Las prisiones en EE.UU. que reciben reseñas de sus reclusos en Yelp

Algunos se lo plantean como un servicio más

Algunos se lo plantean como un servicio más a evaluar mientras que las autoridades dudan de la fiabilidad de las críticas de los usuarios.

Para buscar un dentista, una película o un restaurante, Yelp se ha convertido en una plataforma de consulta habitual. Pero en Estados Unidos, entre los servicios que reseñan sus usuarios hay uno que puede llamar su atención: las cárceles.

La prisión de Washington DC situada a unas cuadras del Capitolio, el centro de poder en Estados Unidos, aparentemente es un lugar conocido para un usuario identificado como Bregy G. y según su reseña: “No está tan mal”.

Yelp considera que “toda la información es útil para los consumidores”. Foto: AP.

 

“He pasado la noche ahí varias veces y, sinceramente, no está tan mal. La policía no es muy amable y hacía mucho frío pero hice algunos amigos”, escribe en Yelp.

Y es que bajo la categoría de “Gobierno y servicios públicos”, los usuarios pueden evaluar servicios tan variados como una estación de policía, un tribunal y hasta una cárcel.

Yelp señala que es un servicio como otro cualquiera y mientras cumpla la normativa del sitio, los usuarios son libres para expresar sus opiniones, mientras que las autoridades dudan de la credibilidad de los usuarios y la precisión de sus reseñas. Algunas en tono jocoso o irónico.

En el caso de Bregy G. incluso se atreve a comparar la cárcel washingtoniana con otros centros penitenciarios que dice haber conocido.

“No es tan agradable como la de Arlington pero he pasado la noche en peores sitios (si saben a lo que me refiero)”, afirma.

Sin embargo, para Alex B., que dice que pasó por las celdas del Centro de Detención de Arlington por circular al doble del límite de velocidad, la experiencia no fue tan buena.

El usuario se queja en su reseña de que el proceso de ingreso el primer día se demoró casi tres horas, por no hablar de la comida “alta en calorías” y las camas que describe como “horribles”.

“Esto es la cárcel”

“Este es uno de los peores lugares del planeta tierra“, cuenta por su parte Glenn W. sobre sus experiencia en el centro de detención Andrew C. Baird de Detroit, en el estado de Michigan.

Se trata de uno de los tres centros que gestiona el condado de Wayne, que acoge a condenados y acusados en espera de juicio.

Paula Bridges, directora de comunicación de la oficina del sheriff del condado de Wayne, asegura que hacen “todo lo posible” para cubrir las necesidades de los presos tanto sanitarias como de alimentación. Foto: Getty.

 

“Hacemos todo lo posible para cubrir sus necesidades”, le asegura a BBC Mundo Paula Bridges, directora de comunicación de la oficina del sheriff del condado de Wayne.

No obstante, reconoce, “es la cárcel, no se supone que sea un lugar cómodo, ni en el que tengas los aspectos agradables de una vida en casa”.

La portavoz cuestiona el valor de este tipo de reseñas al considerar que no son representativas del total de la población que pasa por los centros de detención que gestiona el condado de Wayne.

Bridges señala que anualmente el condado procesa a unos 32.000 reclusos. “Así que realmente no puedes basar la capacidad del servicio global en la opinión de dos o tres personas”.

Las autoridades consideran que las reseñas no son representativas del total de la población que pasa por las cárceles. Foto: Getty.

 

“Creo que no sería una escala adecuada”, añade la portavoz, para quien “evaluar una cárcel como si fuera un restaurante es mezclar ‘manzanas con naranjas'”.

“¿Es desagradable? Sí. Es un sitio donde uno no quiere estar”, asegura. “Me parecería normal que alguien que está detenido no lo considere como una experiencia placentera”.

No recomendamos a la gente que vuelva. Eso sería lo óptimo”, comenta Bridges. Y de hecho, eso es una gran diferencia con otros establecimientos que aparecen en Yelp.

Información útil

Yelp por su parte señala que es una plataforma que permite a los usuarios “compartir sus experiencias con cualquier tipo de local”.

“Nos alegra que la gente piense en Yelp como un lugar para compartir sus opiniones“, le dice a BBC Mundo Rachel Walker, portavoz de la compañía.

Prisión de Alcatraz“No recomendamos a la gente que vuelva. Eso sería lo óptimo”. Foto: Getty.

 

Walker señaló la variedad en el perfil de las personas que acuden a este servicio y también la frecuencia.

“Varias veces a la semana para restaurantes, un par de veces al año para un dentista y esperamos que mucho menos frecuente para prisiones“.

Image captionLas reseñas deben cumplir con las normas de contenido de la página.

 

No obstante, la compañía considera que “toda la información es útil para los consumidores. “Así que estamos contentos de albergarla”.

Yelp, que opera en 30 países, sabe que existen esas referencias a centros penitenciarios en su plataforma aunque desconoce cuál fue la primera, ni el número exacto de cárceles calificadas.

Si bien, todas las reseñas tienen que cumplir con las normas de contenido de la página y si cometen alguna irregularidad se eliminan.

Así que aunque para algunos sea como comparar “naranjas con manzanas”, la posibilidad de conocer cómo es un centro penitenciario por dentro o contar la experiencia de primera persona la opción está ahí.

[ratings]

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, actual Managing Editor de MetroLatinoUSA. Periodista que cubre eventos de las comunidades latinas en Washington D.C., Maryland y Virginia. Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia. Galardonado en numerosas ocasiones por parte de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas (NAHP) y otras organizaciones comunitarias y deportivas de la región metropolitana de esta capital. También premiado en dos ocasiones como Mejor Periodista del Año por la cobertura de la comunidad salvadoreña; premios otorgados por la Oficina de Asuntos Latinos del Alcalde de Washington (OLA) y otras organizaciones. Ha sido miembro del jurado calificador en diferentes concursos literarios, de belleza y talento en la región metropolitana. Ha visitado zonas de desastre en Nicaragua, Honduras y El Salvador e invitado a esos países por organizaciones que asisten a personas de escasos recursos económicos. Antes trabajó en otros medios de prensa de Virginia y Washington, D.C., incluyendo reportajes para una agencia noticiosa mundial.

You must be logged in to post a comment Login