Donald Trump y la paradoja hispana

Para desesperación incluso dentro de su propio partido, Donald Trump avanza con firmeza hacia la nominación republicana con el liderazgo en los sondeos en 12 estados que elegirán candidato próximamente. Además, también es favorito en Nevada, donde se vota hoy (martes 23), con una paradoja: a pesar de que ha humillado a inmigrantes mexicanos al llamarlos narcotraficantes y violadores, también recibe el apoyo de los latinos en ese estado.

Los republicanos votan hoy en “caucus” o asambleas vecinales en Nevada para elegir a su candidato. Por primera vez Trump competirá en un estado con fuerte presencia de hispanos, porque hasta ahora las internas habían sido en lugares con gran mayoría de población de origen anglosajón.

Parece que no le irá mal. Según las encuestas, Trump lleva una ventaja de más de 20 puntos sobre el senador por Florida Marco Rubio y el senador por Texas Ted Cruz, el tercero en discordia.

Los sondeos indican que su triunfo estará avalado abrumadoramente por los latinos. Una encuesta de la Florida International University señala que el 37% de los hispanos republicanos de Nevada tiene la intención de votar por Trump, a pesar de que Rubio y Cruz son hijos de inmigrantes cubanos.

Al comienzo de su campaña, el magnate había dicho que los inmigrantes mexicanos indocumentados en Estados Unidos eran “violadores” y “narcotraficantes”, lo que causó una enorme ola de repudio y un boicot de muchas organizaciones hispanas. Sin embargo, Trump no se desdijo y anoche mismo convocó a una figura que causa escozor en la comunidad latina: el polémico alguacil del Condado de Maricopa (Arizona), Joe Arpaio, que es un azote de los inmigrantes ilegales. “Trump es el mejor candidato para Estados Unidos”, dijo el sheriff ante unas 5.000 personas en un lujoso casino de Las Vegas, donde el magnate inmobiliario cerró su campaña.

Donald Trump durante un acto de campaña en Las Vegas. / AFP

En segundo lugar aparece Rubio, que podría recibir más apoyos porque el sondeo se hizo antes de que otro aspirante, Jeb Bush, renunciara a la carrera electoral el sábado, tras su mal desempeño en los comicios de Carolina del Sur. Rubio podría llevarse buena parte de sus votos porque el establishment del partido está asustado por el avance del impredecible Trump y por eso su apoyo –y el dinero grueso de los donantes– está fluyendo rápidamente hacia el senador por Florida. Para el establishment republicano, Rubio es la última esperanza para frenar a Trump.

Los sondeos descuentan un triunfo del millonario en Nevada, que se le suma a los dos amplios que obtuvo en New Hampshire y Carolina del Sur. Su candidatura parece no tener freno porque también va adelante en 12 de los 14 estados donde habrá elecciones próximamente. Según el diario New York Post, tiene ventaja en Alabama, Alaska, Georgia, Massachusetts, Tennessee, Virginia, Oklahoma, Minnesota, Arkansas, Colorado, Kentucky y Louisiana. El gran test será el 1 de marzo, cuando votan 11 estados y la balanza podría inclinarse definitivamente.

Del lado demócrata, recién habrá elecciones el sábado, en Carolina del Sur, donde Hillary Clinton lidera con comodidad las encuestas frente al senador Bernie Sanders.

Redactado desde Agencias

[ratings]

About Yanko Farías

Periodista de nacionalidad chilena, licenciado en Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Buenos Aires, Argentina. Editor, redactor y realizador de proyectos de contenido. Productor de radio y Especialista en temas latinoamericanos, sociedad y cultura. Además, es guionista de TV, Cine, Documentales, y escritor de ensayos periodísticos y de ficción. Amante del cine, la buena TV, el vino y la buena mesa.

You must be logged in to post a comment Login