Piden arresto domiciliar para presidente de Guatemala

 

Miles de manifestantes se están lanzando a las calles y mantienen paralizado al país.

Miles de manifestantes se están lanzando a las calles y mantienen paralizado al país.

El pueblo guatemalteco además exige que se elija a un gobierno provisional y el cierre del proceso electoral.

 

La crisis de Guatemala ha tocado fondo. Como lo dijimos desde mayo pasado, al existir una #2 de La Línea era evidente que también existiría un #1, que no podía ser otro que Otto Pérez. Estados Unidos –Embajador, Departamento de Estado y el Presidente Obama– se negaba a reconocer este hecho y, por esa razón, el CACIF, que estaba dispuesto a utilizar un paro nacional empresarial para sacar a Baldetti, decidió sostener a Pérez.

Aún hoy, el CACIF, sin saber qué hacer para poner a Pérez tras las rejas, no se anima al paro nacional, cuyo lanzamiento parecía tan fácil contra Baldetti. Ante estas vacilaciones, ni la PDH, ni la Iglesia Católica ni la USAC se animaron a pedir la renuncia en mayo. Ahora que el MP y la CICIG han demostrado que Otto Pérez sí era el #1 que la lógica establecía, cuatro meses después de la rebelión por la dignidad, solamente callan el CSU, la PDH y, curiosamente, la Embajada. ¿Cuánto tiempo más? Sin duda, el tiempo suficiente para que la Embajada encuentre una fórmula que le satisfaga para llevar a Pérez a su arresto domiciliario.

Sabemos que ni la PNC ni el ejército lo defenderán, aunque hay algunos oficiales de alto rango que están sumidos en el fango de la corrupción junto con Pérez y Baldetti y quisieran resistir. De manera que el problema es actualmente de “los poderosos”, si bien no les vamos a permitir que traten de dejar a Maldonado como presidente ni que ocurra un golpe militar; simplemente, Estados Unidos debe permitir ya la salida de Pérez y su mafia.

Mientras tanto, nosotros debemos ocuparnos de detener el proceso electoral, que hace agua por todos lados. Por ejemplo, Baldetti afirma que uno de los grandes capos de La Línea era el actual candidato a vicepresidente de la UNE. Esto se suma a los graves señalamientos a los innumerables candidatos  impresentables de Líder y Patriota y de casi todos los partidos. Es el momento de tomarnos las cosas con calma y no permitir que grupos tan inescrupulosos como el que ahora va para afuera se aproveche para repetir la historia. No pueden realizarse las elecciones convocadas el 2 de mayo, porque otras camarillas políticas intentarían llevar agua a su molino y algunas a tratar de hacerse del poder.

Realizar las elecciones es traicionar a la ciudadanía y al pueblo. La CC y el TSE no pueden jugar con fuego. El sustituto en la CC de Alejandro Maldonado fue llevado ahí por la alianza de Líder y Patriota, lo que lo hace inaceptable para tomar decisiones que afectarán sin duda a esos dos partidos y a otros que también quieren aprovecharse, como la UNE, el de Jimmy y muchos más. Hay pequeños grupos, algunas personalidades e “intelectuales progresistas”, aparte de todos los voceros de la ultraderecha, que tratan de defender estas elecciones.

No puede ser; como afirmara recientemente la Asamblea Social y Popular de Occidente, las elecciones no resuelven la crisis, sino que la alargan y profundizan sosteniendo el corrupto sistema político que ha detentado una gran cuota de poder. Sencillamente, el 6 de septiembre nadie debe votar y las mesas de votación, si es que el TSE insistiera en realizar las elecciones, deberán estar vacías de fiscales de mesa, de población votante, de boletas, de urnas y de votos.

¿Quién nos gobernará? Desde luego que Maldonado NO y el Congreso ha perdido todo derecho a elegir presidente y vicepresidente. Tampoco candidatos antojadizos como se ha dicho de Eduardo Suger, Jorge Briz, el Rector de la USAC o alguno de sus funcionarios. No, afortunadamente hay una gran cantidad de probos ciudadanos y ciudadanas que pueden asumir la conducción del país, mejor si en forma colectiva, como gobierno provisional, tal cual proponemos muchas organizaciones, incluida MUPP/RPDG.

Necesitamos darnos un plazo prudente para refundar el Estado; no se puede hacer bajo la presión de calendarios electorales absurdos. Tendremos elecciones cuando estemos listos, posiblemente en un par de años. Ahora, debemos empezar el lento proceso de reconstrucción. Ni el TSE, ni la CC, ni el Congreso nos sirven para nada en este momento. El primero debe quedar en suspenso y los otros dos desmantelados.

El gobierno provisional, a ser consensuado en las próximas semanas, debe solicitar a una Asamblea Nacional de Emergencia que redacte una normativa específica para elegir representantes a la Asamblea Nacional Constituyente Pluricultural (ANCP), a fin de convocar a su elección al plazo más corto posible. La ANCP tendrá el encargo de redactar la Nueva Constitución del país y la nueva Ley Electoral y de Partidos Políticos. Terminadas ambas, se convocará a elecciones nacionales al plazo más corto de conformidad con el nuevo marco legal.

Como hemos afirmado, se debe cerrar ya el proceso electoral. Los partidos políticos quedarán en suspenso y las candidaturas existentes podrán ser reactivadas más adelante bajo las normas pertinentes. El gobierno provisional dictará todas las normas para el ejercicio del gobierno, el funcionamiento de las municipalidades y la depuración del Poder Judicial. Una rama específica de éste se dedicará a romper la impunidad y perseguir la corrupción. Enfrentamos un reto de enorme magnitud; pero, al aprovechar bien esta oportunidad, el país saldrá de su condición actual de Estado fallido y podrá avanzar hacia un desarrollo verdaderamente democrático.

 

Guatemala y su Diáspora, 25 de agosto de 2015

 

COMITÉ EJECUTIVO DE LA RED POR LA PAZ Y EL DESARROLLO DE GUATEMALA (RPDG)

Los enardecidos manifestantes alzan sus brazos y exigen la inmediata renuncia del presidente Otto Pérez Molina.

Los enardecidos manifestantes alzan sus brazos y exigen la inmediata renuncia del presidente Otto Pérez Molina.

[ratings]

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, actual Managing Editor de MetroLatinoUSA. Periodista que cubre eventos de las comunidades latinas en Washington D.C., Maryland y Virginia. Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia. Galardonado en numerosas ocasiones por parte de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas (NAHP) y otras organizaciones comunitarias y deportivas de la región metropolitana de esta capital. También premiado en dos ocasiones como Mejor Periodista del Año por la cobertura de la comunidad salvadoreña; premios otorgados por la Oficina de Asuntos Latinos del Alcalde de Washington (OLA) y otras organizaciones. Ha sido miembro del jurado calificador en diferentes concursos literarios, de belleza y talento en la región metropolitana. Ha visitado zonas de desastre en Nicaragua, Honduras y El Salvador e invitado a esos países por organizaciones que asisten a personas de escasos recursos económicos. Antes trabajó en otros medios de prensa de Virginia y Washington, D.C., incluyendo reportajes para una agencia noticiosa mundial.

You must be logged in to post a comment Login