Los Acuerdos de Paz, algo que los salvadoreños no olvidan

"No vamos a permitir que nos vengan a quitar lo que ya hemos logrado", dijo Adán Rosales. Foto: Ramón Jiménez.

“No vamos a permitir que nos vengan a quitar lo que ya hemos logrado”, dijo Adán Rosales. Foto: Ramón Jiménez.

Por Ramón Jiménez

A casi veinticinco años de la firma de los Acuerdos de Paz el 16 de enero de 1992, que pusieron fin al conflicto armado entre las fuerzas beligerantes del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), el ejército y el gobierno —y en cierta forma la clase pudiente de El Salvador—, nacionales de ese país todavía celebran esa fecha como un hecho trascendental en la historia nacional.

Así quedó demostrado este sábado cuando salvadoreños residentes en el Norte de Virginia se juntaron con otros compatriotas que llegaron desde Maryland y Washington, D.C., algunos de ellos excombatientes del FMLN, quienes vivieron en carne propia la lucha armada de doce años que dejó más de 75 mil muertos, 8 mil desaparecidos, miles de lisiados y miles de millones de dólares en pérdidas materiales.

“Nos hemos reunido para honrar el sacrificio de aquellas compañeras y compañeros que dijeron ‘aquí estamos para ofrendar nuestras vidas’; ya no vamos a seguir llorando a nuestros muertos sino levantarnos y trabajar; no vamos a permitir que lo que lo que hemos logrado nos lo vengan a quitar”, dijo Adán Rosales, residente en el Norte de Virginia.

Reconoció Rosales que con la firma de los Acuerdos de Paz el FMLN no ha perdido su ideología como sostienen sus críticos.

“La derecha de nuestro país nos puede odiar, pero nos respetan”, enfatizó Rosales, quien todavía recuerda las profecías no cumplidas del expresidente Armando Calderón Sol, quien al poco tiempo de que el FMLN se constituyó en un partido político, señaló que ese iba a ser un “partidito” por desaparecer en poco tiempo; pero ya cumplió más de dos décadas y actualmente gobierna El Salvador por segunda vez consecutiva desde 2009.

Para Mario Franco, quien reside en Maryland, la firma de los Acuerdos —que tuvieron lugar en el Castillo de Chapultepec en México con el testimonio de varios países— es algo de tanta trascendencia como las luchas que los indígenas liderados por Anastasio Aquino libraron contra la invasión española hace más de 500 años o la resistencia armada que dirigió el campesino Farabundo Martí en contra de la oligarquía y la dictadura militar del general Maximiliano Hernández Martínez, quien en la década de 1930 masacró a más de 30 mil indígenas y campesinos, incluyendo el fusilamiento del mismo Farabundo Martí.

Durante la conmemoración se recordaron algunas frases famosas del fallecido Schafik Handal.

“Abandonamos las armas para cambiar el sistema, no para que el sistema nos cambie a nosotros”, habría dicho el líder histórico en alguna ocasión.

Handal no solo fue uno de los signatarios de los Acuerdos de Paz sino también uno de los cinco comandantes del FMLN que dirigieron los doce años de lucha armada. Ese grupo insurgente luego se convirtió en un partido político del cual él fue uno de los fundadores.

Con las manos en alto salvadoreños recuerdan cada 16 de enero. Foto: Ramón Jiménez.

Con las manos en alto salvadoreños recuerdan cada 16 de enero. Foto: Ramón Jiménez.

[ratings]

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, actual Managing Editor de MetroLatinoUSA. Periodista que cubre eventos de las comunidades latinas en Washington D.C., Maryland y Virginia. Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia. Galardonado en numerosas ocasiones por parte de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas (NAHP) y otras organizaciones comunitarias y deportivas de la región metropolitana de esta capital. También premiado en dos ocasiones como Mejor Periodista del Año por la cobertura de la comunidad salvadoreña; premios otorgados por la Oficina de Asuntos Latinos del Alcalde de Washington (OLA) y otras organizaciones. Ha sido miembro del jurado calificador en diferentes concursos literarios, de belleza y talento en la región metropolitana. Ha visitado zonas de desastre en Nicaragua, Honduras y El Salvador e invitado a esos países por organizaciones que asisten a personas de escasos recursos económicos. Antes trabajó en otros medios de prensa de Virginia y Washington, D.C., incluyendo reportajes para una agencia noticiosa mundial.

You must be logged in to post a comment Login