Presidente Obama defiende proceso de normalización

Conferencia de prensa de Josefina Vidal, directora general de Estados Unidos de la Cancillería cubana. Fotos: Jose M. Correa

Conferencia de prensa de Josefina Vidal, directora general de Estados Unidos de la Cancillería cubana. Fotos: Jose M. Correa

Por Laura Bécquer Paseiro

El mandatario de Estados Unidos, Barack Obama, emitió este viernes una directiva presidencial de políticas favorable a la mejoría de la normalización de relaciones bilaterales y donde se destaca la necesidad de continuar dicho proceso de manera progresiva con el Gobierno y el pueblo cubano.

Lo anunciado por Obama reconoce el papel de la Isla como un interlocutor serio y además consolida los cambios que se han hecho hasta el momento, mientras fomenta más intercambios entre los dos pueblos y países.

Este documento refleja el sentir de sectores amplios en la nación norteña en relación con que lo que conviene es el proceso actual y contiene cuestiones que pueden servir de referencia, aseguró en La Habana, Jose­fina Vidal, directora general de Estados Uni­dos de la Cancillería cubana.

En declaraciones a la prensa, Vidal dijo que en el contenido de la directiva presidencial de políticas se aprecian elementos que pueden ser útiles en caso de que un gobierno decida continuar el proceso de mejoría de las relaciones.
Lo anunciado ayer por Obama vino acompañado con la noticia de las nuevas modificaciones por parte de los Departamentos de Te­so­ro y Comercio de algunas regulaciones del bloqueo impuesto a Cuba y que son una continuidad de paquetes adoptados en otras ocasiones.

Estas medidas, como otras tomadas anteriormente, son muy limitadas, aseguró Vidal, quien reafirmó que el bloqueo económico, fi­nanciero y comercial persiste.
Ejemplificó en ese sentido que se mantienen las restricciones para las importaciones cubanas en el país norteño, sobre todo las del sector estatal. La única excepción es la de los productos farmacéuticos que en esta ocasión se autoriza su venta en Estados Unidos, dijo.

La diplomática aseveró también que en la esfera financiera sigue vigente la prohibición de abrir cuentas corresponsales cubanas en bancos estadounidenses, a pesar de la autorización del uso del dólar en las transacciones con nuestro país.
Las medidas benefician más a Estados Uni­dos que a Cuba, afirmó.

Este nuevo paquete de medidas incluye la autorización de la importación, promoción, venta y distribución en Estados Unidos de pro­ductos farmacéuticos cubanos aprobados por la Agencia de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés).

En ese mismo orden, se dio luz verde al de­sarrollo de proyectos para investigaciones mé­dicas conjuntas con fines comerciales o no, entre personas y entidades de ambos países; así como a la apertura de cuentas bancarias en Cuba de personas y entidades que se vincu­len solo con estas actividades.

Sin embargo, todavía no se pueden establecer empresas mixtas para el desarrollo y comercialización de productos en esta in­dustria.

Otra de las medidas adoptadas fue la eliminación del límite de hasta 400 dólares (de ellos 100 en ron y tabaco) para la importación en Estados Unidos de productos cubanos para uso personal por parte de los estadou­ni­denses, adquiridos en Cuba o en terceros países. Aunque Cuba no puede vender estos productos en el mercado estadounidense.

El alcance y aplicación práctica de estas medidas se condicionan a diversos intereses en Estados Unidos a pesar de la voluntad política mostrada por la administración del presidente Obama.

En la jornada también trascendieron las palabras de la asesora de Seguridad Nacional, Susan Rice, en el Woodrow Center. Al respecto, Vidal comentó que el Gobierno de Estados Unidos no ha abandonado otras políticas que vienen de épocas anteriores.

Como parte de este proceso de construcción de relaciones de nuevo tipo con Estados Unidos la parte cubana ha insistido en que cuestiones como la soberanía o el funcionamiento del sistema político cubano no están en la mesa de negociaciones, expresó la diplomática.

Discursos como el de Rice son un ejemplo de que Estados Unidos no esconde el objetivo de promover cambios en el ordenamiento po­lítico, económico y social de Cuba; ni de­siste de la intención de implementar programas de corte injerencista.

DD.HH.: RELACIONES CIVILIZADAS A PESAR DE PROFUNDAS DIFERENCIAS
Este viernes se desarrolló el Segundo Diá­logo sobre Derechos Humanos entre Cuba y Estados Unidos en el cual nuestro país ratificó su voluntad de tener relaciones civilizadas con su contraparte en un marco de igualdad, respeto y reciprocidad, a pesar de las profundas diferencias existentes en cuan­to a las concepciones y el ejercicio de ese tema, informó el subdirector general de Asuntos Mul­ti­laterales y Derecho Interna­cional de la Cancillería cubana, Pedro Luis Pedroso Cuesta.
Desde la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores, el diplomático, quien presidió la delegación cubana a la cita, dijo a la prensa que el encuentro tuvo lugar en un ambiente profesional y respetuoso.
Señaló asimismo que la parte cubana de­fendió asuntos como la universalidad, indivisibilidad e interdependencia de todos los de­rechos humanos, los cuales deben tratarse en pie de igualdad a los derechos civiles y políticos como los derechos económicos, sociales y culturales.

Subdirector general de Asuntos Multilaterales y Derecho Internacional del Minrex, Pedro Luis Pedroso Cuesta.

En este encuentro, que es una continuidad del efectuado en marzo del año pasado a partir de una propuesta cubana, se reiteró la ne­cesidad de desarrollar intercambios de este tipo con pleno respeto a la igualdad soberana, la independencia y la no injerencia en los asuntos internos.

Pedroso destacó que la representación cubana expuso la realidad del país sobre asuntos como los logros en la promoción y protección de los derechos humanos, no solo para beneficio del pueblo, sino también el de otras muchas naciones del mundo.
Un ejemplo del compromiso de la Isla con la protección de los derechos humanos es el alto nivel de ratificación por el país de instrumentos internacionales en la materia —44 de los 61 reconocidos—; mientras que Estados Unidos solo lo ha hecho con 18, según el subdirector general de Asuntos Multilaterales y Derecho Internacional del Minrex.

Acorde con Pedroso, la comitiva cubana trasladó a su contraparte estadounidense —presidida en esta ocasión por el secretario adjunto para la
Democracia, los Derechos Huma­nos y el Trabajo del Departamento de Estado, Tomasz Malinowski—, preocupaciones por el respeto y garantía de los derechos humanos en Estados Unidos, y detalló al respecto la brutalidad policial sobre todo contra los afroamericanos, la inseguridad ciudadana y el aumento de las muertes por armas de fuego.

Otros asuntos como la discriminación de los migrantes y la racial también fueron abordados por la delegación de Cuba.

Los actos de tortura en los centros de de­tención y cárceles secretas y las ejecuciones extrajudiciales como parte de la lucha contra el terrorismo también son ejemplos de violaciones de derechos humanos cometidas por Washington en otras partes del mundo.

Pedroso dijo en ese sentido que Cuba criticó en particular, la permanencia del centro de detenciones en el territorio ilegalmente ocupado de la Base Naval de Guantánamo y las torturas y graves violaciones allí cometidas.
La delegación se refirió igualmente a los dobles raseros y la selectividad que prevalece en el tema.

En el intercambio se subrayó que el bloqueo económico, comercial y financiero im­puesto a Cuba hace más de 50 años, constituye una violación flagrante, masiva y sistemática de sus derechos humanos, dijo.

Pedroso culminó reiterando que si el Go­bierno estadounidense quiere realmente im­pulsar políticas que ayuden a los cubanos, lo imperativo es que elimine las restricciones p­a­ra contribuir decisivamente a desmontar una política que calificó de injusta.

Subdirector general de Asuntos Multilaterales y Derecho Internacional del Minrex, Pedro Luis Pedroso Cuesta.

Subdirector general de Asuntos Multilaterales y Derecho Internacional del Minrex, Pedro Luis Pedroso Cuesta.

Obama emite directiva para hacer irreversible política hacia Cuba

f0067845

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, emitió hoy una directiva presidencial con el propósito de consolidar los cambios adoptados con Cuba y hacer irreversible la nueva política hacia la isla caribeña, reseña la agencia Prensa Latina.

Al mismo tiempo, anunció que los Departamentos del Tesoro y Comercio presentaron cambios regulatorios que incluyen posibilidades de viaje e intercambio comercial, sin llegar a levantar el bloqueo económico, comercial y financiero vigente hace más de cinco décadas.

El texto difundido por la Casa Blanca afirma que desde diciembre de 2014, tras 50 años de una política frustrada, Estados Unidos ha trabajado con Cuba para conseguir el restablecimiento de relaciones diplomáticas y la apertura de embajadas, entre otras acciones.

La nueva directiva se consolida y desarrolla a partir de los cambios realizados, promueve la transparencia al dejar claras nuestras políticas e intenciones y busca un mayor compromiso entre nuestros países y pueblos, agrega el documento.

Coherente con ese enfoque, adiciona, los Departamentos del Tesoro y Comercio hoy emitieron cambios adicionales en las regulaciones, para -sin poner fin al bloqueo- facilitar más interacción entre cubanos y estadounidenses, incluso a través de oportunidades comerciales y de viajes.

De acuerdo con Obama, estas modificaciones son representativas del progreso que vio con sus propios ojos cuando visitó La Habana en marzo pasado.

Las nuevas medidas anunciadas por las entidades norteamericanas, que deberán entrar en vigor el próximo lunes, comprenden facilidades para proyectos conjuntos de investigación médica y la importación en territorio estadounidense de productos farmacéuticos producidos en Cuba.

Al mismo tiempo, los viajeros norteamericanos comprendidos dentro de las 12 categorías autorizadas a viajar a la isla podrán importar sin límites, para uso personal, tabaco y ron cubano en sus equipajes.

En el sector agrícola, Estados Unidos podrá exportar artículos como pesticidas o tractores, transacciones en las cuales ya no será necesario el pago en efectivo o por adelantado.

Se conoció, asimismo, que se levanta la restricción que impedía a ciertos buques extranjeros que habían tocado puerto cubano entrar en territorio norteamericano para propósitos de carga o descarga en un periodo de 180 días.

El Departamento del Tesoro también divulgó que se podrán otorgar becas para la investigación científica y las actividades religiosas.

Fuente: Granma.

[ratings]

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, actual Managing Editor de MetroLatinoUSA. Periodista que cubre eventos de las comunidades latinas en Washington D.C., Maryland y Virginia. Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia. Galardonado en numerosas ocasiones por parte de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas (NAHP) y otras organizaciones comunitarias y deportivas de la región metropolitana de esta capital. También premiado en dos ocasiones como Mejor Periodista del Año por la cobertura de la comunidad salvadoreña; premios otorgados por la Oficina de Asuntos Latinos del Alcalde de Washington (OLA) y otras organizaciones. Ha sido miembro del jurado calificador en diferentes concursos literarios, de belleza y talento en la región metropolitana. Ha visitado zonas de desastre en Nicaragua, Honduras y El Salvador e invitado a esos países por organizaciones que asisten a personas de escasos recursos económicos. Antes trabajó en otros medios de prensa de Virginia y Washington, D.C., incluyendo reportajes para una agencia noticiosa mundial.

You must be logged in to post a comment Login