Brasil: Impunidad 20 años después de la masacre de Eldorado dos Carajás

La activista Carmen Diniz. Foto: Ramón Jiménez.

La activista Carmen Diniz. Foto: Ramón Jiménez.

Esa masacre es el símbolo de la impunidad contra los sin tierra de ese gigantesco país suramericano.

 

Por Ramón Jiménez

Nadie ha enfrentado la justicia después de veinte años de la masacre de los sin tierra en El Dorado dos Carajás, Brasil; a pesar de los esfuerzos de muchos años de Amnistía Internacional y activistas de los derechos humanos en ese país y en otros países amigos.

Fue el 17 de abril de 1996 cuando diecinueve trabajadores rurales sin tierra fueron asesinados por la policía militar en ese poblado al suroriente del estado de Pará.

Esa masacre se produjo después que la policía militar le cortara el paso a una marcha del Movimiento de los Trabajadores Rurales sin Tierra (MST) que iban en dirección a la ciudad de Belém.

“El problema de violencia contra los sin tierra se ha agravado desde entonces en lugar de mejorar”, dijo la activista Carmen Diniz, quien asistió a una reunión comunitaria en la Casa Rutilio Grande de Takoma Park, Maryland. Antes participó en una protesta frente a la Embajada de Brasil en Washington.

El año 2015 fue el peor año para los trabajadores y líderes rurales ya que ocurrieron 50 asesinatos de ellos. Solo en el estado de Pará han sido asesinadas unas 271 personas desde la masacre de Eldorado dos Carajás.

“Hacemos esto para que no nos olvidemos de lo que pasó hace dos décadas sin que nadie haya sido juzgado por esos crímenes”, apuntó.

Enfatizó Diniz que Brasil no es solo carnaval, fútbol y playas sino también un país de muchas luchas de clases; donde el 48 por ciento de las tierras cultivables pertenecen al 1 por ciento de la población.

La misma noche de la reunión en la Casa Rutilio Grande el Congreso brasileño votó para que la presidenta Dilma Rousseff sea sometida a un juicio politico por supuesta corrupción.

Ahora Rousseff tiene que esperar la votación en el Senado brasileño, que finalmente decidirá si el proceso para destituirla del cargo sigue su curso.

“Aparte de los resultados en el Congreso y el Senado de nuestro país la lucha de los sin tierra continúa. Tenemos que defender la democracia”, puntualizó.

La masacre de Eldorado dos Carajás no es un caso aislado, según Amnistía Internacional.

Señalaron que desde que esa masacre ocurrió hace veinte años se ha convertido en símbolo del patrón recurrente de violaciones de derechos humanos e injusticias cometidas contra campesinos, trabajadores rurales, pueblos indígenas y comunidades tradicionales.

También injusticia contra sus abogados y los defensores de los derechos humanos que luchan por el derecho a la tierra y a los recursos naturales en Brasil.

 

En Casa Rutlio Grande de Takoma Park, Maryland. Foto: Ramón Jiménez.

En Casa Rutlio Grande de Takoma Park, Maryland. Foto: Ramón Jiménez.

 

[ratings]

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, actual Managing Editor de MetroLatinoUSA. Periodista que cubre eventos de las comunidades latinas en Washington D.C., Maryland y Virginia. Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia. Galardonado en numerosas ocasiones por parte de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas (NAHP) y otras organizaciones comunitarias y deportivas de la región metropolitana de esta capital. También premiado en dos ocasiones como Mejor Periodista del Año por la cobertura de la comunidad salvadoreña; premios otorgados por la Oficina de Asuntos Latinos del Alcalde de Washington (OLA) y otras organizaciones. Ha sido miembro del jurado calificador en diferentes concursos literarios, de belleza y talento en la región metropolitana. Ha visitado zonas de desastre en Nicaragua, Honduras y El Salvador e invitado a esos países por organizaciones que asisten a personas de escasos recursos económicos. Antes trabajó en otros medios de prensa de Virginia y Washington, D.C., incluyendo reportajes para una agencia noticiosa mundial.

You must be logged in to post a comment Login