Mal de muchos…

Por Teresa Gurza

“A otras economías les ha ido peor”, dijo a principios de semana para consolarse, o consolarnos, el presidente Peña Nieto.

Y como si viviera en otro país e ignorara lo que pasa en muchas áreas de su administración, añadió que su premisa “es privilegiar con responsabilidad el gasto” y su gobierno “avanza firmemente en la aplicación de la reforma educativa”.

¿Será por ese avance, qué el 64 por ciento de los estudiantes no entiende lo que lee? ¿Qué casi el 73 por ciento de  los maestros Mal de muchos…

en funciones, no pudo comprobar conocimientos necesarios para las plazas que ostentan? ¿Qué la mitad de los profesores evaluados, resultaron “no idóneos”?  ¿Y qué solo el cuatro por ciento alcanzó excelencia, en los exámenes elaborados por la SEP?

Poco antes aseguró frente a inversionistas extranjeros, que México “está firme en el entorno económico” y “se actúa con responsabilidad ante el panorama económico mundial, para mantener las fortalezas macroeconómicas del país”. Ora sí, ya entendí…

Se sabe que el Presidente no lee libros; tampoco diarios, porque a cuatro días de que el Caneval informara que su sexenio ha creado dos millones de pobres más, con los que subieron a 55 millones los compatriotas sin acceso a los mínimos de bienestar, salió con que  “la pobreza se contuvo en este gobierno…”

Pero mientras el presidente se solaza con lo que le han hecho creer son sus logros y planea eso que dicen serán sus vacaciones, las noticias nos alertan en cuanto a la “responsabilidad de gastos”, de la que habló.

Empecemos por su oficina, la Presidencia, que ha gastado más del 60 por ciento de lo aprobado por la Cámara de Diputados; y en cambio, las secretarias enfocadas a atender a la población vulnerable: Salud y Desarrollo Social, gastaron menos de lo previsto.

Y se tendrán que pagar los pasivos laborales de Pemex y CFE por casi dos Billones de pesos, por prestaciones sindicales.

Los otros Poderes también depredan; los diputados salientes se van con bonos personales de un millón de pesos y los senadores, volvieron a ser noticia por sus excesos.

Pero el senador perredista Barbosa aclaró: “en el Senado no hay extravío ni ocultamiento sobre el manejo de los recursos públicos… todo el dinero está revisado, fiscalizado… se informa de todo, y al detalle”. ¡Ah bueno!

Tampoco se andan con restricciones los magistrados; quienes, como parte de la nomenclatura nacional tienen autorizados gastos que no se conduelen con la situación del país.

Como ejemplo, el consejero de la Judicatura Federal Alfonso Pérez Daza, pagó con recursos públicos 542 mil pesos por dos boletos de avión para él y su esposa, de a 271 mil cada uno, para ir a Australia a conferencias sobre lavado de dinero

Y los partidos y sus dueños, seguirán riquísimos; porque el INE pidió este lunes, tres mil millones de pesos para dárselos el próximo año.

Gran parte será dilapidado en publicidad plástica y televisiva, reuniones, y “estudios”; como hicieron con los cinco mil millones, que les tocaron este año.

El Verde, que no paga reuniones porque se las invita su aliado el PRI, promovió con esa lana a sus senadores; tampoco las hace el del Trabajo, pero reportó más de 95 millones “en asesores y estudios especializados”; de ser verdad, fueron estafados porque hasta el registro perdieron.

Entre otras declaraciones tontas de la semana, destaca la del senador panista Daniel Ávila secretario de la Comisión Bicameral del Canal del Congreso, quien dijo al informar que 20 millones de mexicanos podrán ver por televisión el trabajo de los legisladores: “Ahora sí, están obligados a ponerse las pilas… y no quedarse dormidos en las curules…”, con lo que queda claro que necesitan tantos asesores, simplemente para que les aconsejen cómo no echarse de cabeza.

O las del Cardenal Rivera, pidiendo “que la mujer solo trabaje en el hogar, para mejor valorar su rol maternal y conyugal…” ¿Desconocerá Su Ilustrísima, las estadísticas sobre cuantas de sus feligresas mantienen ellas solas a sus familias?

Y es que ya trepados en el poder, sea económico, religioso o político, se creen el cuento, pierden piso y olvidan sus limitaciones; como le ocurre a Graco Ramírez, quien el viernes 31 se auto-destapó como candidato perredista a la presidencia.

De risa…

Pero no es risible, que no haya resultados en los asesinatos del fotoperiodista Ramón Becerril y cuatro mujeres.

[ratings]

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, actual Managing Editor de MetroLatinoUSA. Periodista que cubre eventos de las comunidades latinas en Washington D.C., Maryland y Virginia. Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia. Galardonado en numerosas ocasiones por parte de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas (NAHP) y otras organizaciones comunitarias y deportivas de la región metropolitana de esta capital. También premiado en dos ocasiones como Mejor Periodista del Año por la cobertura de la comunidad salvadoreña; premios otorgados por la Oficina de Asuntos Latinos del Alcalde de Washington (OLA) y otras organizaciones. Ha sido miembro del jurado calificador en diferentes concursos literarios, de belleza y talento en la región metropolitana. Ha visitado zonas de desastre en Nicaragua, Honduras y El Salvador e invitado a esos países por organizaciones que asisten a personas de escasos recursos económicos. Antes trabajó en otros medios de prensa de Virginia y Washington, D.C., incluyendo reportajes para una agencia noticiosa mundial.

You must be logged in to post a comment Login