¿Seguiremos en una guerra que no es nuestra?

Por Teresa Gurza

 

Ahora que los dos narcos principales ya no están presos, Caro Quintero porque lo soltaron y el Chapo porque se escapó, el gobierno debiera aprovechar para pensar si es conveniente seguir gastando, muriendo y matando en una guerra que no es nuestra y está perdida; o si legaliza las drogas para salirnos de ella y dejar que Estados Unidos, en parte de cuyo territorio ya es legal el uso de la mariguana, se haga cargo del problema que causan sus gringos que las consumen.

Debíamos analizar también otros asuntos en los que se ha probado que lo hecho hasta hoy, ha sido inútil y fuente de gastos estratosféricos.

Se ha ya reconocido que el dinero sucio o recién lavado ha financiado campañas electorales y colocado autoridades, a pesar de que buscando evitarlo se ha dado a los partidos dinero público en cantidades elevadísimas; que lo son más, en una nación con más de 55 millones de pobres.

Tal como sucede con las economías familiares se podría hacer una lista de los gastos que no rinden, para suprimir o disminuir algunos y dedicar esos recursos a dar un poco a los que nada tienen.

Entre los muchos presupuestos que deben ser analizados y corregidos ocupan primeros lugares, los partidos, las cámaras de diputados y senadores y el INE, que es el organismo más costoso en gasto por empleado y usa seis veces más recursos que el Ifetel y la CNDH.

En cuanto a los legisladores, esta semana Reforma denunció en nota de Claudia Guerrero que además de dietas, seguros, viáticos, pasajes, casetas y comidas, los senadores recibieron en los últimos tres años cuatro mil millones de pesos, de los que no tienen que rendir cuentas; entregando solo a cambio, papelitos firmados por ellos mismos y sin validez ni como recibos fiscales.

Sería bueno meter también al análisis, el altísimo costo de los viajes presidenciales.¿A quién queremos apantallar? ¿Pensamos que los anfitriones de los países que Peña Nieto visita, no advierten la incongruencia de llegar con cientos de acompañantes cuando saben por sus diplomáticos o sus noticieros, que la mitad de las escuelas mexicanas carecen de agua, baños, electricidad, pizarrones, paredes o techos? ¿ O que ignoran que el gasto de salud en México es entre los países que integran la OCDE, sólo superior al de Estonia y Turquía?

Y aguas porque de seguir desperdiciando, nos sobrepasará una cifra aún mayor de pobres.

Ya advirtió este jueves el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) que entre 2012 y 2014 -el actual sexenio- el número de pobres se incrementó en dos millones de personas y que habrá mayor pobreza este año.

Gonzalo Hernández Licona secretario ejecutivo de esa dependencia, precisó que once y medio de los 55 millones de compatriotas pobres, viven en pobreza extrema sin acceso a educación, salud, vivienda, alimentación y seguridad social y que durante 30 años han visto reducidos sus ingresos y poder adquisitivo.

La verdad que no entiendo como el gobierno puede presumir por televisión que sus programas disminuyeron en un año ¡en 90 mil personas!, el número de mexicanos en pobreza extrema; no es para vanagloriarse una cifra que no llega siquiera, al uno por ciento de los que están en esa situación.

O que Rosario Robles pueda manifestarse enojada por los “abusos” que dijo, se hacen con recursos para los pobres; abusos que en lugar de quejarse, ella debiera evitar como titular que es de esa secretaria.

Y como excusa para el fracaso de los programas oficiales contra el hambre, nos salió en estos días con que el Sistema de Focalización de Sedesol deberá “focalizar” las carencias sociales de la población para así asignar mejor los programas adecuados.

O sea, ¿Que hacían todo a lo loco y a tres años del sexenio y millonadas de dinero, es cuando se dan cuenta que hay que focalizar?

Para ser eficientes, los cambios en la política del gobierno deberán reflejarse en una reducción de la corrupción; para que no veamos indecencias como esa de que con firmas falsas de ejidatarios muertos, la Comisión Federal de Electricidad simuló que una comunidad de Chiapas avaló la edificación de una hidroeléctrica en el Grijalva

[ratings]

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, actual Managing Editor de MetroLatinoUSA. Periodista que cubre eventos de las comunidades latinas en Washington D.C., Maryland y Virginia. Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia. Galardonado en numerosas ocasiones por parte de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas (NAHP) y otras organizaciones comunitarias y deportivas de la región metropolitana de esta capital. También premiado en dos ocasiones como Mejor Periodista del Año por la cobertura de la comunidad salvadoreña; premios otorgados por la Oficina de Asuntos Latinos del Alcalde de Washington (OLA) y otras organizaciones. Ha sido miembro del jurado calificador en diferentes concursos literarios, de belleza y talento en la región metropolitana. Ha visitado zonas de desastre en Nicaragua, Honduras y El Salvador e invitado a esos países por organizaciones que asisten a personas de escasos recursos económicos. Antes trabajó en otros medios de prensa de Virginia y Washington, D.C., incluyendo reportajes para una agencia noticiosa mundial.

You must be logged in to post a comment Login