Un Trump arriba y un Jeb en baja

Trump

Jed Bush

El magnate Donald Trump logró ayer una cómoda victoria en las primarias republicanas de Carolina del Sur, consolidando su condición de favorito para quedarse con la nominación de su partido. Al cierre de esta edición, y con el 40 por ciento de las mesas escrutadas, el candidato neoyorquino obtuvo el 34,4 por ciento de los votos, seguido por el senador texano Ted Cruz, quien obtuvo el 21,5 por ciento de los sufragios, y el senador de Florida, Marco Rubio, que logró el 21,3 por ciento. Más lejos quedó el gobernador de Florida, Jeb Bush, que sacó el 8,2 por ciento de los votos y anunció que suspende su campaña, convirtiéndose así en la primera víctima de la carrera de su partido. Detrás de Bush, quedó su par de Ohio, John Kasich, quien obtuvo el 6,5 por ciento de los sufragios.

La victoria de Trump en Carolina del Sur demostró que su arrollador triunfo en New Hampshire no había sido casualidad. “La gente de Carolina del Sur es muy especial”, dijo Trump, sonriente. “No se preocupen, vamos a construir el muro”, reiteró el multimillonario. “¿Y quién va a pagar por el muro?”, preguntó al público. “¡México!”, le responden. En su victoria, Trump se regodea en una de las propuestas que más críticas le costaron, incluso la del papa Francisco. “La carrera presidencial es difícil, sucia y malvada. Pero cuando ganas es hermoso. Y vamos a empezar a ganar por nuestro país”, prometió.

Según señala el periódico The New York Times, utilizando un lenguaje incendiario, Trump dio con el apoyo de los republicanos sin título universitario, que son los principales críticos del gobierno federal y están a favor de una línea dura contra la inmigración ilegal. La victoria del magnate venido a político no fue tan radical como la obtenida en New Hampshire, ya que se le escapó una buena parte del voto con las mujeres y los más jóvenes. Pero logró superar a sus rivales independientes y republicanos a través del voto evangélico, a la vez que logró también el sufragio de aquellos que no se califican como estrictamente religiosos.

Rubio, por su parte, trató de no confrontar con Trump para ocuparse de debilitar a Cruz. En Carolina del Sur, los rivales más inmediatos de Trump pasaron tiempo peleándose entre ellos como ya antes lo habían hecho contra él.

Con el triunfo en el estado sureño, el magnate obtiene su segunda victoria consecutiva y refuerza sus opciones para conseguir la candidatura republicana en las elecciones presidenciales de EE.UU. de noviembre próximo.

En Carolina del Sur, las primarias republicanas otorgan los 50 delegados estatales que acudirán a la convención nacional del partido para elegir al candidato presidencial del partido. La siguiente cita de los aspirantes republicanos es el próximo martes en Nevada, donde Trump también parece contar con una sólida ventaja.

Redactado desde Agencias

[ratings]

About Yanko Farías

Periodista de nacionalidad chilena, licenciado en Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Buenos Aires, Argentina. Editor, redactor y realizador de proyectos de contenido. Productor de radio y Especialista en temas latinoamericanos, sociedad y cultura. Además, es guionista de TV, Cine, Documentales, y escritor de ensayos periodísticos y de ficción. Amante del cine, la buena TV, el vino y la buena mesa.

You must be logged in to post a comment Login