Dolores Huerta: La guerra abierta de los republicanos contra latinos e inmigrantes

Foto archivo.

Foto archivo.

Por Dolores Huerta

Mientras los republicanos se preparan para subir al escenario en el próximo debate presidencial, los electores latinos tanto en Nevada como en todo el país deben preocuparse de ver a qué extremo han llegado los republicanos en esta primaria presidencial.

Lamentablemente, todos los candidatos republicanos se han unido a los esfuerzos de Donald Trump para atraer a los votantes más radicales del Partido Republicano. Al ver los debates republicanos acaecidos hasta ahora, está claro que Donald Trump, Ted Cruz y Marco Rubio están promoviendo una agenda que francamente nos aterra.

Si los candidatos republicanos de verdad quieren atraer a las comunidades latinas y discutir los temas que más nos importan a nosotros, ellos entonces deberían discutir las maneras en las cuales los trabajadores podrían tomar tiempo libre cuando estén enfermos sin tener que preocuparse de que si lo hacen no podrán pagar la renta.

También discutirían las leyes sobre los préstamos estudiantiles que les permitirían a los estudiantes poder pagar sus estudios sin acumular una montaña en deudas. Y hablarían sobre cómo proteger nuestro medio ambiente y cómo mejorar la calidad del aire en nuestras comunidades.

Pero por supuesto, probablemente no vamos a oír esto de ellos. En los debates anteriores, los candidatos defendieron puntos de vista que van en contra de lo que más necesitan las familias trabajadoras latinas.

Como ejemplo, en el último debate, Marco Rubio, Donald Trump y Ben Carson se comprometieron a oponerse a un aumento del salario mínimo, a pesar de que sabemos que el salario mínimo actual no es suficiente para garantizar que las familias puedan pagar sus cuentas, puedan poner comida en la mesa, y puedan mantener a sus hijos.

Casi 6,8 millones de latinos podrían llevar a casa más dinero cada periodo de pago si se aumentara a $10.10 por hora. Sin embargo, los candidatos republicanos han descartado la idea, demostrándonos que el ayudar a las familias trabajadoras de nuestro país no es una de sus prioridades.

Podemos estar seguros de que escucharemos a los candidatos apoyar leyes de deportación masiva. En los debates pasados, hemos oído a los candidatos discutiendo si es o no posible deportar a 11 millones de inmigrantes indocumentados que viven en los Estados Unidos (claro que no es posible).

Esperamos que en este debate, los moderadores presionen a los candidatos a que expliquen por qué ellos están tan firmemente en contra de los programas ejecutivos de DACA y DAPA del Presidente Obama.

Hemos visto cómo Ted Cruz ataca el programa DACA, que protege específicamente a los DREAMers de la deportación, diciendo que es “ilegal” e “incorrecto”. Marco Rubio prometió que él pondría fin a ese programa si se convierte en presidente.

Es despreciable que deporten a los DREAMers que llegaron a los Estados Unidos como niños, para quienes este país es su hogar, que sirven en nuestras fuerzas armadas, y que se gradúan como los primeros en sus clases de los colegios de secundaria.

El hecho de que se opongan a DACA es solo una de las miles de maneras en las cuales los republicanos nos han dado la espalda a los inmigrantes.

Donald Trump, que aparentemente decidió que sus ataques a los mexicanos no fueron suficiente, ahora ha dicho que se debería prohibir a todos los musulmanes la entrada a los Estados Unidos, ya sean ellos ciudadanos americanos que viven fuera del país, turistas, hijos de refugiados y más.

La primaria presidencial republicana se está convirtiendo en una guerra a fondo en contra de los inmigrantes y los latinos.

Ya sea la clara retórica racista o que los inmigrantes sean vistos como una carga a la economía de los Estados Unidos a pesar de que lo contrario sea una verdadera realidad, las posiciones que todos los candidatos republicanos han apoyado son una importante señal que nos debería alertar a todos.

El que atiendan a la base hostil y xenófoba del Partido Republicano de la cual Donald Trump se está aprovechando, nos dice que todos los candidatos se dedican más a no preocupar o alejar a los extremistas republicanos en vez de no insultar a los latinos e inmigrantes en frente del público americano.

Ninguna persona que aspira al cargo más importante del país debería estar haciendo eso. Desafortunadamente, esto es todo lo que estamos escuchando de los candidatos a la presidencia del Partido Republicano.

 

Dolores Huerta, líder pro derechos civiles y miembro de la junta de People For the American Way.

[ratings]

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, actual Managing Editor de MetroLatinoUSA. Periodista que cubre eventos de las comunidades latinas en Washington D.C., Maryland y Virginia. Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia. Galardonado en numerosas ocasiones por parte de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas (NAHP) y otras organizaciones comunitarias y deportivas de la región metropolitana de esta capital. También premiado en dos ocasiones como Mejor Periodista del Año por la cobertura de la comunidad salvadoreña; premios otorgados por la Oficina de Asuntos Latinos del Alcalde de Washington (OLA) y otras organizaciones. Ha sido miembro del jurado calificador en diferentes concursos literarios, de belleza y talento en la región metropolitana. Ha visitado zonas de desastre en Nicaragua, Honduras y El Salvador e invitado a esos países por organizaciones que asisten a personas de escasos recursos económicos. Antes trabajó en otros medios de prensa de Virginia y Washington, D.C., incluyendo reportajes para una agencia noticiosa mundial.

You must be logged in to post a comment Login