Las Bodas de Plata de la Comunidad de Chinameca

Don Francisquito Medrano y su esposa Irma fueron galardonados por su aporte de 25 años. Este año Don Francisquito se jubila del trabajo y se regresa este año para su país, en particular a Chinameca. Foto: Ramón Jiménez.

Don Francisquito Medrano y su esposa Irma fueron galardonados por su aporte de 25 años. Este año Don Francisquito se jubila del trabajo y se regresa para su país, en particular a la ciudad de Chinameca. Foto: Ramón Jiménez.

Por Ramón Jiménez

Hablar de ayuda constante y productiva en beneficio de los pobres es hablar de la Comunidad Unida de Chinameca, un grupo organizado de salvadoreños que nacieron en esa ciudad del oriente de su país, que no solo ayudan a los suyos sino a otras comunidades en diferentes puntos de su país de origen.

Y eso es lo que Francisco Castro y su esposa Sonia junto a un grupo selecto de unos 35 colaboradores han hecho desde que esa organización benéfica fue fundada hace 25 años occasion que están aprovechando para celebrar las Bodas de Plata en una recepción especial que tendrá lugar en las afueras de Leesburg, una ciudad ubicada en el condado de Loudoun.

Es tan visible la transparencia en la entrega de fondos que nacionales de otros países como Bolivia, Cuba, España, Puerto Rico, República Dominicana, Estados Unidos y otros países se unen en algunas ocasiones a sus actividades de recaudación de fondos.

“Gracias a sus constantes esfuerzos y sacrificios son muchas las obras que hemos podido realizar en beneficio de personas enfermas, pobres y con diferentes necesidades, no solo aquí en este país [Washington, D.C., Maryland y Virginia] sino también en nuestro querido El Salvador”, dijo Francisco Castro fundador del grupo.

Castro reconoce los momentos difíciles que se viven en Estados Unidos, pero sostiene que todas las adversidades en vez de debilitarlos les da más fuerza para seguir adelante con las obras benéficas que cada año llevan a cabo y en el cual invierten miles de dólares.

El caso del Hogar del Niño Vito Guarato en Los Planes de Renderos, San Salvador es un ejemplo de esa ayuda constante en alimentos, medicinas, vestuario y otras necesidades para unos 125 niños especiales (minusválidos, huérfanos, etc.)

Solamente en 2015 hicieron entrega de $28 mil dólares a esa institución. El 75 por ciento de los ingresos son entregados al Hogar Vito Guarato.

“Son los niños que nos han mantenido unidos”, dijo Castro quien junto con los otros miembros han seguido adelante a pesar de las limitaciones que encuentran algunas veces.

Otra de las obras que los hace sentirse orgullosos de su trabajo es la construcción de 16 casas de cemento para personas minusválidas de Chinameca y cantones de ese municipio. La última fue entregada en 2015.

Aunque su base de operaciones está en el condado de Fairfax, al norte de Virginia, su radio de acción se disemina a la region metropolitana de Washington, que además de Virginia incluye a la capital estadounidense y Maryland.

“Estamos muy contentos con nuestra obra en 25 años; siento que la hemos disfrutado todos”, apuntó Castro.

Niños y adultos celebraron las Bodas de la Plata de la Comunidad Unida de Chinameca, con el marco del río Potomac en las afueras de la ciudad de Leesburg. Foto: Ramón Jiménez.

Niños y adultos celebraron las Bodas de la Plata de la Comunidad Unida de Chinameca. Foto: Ramón Jiménez.

Un momento de oración. Foto: Ramón Jiménez.

Un momento de oración. Foto: Ramón Jiménez.

Francisco Castro agradeció el apoyo recibido por la comunidad de la región metropolitana de Washington. Foto: Ramón Jiménez.

Francisco Castro agradeció el apoyo recibido por la comunidad de la región metropolitana de Washington. Foto: Ramón Jiménez.

Activas damas están siempre dispuestas. Al centro (de lentes) Sonia Castro, una de las fundadoras del grupo comunitario. Foto: Ramón Jiménez.

Activas damas están siempre dispuestas. Al centro (de lentes) Sonia Castro, una de las fundadoras del grupo comunitario. Foto archivo: Ramón Jiménez.

Francisco Castro (der.) reconoce a personas que ayudan a la organización. Foto: Ramón Jiménez.

Francisco Castro (der.) reconoce a personas que ayudan a la organización. Foto archivo: Ramón Jiménez.

Un niño del Hogar Vito Guarato junto a una de las hermanas encargadas de ese centro.

Un niño del Hogar Vito Guarato junto a una de las hermanas encargadas de ese centro.

El sacerdote franciscano Vito Guarato fue el fundador del Hogar que lleva su nombre.

El sacerdote franciscano Vito Guarato fue el fundador del Hogar que lleva su nombre.

[ratings]

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, actual Managing Editor de MetroLatinoUSA. Periodista que cubre eventos de las comunidades latinas en Washington D.C., Maryland y Virginia. Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia. Galardonado en numerosas ocasiones por parte de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas (NAHP) y otras organizaciones comunitarias y deportivas de la región metropolitana de esta capital. También premiado en dos ocasiones como Mejor Periodista del Año por la cobertura de la comunidad salvadoreña; premios otorgados por la Oficina de Asuntos Latinos del Alcalde de Washington (OLA) y otras organizaciones. Ha sido miembro del jurado calificador en diferentes concursos literarios, de belleza y talento en la región metropolitana. Ha visitado zonas de desastre en Nicaragua, Honduras y El Salvador e invitado a esos países por organizaciones que asisten a personas de escasos recursos económicos. Antes trabajó en otros medios de prensa de Virginia y Washington, D.C., incluyendo reportajes para una agencia noticiosa mundial.

You must be logged in to post a comment Login