdido a varios de sus jugadores que se han ido a las ligas de EE.UU. a lo largo de los años, pero tradicionalmente esto se ha debido a las grandes sumas de dinero que les pagan a los jugadores profesionales en EE.UU. y la mala situación económica de Cuba.

“La mayoría de las deserciones implican a jugadores que dejan Cuba de forma ilegal (a menudo con la ayuda de traficantes de personas)”, le dice a la BBC Peter Bjarkman, autor de varios libros sobre el béisbol cubano.

“Los abandonos una vez que los equipos cubanos están en terreno estadounidense han sido poco comunes, ascendiendo a cerca de una docena desde mediados de los 90”.

Sin embargo, la tendencia puede estar cambiando.

Sólo este año al menos cuatro beisbolistas desertaron estando en tierra estadounidense.

Según informes, en febrero dos beisbolistas cambiaron de equipo mientras jugaban en Puerto Rico y en julio otros dos huyeron en Carolina del Norte.

La Copa de Oro

El equipo nacional de fútbol ha vivido unos días especialmente pesados para mantener al conjunto intacto desde el inicio de la Copa de Oro, una competición en la que participan selecciones de América del Norte, Centroamérica y el Caribe.

La agencia Associated Press informó que el delantero Keiler García dejó la concentración antes del primer partido de los cubanos contra México en Chicago, en el que Cuba perdió 6-0.

Balsa
Los inmigrantes cubanos que llegan a tierra estadounidense pueden quedarse, mientras que los que son interceptados en el en mar son devueltos a Cuba.

 

En algún momento, cuando el equipo se trasladó a Arizona para enfrentarse a Trinidad y Tobago, el conjunto perdió a su portero reserva, Arael Argüellez. Ese partido lo perdieron 2-0.

Antes de una sorprendente victoria 1-0 ante Guatemala en Carolina del Norte la semana pasada,el equipo perdió a Darío Suárez, que apareció como ausente en la página de la selección.

Aricheel Hernández también fue registrado como ausente, aunque la agencia AFP dijo que fue por problemas de visa.

Después del partido, el equipo fue testigo directo de lo que se describió como una salida bastante dramática del centrocampista Ariel Martínez.

Según informaciones de Univisión, Martínez lloró lo que sus compañeros de equipo creyeron que eran lágrimas de júbilo en el autobús de vuelta al hotel antes de “irse corriendo en la oscuridad”.

Desde 1999, cerca de dos docenas de futbolistas cubanos –de equipos sub-23 y selecciones absolutas- han desertado estando en EE.UU., según datos del diario estadounidense The Washington Post.

Motivos diferentes

Bjarkman indicó que las motivaciones para abandonar sus equipos de los jugadores de béisbol y los de fútbol pueden ser diferentes.

“Los jugadores de béisbol se van por el dinero que les ofrecen los contratos profesionales en EE.UU.”, señaló.

“Con los futbolistas puede que sea ligeramente distinto ya que pocos jugadores de fútbol cubanos son grandes promesas que esperen buenos contratos de equipos profesionales.

“Pero, dada la mala economía cubana, sus motivos son probablemente también económicos en gran parte”.

Fútbol cubano
Al parecer Martínez desertó después de llorar en el autobús de vuelta al hotel.

 

La última vez que Cuba se clasificó para la Copa del Mundo de fútbol fue en 1938, y la pérdida constante de jugadores por la política estadounidense vigente no hace pensar que el equipo se vaya a hacer más competitivo a corto plazo.

No obstante, como señala Bjarkman, los jugadores que se han ido sólo han afectado parcialmente al béisbol cubano.

“El desempeño general de los equipos cubanos por supuesto ha empeorado un poco con la pérdida de algunas de sus estrellas”, reconoció. “Pero los cubanos han mantenido un alto nivel pese a las ausencias“.

Y en la Copa de Oro, el equipo de fútbol parece haber seguido una tendencia similar, sorprendiendo a los seguidores al llegar a los cuartos de final a pesar de las derrotas frente a México y Trinidad y Tobago.

En cuanto a los jugadores que desertaron, el entrenador González dijo: “Los jugadores que no están aquí ahora en realidad no significan nada para nosotros porque han elegido su camino”.

[ratings]

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, actual Managing Editor de MetroLatinoUSA. Periodista que cubre eventos de las comunidades latinas en Washington D.C., Maryland y Virginia. Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia. Galardonado en numerosas ocasiones por parte de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas (NAHP) y otras organizaciones comunitarias y deportivas de la región metropolitana de esta capital. También premiado en dos ocasiones como Mejor Periodista del Año por la cobertura de la comunidad salvadoreña; premios otorgados por la Oficina de Asuntos Latinos del Alcalde de Washington (OLA) y otras organizaciones. Ha sido miembro del jurado calificador en diferentes concursos literarios, de belleza y talento en la región metropolitana. Ha visitado zonas de desastre en Nicaragua, Honduras y El Salvador e invitado a esos países por organizaciones que asisten a personas de escasos recursos económicos. Antes trabajó en otros medios de prensa de Virginia y Washington, D.C., incluyendo reportajes para una agencia noticiosa mundial.

You must be logged in to post a comment Login