Segunda vuelta entre el sushi y la hamburguesa 

Keiko Fujimori y PPK

Hermanos Fujimori pueden gobernar el Perú

En lugar de su rico lomo saltado, su tradicional cebiche o la incomparable papa a la huancaína, los electores peruanos están obligados a escoger entre el sushi y la hamburguesa en la segunda vuelta electoral del 5 de junio. Esta comparación gastronómica le cae a dedo a los candidatos finalistas a gobernar el país del imperio Inca por los próximos cinco años. Ambos comparten ideologías derechistas neoliberales en cuanto al libre mercado y la inversión de capitales.

Las acusaciones por su origen no han parado. Los críticos de la candidata Keiko Fujimori, que cumplirá 40 años el 25 de mayo, la acusan de ser hija de un autócrata corrupto que huyó a Japón, reclamando la ciudadanía nipona, y renunció a la presidencia por fax; quien estudió en Estados Unidos con dinero de los contribuyentes y quien puede “patear el tablero” de la democracia como lo hizo su padre Alberto Fujimori con el autogolpe cuando cerró el Congreso, convocó a nuevas elecciones y creó una Constitución que sigue vigente.

Aunque en esta oportunidad, en caso de que gane su hija mayor, no va a ser necesario, porque su hermano Kenji Fujimori, fue el  congresista más votado y su partido Fuerza Popular tiene una amplia mayoría en el Parlamento unicameral. Esa dupla poderosa puede generar la envidia incluso de la mítica pareja Manco Cápac y Mama Ocllo, hijos del dios Sol. Tanto Keiko como Kenji han cosechado de la popularidad de su padre Alberto Fujimori, ahora en la cárcel por corrupción con el entonces asesor de inteligencia Vladimiro Montesinos, por su cuestionada estrategia contra el terrorismo, pero que dejó graves acusaciones contra los derechos humanos.

La otra opción la tiene el llamado “gringo” Pedro Pablo Kuczynski, de 77 años y de raíces europeas, cuya trayectoria incluye su trabajo con los anteriores gobiernos de Fernando Belaúnde Terry y Alejandro Toledo. Las críticas más duras contra PPK, quien tampoco ha escapado a tendencias populistas partiendo de que su partido Peruanos por el Kambio (con K) tiene las iniciales de su nombre y apellido, incluyen su desempeño como lobista y asesor de empresas exportadoras de gas que han perjudicado el abastecimiento interno y el medio ambiente y han ocasionado la pérdida de miles de millones de dólares para el Estado. Por ironías del destino,  PPK huyó del país en la maletera de un auto luego del golpe de estado contra Belaúnde por parte del general Juan Velasco Alvarado.

Las elecciones actuales no han estado libres de controversias, con encuestas manipuladas, ausencia de debates, insultos de la llamada “prensa chicha”, populismo y clientelismo por doquier y el aparente favoritismo del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) que sacó de contienda a fuertes aspirantes a la presidencia por irregularidades, allanando el camino a los ahora finalistas. En las anteriores elecciones presidenciales entre Ollanta Humala y Keiko Fujimori la decisión era entre “el sida y el cáncer”, por las consideradas tendencias “chavistas” de Humala.

Ahora al votante peruano le toca escoger un “gringo vendepatria” o una “nipona corrupta”, entre el sushi y la hamburguesa, entre un PPK que hace gala de su amplia experiencia y una Fujimori que apuesta mano dura con la seguridad ciudadana. Lo único que ruega el votante es que entre tantas promesas, acusaciones y millones de dólares en publicidad es que nuevamente “no le hagan el cholito”, como dice la frase popular.

[ratings]

About Santiago David Tavara

Santiago David Távara is an experienced Peruvian-born journalist living in the Washington DC area. Over more than two decades Mr. Távara has covered local news stories in the Washington DC as well as cultural, sports, economy, social, national, and international issues. He has specialized in topics which affect the Hispanic community such as immigration, business, health, and demographics. He has also been assigned to cover national and international issues in the White House, the U.S. Congress, the State Department, the Organization of American States, the, IMF, and the World Bank.

You must be logged in to post a comment Login