Exportador de crudo

Por Isaac Cohen*

La aprobación bipartidista la semana pasada de un presupuesto federal de $1.8 billones, conteniendo tanto recortes de impuestos como aumento de gastos, incluyó también la eliminación de la prohibición en Estados Unidos de exportar petróleo crudo.

Aprobada después del embargo petrolero de 1973, en medio de decreciente producción doméstica, para los productores estadounidenses estuvo prohibido exportar crudo durante casi 40 años. Con la adopción de nuevas tecnologías y el consecuente aumento espectacular de la producción doméstica de petróleo de esquistos, este año, Estados Unidos recuperó el nivel de producción de 9.3 millones de barriles diarios (bpd), desde 5 millones de bpd en 2008.

Esto ha contribuido a una superabundancia de petróleo, en medio de la desaceleración de las economías de mercado emergente, sobre todo en China, la cual ha desencadenado una pugna por porciones del mercado entre los principales productores de crudo. Cierto, la proyección es que la producción estadounidense de crudo disminuirá en 2016 a 8.8 millones de bpd, pero aún así será el tercer mayor productor, después de Rusia y Arabia Saudita.

Con excepción de exportaciones menores, autorizadas en 2014, de petróleo liviano escasamente procesado, conocido como condensado, Estados Unidos ha estado ausente del mercado petrolero mundial. Esto cambiará en 2016. Junto al retorno esperado de las exportaciones de Irán, resultado del levantamiento de sanciones previsto en las recientes negociaciones sobre energía nuclear, ambos contribuirán a aumentar los abundantes inventarios que han empujado los precios debajo de $40 por barril.

*Analista y consultor internacional, ex-Director de la Oficina de la CEPAL en Washington. Comentarista de economía y finanzas de CNN en Español TV y radio.

[ratings]

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, actual Managing Editor de MetroLatinoUSA. Periodista que cubre eventos de las comunidades latinas en Washington D.C., Maryland y Virginia. Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia. Galardonado en numerosas ocasiones por parte de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas (NAHP) y otras organizaciones comunitarias y deportivas de la región metropolitana de esta capital. También premiado en dos ocasiones como Mejor Periodista del Año por la cobertura de la comunidad salvadoreña; premios otorgados por la Oficina de Asuntos Latinos del Alcalde de Washington (OLA) y otras organizaciones. Ha sido miembro del jurado calificador en diferentes concursos literarios, de belleza y talento en la región metropolitana. Ha visitado zonas de desastre en Nicaragua, Honduras y El Salvador e invitado a esos países por organizaciones que asisten a personas de escasos recursos económicos. Antes trabajó en otros medios de prensa de Virginia y Washington, D.C., incluyendo reportajes para una agencia noticiosa mundial.

You must be logged in to post a comment Login