¿Requiere ayuda para afilar la tijera, secretario?

Por Teresa Gurza

Los políticos mexicanos no son ni amados ni temidos, lo que provocan es ira; pero les importa muy poco que estemos irritados, mientras puedan seguir llenándose los bolsillos y arruinando al país.

Hemos llegado ya a que el dinero sólo alcanza para ellos y para el pago de la deuda externa; que en 2017, se llevará casi 600 mil millones de pesos, 19 por ciento más que en 2016 y más, de lo que se destinará a educación y salud.

Resulta por eso increíble que el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, afirme “la magnitud del recorte requiere contribución de todos… no hay margen para más ajustes”…

Curioso que hable así, porque seguramente sabe quiénes no contribuyen y dónde puede ajustar; es cosa nomás de que afile la tijera donde sobra y no, donde falta como se ha hecho.

Podría empezar por sueldos, prestaciones, seguros, premios, canonjías, pensiones y bonos de funcionarios, magistrados, consejeros y legisladores.

Y por los casi dos millones de pesos que recibió Enrique Ochoa, por haber renunciado a la Comisión Federal de Electricidad, donde trabajó solo dos años, para pasarse al PRI y encabezar, dijo, la lucha por la corrupción.

O por exigir la devolución de los más de 15 mil millones de pesos que perdonó el SAT, a los dueños de 15 empresas.
Y luego seguirse con el INE que en 2017 recibirá 18 mil millones de pesos, pese a que gasta mal y en exceso; ahí podría cortar, unos siete mil millones y empezar a terminar con la locura de gastar lo que no tenemos en elecciones y partidos, descuidando la inversión y la reducción de la pobreza, en la que vive la mitad de los mexicanos.

O con la onerosa publicidad gubernamental para auto-alabarse.
Porque lo que no se puede admitir, es que todo un secretario de Hacienda confiese que no sabe qué ajustar; y tampoco podemos seguir aceptando que no haya dinero para lo más importante: educación y salud.

¿Recuerda cómo cacareó el gobierno con eso, de que rehabilitaría 33 mil escuelas que estaban en pésimas condiciones? Bueno, pues a un año de iniciarse ese programa han sido rehabilitados sólo 421; apenas el uno punto dos por ciento, de los planteles que se dijo requerían hacerlo; y millones de niños tendrán que seguir asistiendo a escuelas sin techo, baños, bebederos, paredes, luz o pupitres, en tanto los políticos sonríen al gastar lo que no les pertenece.

Ya se ha incrementado el número de enfermedades que no pueden curarse por falta de recursos y menos se podrá el año que entra, que habrá menos dinero y más enfermos porque educación, salud y desarrollo social, recibirán en conjunto y para todo, 556 mil millones de pesos y disminuirá en casi 15 mil millones, el raquítico presupuesto que el sector salud tuvo este 2016.

Estos recortes violan el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales, firmado por México y que establece que el gasto debe aumentar cada año; y sería muy penoso que ahora que Peña Nieto viaja tanto, llegue a lugares donde todo mundo esté enterado que no ha podido disminuir la pobreza y sepa lo que por acá sufren, quienes no tienen para curarse fuera del país o en hospitales privados.

Como es el caso del colega Antonio Aspiros, a quien este miércoles el hospital del IMSS de Gabriel Mancera, le canceló su operación por tercera vez, en los últimos tres meses: el 13 de julio, porque no llegó el doctor, no servía el quirófano y no había camas; el 23 del mismo mes, porque no aparecieron las llaves del archivo donde estaba su expediente; y este 28 de septiembre, ya casi en el quirófano, por falta de material quirúrgico: sólo había una pinza desechable y se usó en el paciente anterior.

Señor Meade si quiere recortar y no sabe cómo, pregunte y muchos le diremos dónde.
Jorge Alcocer por ejemplo, escribió este martes en Reforma “hay tela de donde cortar, lo que se requiere es una tijera con filo…” y propuso disminuir el número de subsecretarias y direcciones de la administración federal y cerrar los organismos públicos, “que crecieron como hongos en los últimos 14 años”.

Y que no se burle su jefe el Presidente, diciendo que todos somos corruptos; él finalmente reconoció, ser parte de la corrupción que nos agobia; pero no debe incluirnos a todos, porque millones de mexicanos no lo somos.

[ratings]

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, actual Managing Editor de MetroLatinoUSA. Periodista que cubre eventos de las comunidades latinas en Washington D.C., Maryland y Virginia. Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia. Galardonado en numerosas ocasiones por parte de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas (NAHP) y otras organizaciones comunitarias y deportivas de la región metropolitana de esta capital. También premiado en dos ocasiones como Mejor Periodista del Año por la cobertura de la comunidad salvadoreña; premios otorgados por la Oficina de Asuntos Latinos del Alcalde de Washington (OLA) y otras organizaciones. Ha sido miembro del jurado calificador en diferentes concursos literarios, de belleza y talento en la región metropolitana. Ha visitado zonas de desastre en Nicaragua, Honduras y El Salvador e invitado a esos países por organizaciones que asisten a personas de escasos recursos económicos. Antes trabajó en otros medios de prensa de Virginia y Washington, D.C., incluyendo reportajes para una agencia noticiosa mundial.

You must be logged in to post a comment Login