El Papa Francisco llega por primera vez a EE.UU.

Barack Obama recibió al papa Francisco al pié del avión.

Barack Obama recibió al papa Francisco al pié del avión.

Con el presidente Barack Obama y su familia esperando al pie del avión, el Papa Francisco descendió la escalinata y pisó suelo estadounidense por primera vez en su vida.

Junto al mandatario estadounidense se encontraba su esposa Michelle y sus hijas, además de miembros de la jerarquía católica.

La rara ocasión del presidente estadounidense recibiendo a un dignatario en el aeropuerto, se vió reforzada con la presencia del vicepresidente, Joe Biden,

Francisco llegó a la Base Aérea Andrews, en Maryland, en un vuelo de la aerolínea Alitalia desde Santiago de Cuba, ciudad en la que cerró su visita de tres días a la isla.

Conoce más de la visita del Papa a Estados Unidos: La fama de “marxista” que persigue a Francisco

Esperan a Francisco en el aeropuerto 
Católicos esperaron a Francisco frente a la pista de aterrizaje en Washington.

 

De acuerdo con la agenda oficial de la visita a EE.UU., el máximo representante de la Santa Sede asistirá mañana a una ceremonia de bienvenida en la Casa Blanca donde compartirá con 15.000 invitados.

Después se reunirá con el presidente Obama en la Casa Blanca.

Francisco permanecerá en Estados Unidos hasta el domingo. Además de Washington visitará Nueva York y Filadelfia.

Adelanto de la visita

En el vuelo a Washington, el Papa dio una conferencia de prensa en la que respondió algunos aspectos referidos a su visita.

Consultado sobre si se manifestará en contra del embargo de Estados Unidos a Cuba, Francisco dijo que es muy posible que no haga referencia a él en sus discursos.

“Ese tema es parte de la negociación de ambos países, eso es algo público. Mi deseo es que lleguen a un acuerdo que deje satisfechos a ambos”, afirmó.

Francisco añadió que “la Santa Sede siempre ha estado en contra de todo tipo de bloqueos”.

Francisco deja la base aérea de Washington
La agenda del Papa comienza el miércoles con una recepción en Estados Unidos.

———————————————————————————————————————-

 

Junípero Serra, el “padre fundador de California” al que el papa Francisco hará santo

Por Jaime González

 

Para algunos fue un pionero que, a través de la construcción de una decena de misiones a finales del siglo XVIII en lo que era parte del territorio del virreinato de Nueva España, sentó las bases para la fundación del actual estado de California.

unípero Serra nació en 1713 en la isla española de Mallorca.

unípero Serra nació en 1713 en la isla española de Mallorca.

Para otros, fue un instrumento de la colonización española que contribuyó a la aniquilación de los pueblos indígenas que habían vivido en esas tierras durante milenios.

Se trata de Junípero Serra, un fraile franciscano nacido en 1713 en la isla española de Mallorca, que consagró parte de su vida a tareas evangelizadoras en el Nuevo Mundo y que este miércoles será canonizado por el papa Francisco durante la visita del Pontífice a EE.UU.

Pese al revisionismo de las últimas décadas, Serra -quien en 1988 fue beatificado por Juan Pablo II- sigue siendo un personaje histórico que cuenta con gran estima entre los californianos y su figura sigue siendo reverenciada por las instituciones y enseñada en las escuelas.

Por algo es el único español honrado con una estatua en el Capitolio de Washington.

En fotos: el legado del “Padre Fundador” de California

Pese a ello, descendientes de las tribus originarias de California pidieron al papa que no canonizara a Serra, al considerar que actuó más como un conquistador que como un religioso.

Parte de la historia de EE.UU.

Junípero SerraJunípero Serra fue el responsable del sistema de misiones que se creó en California y que dio lugar a ciudades como Los Ángeles o San Francisco.

 

“Para entender la historia de California hay que fijarse al periodo colonial español. Para los californianos, Serra es tan importante como George Washington o Thomas Jefferson”, explica Steven W. Hackel, autor de “Junípero Serra: el padre fundador de California”, una exhaustiva biografía del religioso que llegó a las librerías hace unos meses.

“La historia que se enseña en EE.UU. se centra en las trece colonias inglesas y la historia del oeste del país se cuenta a partir de la fiebre del oro que se vivió en la región en la segunda mitad del siglo XIX”, señala Hackel.

“A veces parece que los misioneros españoles y los indígenas no formaron parte de nuestra historia. Para hacer justicia al padre Serra y a las culturas indígenas que habitaban estas tierras necesitábamos una exposición como esta”, explica el historiador de la Universidad de California, Riverside.

Junípero Serra nació en Mallorca y pasó cerca de dos décadas formándose en un convento franciscano de la isla española.

Como corroboran los testimonios de quienes lo conocieron, Serra llevó una vida de pobreza, rectitud y sacrificio, y se vio influenciado de manera decisiva por las obras del filósofo y teólogo mallorquín Ramon Llull y de la monja María de Jesús de Ágreda.

En 1750, cuando ya contaba con 55 años, Serra llegó a México, donde, entre otras tareas, se dedicó al establecimiento y administración de varias misiones y colaboró con la Inquisición española en la investigación de los casos de individuos acusados de brujería.

El nacimiento de las misiones

En 1768, mientras se encontraba en Baja California reorganizando las misiones tras expulsión de los jesuitas, fue llamado por la Corona española para, junto con otros franciscanos y decenas de soldados, iniciar en establecimiento de nuevas misiones en Alta California.

Según explica Steven W. Hackel, “España temía que Rusia fuera a apropiarse de ese territorio, por lo que envió a Serra para constituir las misiones en San Diego y Monterrey, y así bloquear el avance ruso”.

Los franciscanos españoles acabaron fundando 21 misiones a lo largo de la costa californiana, de las que nueve se pueden atribuir a Junípero Serra. Con el paso de las décadas, en esos enclaves nacerían importantes ciudades como San Francisco o Los Ángeles.

Según Hackel, centre los colonizadores y los indígenas que habitaban las tierras de lo que hoy es California se dieron unas compleajs interacciones.

Los nativos -en parte a la fuerza y en parte por propia voluntad- acabaron integrándose en la vida de las misiones, lo que hizo que muchas de sus tradiciones llegaran hasta nuestros días.

“La historia de las misiones es muy complicada y hay muchas visiones opuestas sobre lo que fueron y lo que supusieron para los pueblos indígenas de California. No puede decirse que estos se rindieran ante los colonizadores pero tampoco que se opusieran frontalmente a ellos”, señala Hackel.

El impacto en los pueblo indígenas

Misión San Gabriel 
En la primera mitad del siglo XIX el sistema de misiones se derrumbó.

 

Los franciscanos obligaron a bautizarse a los indígenas -a quienes consideraban poseedores de una inteligencia inferior similar a la de los niños- y no dudaban en utilizar el castigo físico si lo consideraban necesario.

Pese a ello, los religiosos también levantaron la voz contra los abusos de los soldados españoles y apreciaban el valor de la cultura de los nativos, que contaban con una elaborada artesanía.

Pero la buena voluntad de los religiosos no evitó que la población indígena se redujera considerablemente. Según calculan los historiadores, antes del establecimiento de las misiones, en el territorio de California vivían unos 300.000 nativos, cifra que hacia 1850 rondaba los 100.000.

Y es que una vez bautizados, los indígenas eran obligados a mudarse a vivir a las misiones, donde muchos acababan muriendo debido a las condiciones de insalubridad.

Lo paradójico de la situación era que, para otros, las misiones eran la mejor opción para sobrevivir, ya que tras la llegada de los españoles -con sus enfermedades y su ganado- la mayoría de los poblados indígenas habían desaparecido.

Revisitando la historia

Misión Santa Barbara
En el siglo XX la vida en las misiones se idealizó y se convirtieron en una atracción turística.

 

En la primera mitad del siglo XIX el sistema de misiones se derrumbó, primero con la guerra de independencia mexicana y después con la guerra entre México y EE.UU., que haría que California pasara a formar parte del territorio estadounidense.

Con el paso de las décadas, los nuevos pobladores de California sintieron la necesidad de conocer la historia del territorio que habitaban y tomaron la figura de Junípero Serra como referente de la primera presencia europea en el lugar.

Entonces la vida en las misiones se idealizó, al mismo tiempo que las ruinas de los enclaves franciscanos eran reconstruidas y se convertían en un punto de atracción para los turistas.

No sería hasta después de la Segunda Guerra Mundial que, con el surgimiento de los movimientos de defensa de los derechos de los indígenas y gracias a la labor de los historiadores, empezó a conocerse lo que realmente fue la vida en las misiones y las nefastas consecuencias que estas tuvieron para los nativos americanos.

“La vida de Junípero Serra, sin importar lo que pensemos de él ni de sus actos, presenta cuestiones muy interesantes sobre la época moderna de California: la vida de los indígenas, las misiones, el catolicismo, el comercio transatlántico, etc…”, señala Steven Hackel.

——————————————————————————————————————————————-

La fama de “marxista” que persigue al papa Francisco en EE.UU.

Francisco no cuenta entre los miembros de la derecha en EE.UU. con la buena imagen de la que disfrutaban sus antecesores.

Francisco no cuenta entre los miembros de la derecha en EE.UU. con la buena imagen de la que disfrutaban sus antecesores.

 

Primero fueron sus críticas a la “obsesión” de la Iglesia católica con el aborto y los gays. Luego su condena al “capitalismo salvaje” y a la “dictadura de la economía”. Y por último sus palabras sobre la responsabilidad del hombre en el cambio climático.

Mucho antes de que el papa Francisco iniciara la gira que lo lleva este martes a Estados Unidos, muchos políticos y comentaristas estadounidenses de tendencia conservadora ya habían expresado abiertamente reservas sobre el pontífice.

El que haya pasado antes por Cuba, y no aprovechara la ocasión para hablar públicamente a favor de la democracia y los derechos humanos, muy probablemente tampoco les habrá sentado bien a sus críticos.

Lea también: Disidentes en Cuba: “El Papa debería ser más fuerte y hablar de derechos humanos y libertad”

Francisco y Fidel Castro
La visita de Francisco a Cuba también molestó a los sectores más conservadores del catolicismo estadounidense.

 

Tal vez por eso, según declaró en mayo el cardenal de Nueva York, Timothy Dolan, el papa Francisco está algo nervioso por su primera visita al cuarto país con más católicos del mundo.

Aunque Dolan afirma que “no es que no crea que va a tener una recepción amigable” en Estados Unidos.

Efectivamente, buena parte de los católicos en EE.UU. ciertamente espera con emoción al máximo jerarca de la Iglesia católica.

Son fundamentalmente los sectores más conservadores los que tienen algunas dudas, como reconoce Stephen Moore, economista del centro de estudios The Heritage Foundation en Washington.

“Se ha mostrado muy escéptico con el capitalismo y el libre mercado y creo que eso es preocupante”, le dijo a BBC Mundo Moore, quien no duda en señalar que el pontífice tiene “claramente tendencias marxistas”.

Lea también: ¿Por qué para el Papa es más cómodo ir a La Habana que a Washington?

“Puro marxismo”

Ese señalamiento ya la había también hecho, hace un par de años, el locutor Rush Limbaugh, luego de la publicación de la exhortación apostólica Evangelii Gaudium(“La alegría del evangelio”).

Entre otras cosas, en esa exhortación el Papa rechazaba las teorías que sostienen que el libre mercado hace que la riqueza tarde o temprano llegue a todo el mundo.

Rush Limbaugh“Eso es puro marxismo saliendo de la boca del Papa”, se quejó el ultraconservador Rush Limbaugh en su programa diario de radio, que cuenta con millones de seguidores.

 

Estrellas del ultraconservador movimiento conocido como el Tea Party como la excandidata republicana a la vicepresidencia Sarah Palin o el exprecandidato republicano Rick Santorum, tampoco han dudado en mostrar sus reparos hacia la “agenda liberal” del Papa.

Santorum, quien es padre de familia numerosa, llegó a asegurar que “a veces es difícil escuchar” al papa Francisco, por las recientes declaraciones en las que el pontífice dijo que “ser un buen católico no implica tener hijos como conejos”.

Vea: Los buenos católicos no deberían reproducirse “como conejos”

Sarah Palin 
La estrella del ultraconservador Tea Party Sarah Palin mostró sus reparos hacia la “agenda liberal” del Papa.

 

Las críticas a Bergoglio también llegaron de medios como la cadena de televisión Fox News, de tendencia conservadora, en la que el periodista Adam Shaw comparó la popularidad del Papa con la que disfrutó en sus primeros días como presidente de EE.UU., Barack Obama.

“Igual que el presidente Obama ha sido una decepción para EE.UU., el papa Francisco demostrará ser un desastre para la Iglesia católica”, escribió el periodista.

Preparado para lo que venga

Sin embargo, en su visita a Cuba Francisco advirtió que había que servir “al hombre y no a las ideologías”.

Ya antes, en una entrevista con el diario italiano La Stampa dijo no ser un marxista, pero tampoco sentirse ofendido cuando lo acusan de ello.

Según el Papa, su visión sobre la redistribución de la riqueza, las injusticias del sistema capitalista y la necesidad de ayudar a los más pobres proviene de los evangelios, y nada tiene que ver con el marxismo o el comunismo.

Austen Ivereigh, autor de la biografía del papa Francisco “El Gran Reformador: Retazos de un papa radical”, afirma que Francisco sabe muy bien lo que le espera en EE.UU.

Pobreza
El papa Francisco ha desviado la conversación hacia el sufrimiento que causa la pobreza y la indiferencia ante esta, según algunos analistas.

 

Lleva muchos meses preparando esta visita, consultando a muchas personas (…) tratando de entender cuáles son los valores y principios que alimentan la cultura del país”, le dijo Ivereigh a BBC Mundo.

“Él cree mucho en la evangelización desde la cultura. Y va a llegar a afirmar lo bueno de los valores de EE.UU. Habrá retos y desafíos a esa cultura, pero va a empezar afirmándolos”, dijo.

En ese sentido, el Papa –quien tendrá la oportunidad de dirigirse al Congreso de EE.UU.– podrá mostrar como carta de acercamiento a los estadounidenses su origen inmigrante, como la mayoría de la población de este país.

“Sus abuelos eran inmigrantes italianos que fácilmente podían haber acabado en Chicago o Nueva York, pero terminaron en la Argentina porque allí tenían lazos. Su propia historia es la de muchos americanos”, explica el escritor.

El contraste con Juan Pablo y Benedicto

James Pethokoukis, periodista y analista del Instituto de Empresa Estadounidense (AEI, por sus siglas en inglés), estima que a Francisco se le dificultará tener la buena imagen de la que disfrutaban sus antecesores, Juan Pablo II y Benedicto XVI, en Estados Unidos.

Efectivamente, Juan Pablo, Benedicto y los conservadores estadounidenses coincidían plenamente en cuestiones de moral, aunque ambos pontífices realizaban críticas al capitalismo y los mercados mucho más veladas que las de Francisco.

George W. Bush y Benedicto XVIBenedicto XVI, aquí con George W. Bush, era más popular entre los católicos estadounidenses.

 

“Sus comentarios sobre el capitalismo son sorprendentes porque con ellos parece no dar valor al hecho de que el capitalismo ha sido una fuerza increíble en los últimos 200 años para aumentar los niveles de vida de millones de personas en todo el mundo y continúa siéndolo”, señaló Pethoukis en conversación con BBC Mundo.

El analista cree que “muchos conservadores en EE.UU. sienten que Juan Pablo II y Benedicto XVI estaban de su lado porque parecían apreciar que el libre mercado es algo bueno para crear” riqueza y oportunidades.

“Los conservadores en EE.UU. que no son católicos y que no están muy familiarizados con la Iglesia católica y su doctrina, creen que se ha pasado de un Papa conservador y de derechas a uno de izquierdas, radical e incluso marxista”, apunta el experto del AEI, un centro de pensamiento de tendencia conservadora.

Aunque William Doyle, profesor de economía de la Universidad de Dallas, en Texas, se muestra sorprendido de que los conservadores crean que el Papa es marxista, ya que considera que “muchas de sus ideas se encuentran implícita o explícitamente en los evangelios”.

Mensaje mal entendido

“La razón por la que los conservadores veían con mejores ojos a Juan Pablo II y a Benedicto XVI es que estos pasaron mucho más tiempo hablando de los dogmas del catolicismo, sobretodo de lo relacionado con la moral sexual”, sostiene Doyle.

“En cambio, el papa Francisco ha desviado la conversación hacia el sufrimiento que causa la pobreza y la indiferencia ante esta, lo que creo hace sentir incómodos a algunos de los que tienen mucho dinero”, señala el profesor de la Universidad de Dallas, una institución de enseñanza católica.

El papa Francisco
Los analistas consultados por BBC Mundo creen que cuando visite EE.UU. el Papa tendrá una gran bienvenida.

 

Pese a las duras críticas que ha recibido el Papa por parte de la derecha estadounidense, Doyle considera que “los liberales en EE.UU. siguen siendo más hostiles hacia la Iglesia católica” que los conservadores, especialmente por los escándalos de abusos en los que se ha visto envuelta y por sus posturas en cuestiones de moral.

Mientras que Ivereigh cree que muchos simplemente no están entendiendo el mensaje del papa.

“Cuando habla de la economía y de los mercados, (el Papa) lo hace siguiendo la tradición de la enseñanza social de la Iglesia católica. No está hablando desde un punto de vista ideológico”.

“Sus críticas a los mercados están relacionadas con lo que ha llamado ‘la cultura del descarte’, que cree da lugar a gran número de personas desempleadas o que viven por debajo del nivel de la pobreza”, apuntó Ivereigh en conversación con BBC Mundo.

“Creo que los conservadores en EE.UU. se sienten amenazados por el papa Francisco y sospechan de él porque proviene de una tradición latinoamericanaque pone el énfasis en el Estado y que no entiende los beneficios y las virtudes de la libertad de mercado”, dijo.

Pese a la controversia que está generando Bergoglio entre algunos sectores, los analistas consultados por BBC Mundo creen el pontífice tendrá una gran bienvenida en Estados Unidos.

“A la gente le interesa este Papa porque tiene un discurso diferente en muchos asuntos y una personalidad muy atrayente”, señala James Pethokoukis.

“Seguro que tanto demócratas y como republicanos querrán tomarse una foto con él”, concluyó.

——

Este artículo es una actualización de “Los conservadores de EE.UU., en guerra contra ‘el papa marxista'”, de Jaime González, originalmente publicado en BBC Mundo en febrero de este año. Con reportería adicional de Lorena Arroyo.

[ratings]

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, actual Managing Editor de MetroLatinoUSA. Periodista que cubre eventos de las comunidades latinas en Washington D.C., Maryland y Virginia. Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia. Galardonado en numerosas ocasiones por parte de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas (NAHP) y otras organizaciones comunitarias y deportivas de la región metropolitana de esta capital. También premiado en dos ocasiones como Mejor Periodista del Año por la cobertura de la comunidad salvadoreña; premios otorgados por la Oficina de Asuntos Latinos del Alcalde de Washington (OLA) y otras organizaciones. Ha sido miembro del jurado calificador en diferentes concursos literarios, de belleza y talento en la región metropolitana. Ha visitado zonas de desastre en Nicaragua, Honduras y El Salvador e invitado a esos países por organizaciones que asisten a personas de escasos recursos económicos. Antes trabajó en otros medios de prensa de Virginia y Washington, D.C., incluyendo reportajes para una agencia noticiosa mundial.

You must be logged in to post a comment Login