¿Cuál es el beneficio económico de ser bilingüe en Estados Unidos?

Millones de estadounidenses hablan español e inglés.

Millones de estadounidenses hablan español e inglés.

En menos de una semana, dos de los más conocidos líderes del Partido Republicano, Donald Trump y Sarah Palin, lanzaron duras críticas al bilingüismo en Estados Unidos.

El aspirante a la nominación presidencial y la excandidata a la vicepresidencia encaminaron sus críticas a la influencia del castellano en Estados Unidos, insistiendo en lo que ellos consideran una virtud cívica: hablar siempre en inglés.

En un país extremadamente diverso como Estados Unidos, muchoscomentaristas de corte conservador alegan que el idioma inglés es uno de los pocos elementos culturales que comparte la mayoría del país.

Lea también: La presentadora hispánica que generó polémica por su pronunciación en inglés

Por lo que aseguran que promover el bilinguismo es una tendencia peligrosa para la unidad del país.

Sin embargo, independiente de las consideraciones culturales y políticas, varios estudios señalan los beneficios económicos que tiene para un individuo en Estados Unidos hablar varios idiomas.

A lo largo del mundo

Las ventajas de hablar otro idioma son evidentes en muchos países del mundo.

En América Latina, por ejemplo, cientos de miles de personas todos los años se esfuerzan en aprender y hablar inglés, sin que haya duda alguna de la utilidad que eso les representará en sus estudios y futuras carreras.

Varias de las naciones más prósperas, como Suiza o Singapur, son oficialmente multilingües.

Lea también: Cómo hará Trump para que México pague por su muro en la frontera

TrumpTrump dijo que los líderes deberían “dar ejemplo” al hablar siempre inglés.

 

Pero en los países angloparlantes, acostumbrados a un mundo en donde el resto de naciones se esfuerzan por hablar inglés, las ventajas económicas de salir de su zona de confort lingüística son tal vez menos evidentes.

Varios estudios académicos apuntan, en distintos grados, a los beneficios que tienen los estadounidenses que hablan otros idiomas.

Una investigacion de Eduard Saiz y Elena Zoido, del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, en inglés) y la Universidad de Harvard, cuantificó el beneficio de hablar distintos idiomas además del inglés.

Encontraron que, en promedio, los estadounidenses que dominaban otro idioma aparte del inglés aumentaban en 2% sus ingresos anuales.

Retener el idioma

Las ventajas económicas del bilinguismo en Estados Unidos se hacen más claras entre los que mejor dominan las dos lenguas, le asegura a BBC Mundo Rebecca Callaghan, académica de la Universidad de Texas.

“Los estudios indican que las personas que son muy proficientes en sus idiomas encuentran ventajas en las tasas de matrícula en la universidad y mas adelante en el empleo”, alega.

Sarah PalinPalin dijo que sus compatriotas deberían “hablar estadounidense”.

 

Más aún, dice Callahan, sus estudios indican que los hijos de inmigrantes que abandonan en la adolescencia el idioma de su país de origen familiar, al llegar a los 25-30 años tienden a tener menos ingresos que los que retuvieron ambos idiomas.

Lea también: El “spanglish” se expande en la televisión hispana en EE.UU.

La catedrática asegura que las ventajas del bilingüismo son aún más contundentes en generaciones recientes, pues los jóvenes que están entrando ahora al mercado laboral buscan empleo en empresas que tienden a operar en mercados más globalizados, y por tanto sus empleadores aprecian más las ventajas de hablar varios idiomas.

La tendencia va a en esa dirección, puntualiza Callahan.

“Uno de cada cuatro niños estadounidenses tiene al menos un padre extranjero”, dice la experta. Pero la apreciación por los idiomas distintos al inglés no se limita a los inmigrantes, asegura.

“Muchos estadounidenses muestran más receptividad ahora a que sus hijos sean bilingües”, dice Callaghan. “Hoy es más común que padres acomodados, de clase media, se esfuercen para encontrar programas bilingües voluntarios en las escuelas para asegurar que sus hijos tengan exposición a otro idioma”, agrega.

Una discusión para largo

No obstante, los altos índices de popularidad de los queg goza Trump y el eco que han hecho a sus comentarios revela la simpatía que sienten muchos estadounidenses por su posición en contra de usar idiomas distintos al inglés.

Una controversia que ha llegado incluso a ciudades como Miami, que dados sus profundos lazos comerciales con América Latina, parecería ser un sitio propicio para defender el bilingüismo, al menos desde el punto de vista económico.

HispanosUno de cada cuatro niños en Estados Unidos tiene padre extranjero.

 

En febrero de 2013, el alcalde del municipio de Doral, parte del área metropolitana de Miami, propuso oficializar el español como segunda lengua en esa comunidad, argumentando que la medida era buena para atraer negocios y dinero hacia esa ciudad.

“Queremos darle la oportunidad de establecerse a todos aquellos que por alguna razón no hablan inglés, para que inviertan dinero, para que abran negocios y generen empleos en Doral”, dijo entonces a BBC Mundo el alcalde Luigi Doria, de origen venezolano, como muchos de los habitantes de esa comunidad.

La propuesta, tal como la presentaba Doria, generó resistencia y en últimas fue rechazada por el consejo municipal.

Mejor para los problemas

Callahan rechaza las críticas de Trump al uso del castellano en Estados Unidos.

“El bilingüismo se trata de hablar ambos idiomas. No es que dejen de hablar inglés por saber también español“, le señala a BBC Mundo.

Estudiantes
Estudios indican que los niños que hablan dos idiomas obtienen beneficios laborales más adelante.

 

Y añade que las ventajas de ir más allá del inglés se manifiestan en distintas facetas de la formación de las personas.

“Los bilingües tienen una ventaja en la resolución de problemas. Pues están acostumbrados en codificar su mundo en al menos dos formas, de modo que cuando se acercan a un problema, inherentemente piensan que debe haber otras maneras de afrontarlos”, puntualiza.

Es una polémica que está lejos de amainar, más cuando dirigentes como Trump han indicado su intención de poner los asuntos migratorios en el centro de la polémica electoral.

Todo lo que hace distintos a los inmigrantes, incluyendo por supuesto el uso de un idioma distinto, seguirá siendo objeto de agrias polémicas en el país.

Para muchos estadounidenses, el predominio absoluto del idioma inglés es un punto esencial de su identidad cultural, independiente de cuánto dinero pierdan por no hablar otros idiomas.

[ratings]

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, actual Managing Editor de MetroLatinoUSA. Periodista que cubre eventos de las comunidades latinas en Washington D.C., Maryland y Virginia. Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia. Galardonado en numerosas ocasiones por parte de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas (NAHP) y otras organizaciones comunitarias y deportivas de la región metropolitana de esta capital. También premiado en dos ocasiones como Mejor Periodista del Año por la cobertura de la comunidad salvadoreña; premios otorgados por la Oficina de Asuntos Latinos del Alcalde de Washington (OLA) y otras organizaciones. Ha sido miembro del jurado calificador en diferentes concursos literarios, de belleza y talento en la región metropolitana. Ha visitado zonas de desastre en Nicaragua, Honduras y El Salvador e invitado a esos países por organizaciones que asisten a personas de escasos recursos económicos. Antes trabajó en otros medios de prensa de Virginia y Washington, D.C., incluyendo reportajes para una agencia noticiosa mundial.

You must be logged in to post a comment Login