Sindicalistas salvadoreños: “El empresario no genera riqueza, somos los trabajadores”


Armida Franco y Roberto Méndez en Silver Spring, Maryland. Foto: Ramón Jiménez.

Por Ramón Jiménez

Dirigentes de organizaciones sindicales y la clase trabajadora de El Salvador en general todavía celebran el aumento al salario mínimo logrado a finales de 2016, que entró en vigencia a partir del 1 de enero de 2017, a pesar de que todavía existen sectores de la gran empresa que se oponen al aumento.

Es parte del mensaje que traen al área metropolitana de Washington la secretaria general del Sindicato de Trabajadores del Seguro Social (STISSS) y miembro del Consejo Nacional de Salario Mínimo (por la parte laboral) así como Roberto Méndez, secretario de Organización de la junta directiva del STISSS, quienes se encuentran en visita de trabajo esta semana con dirigentes sindicales de la región metropolitana de la capital estadounidense para compartir experiencias. Regresan a San Salvador este sábado.

Aunque el Consejo Nacional del Salario Mínimo es una entidad que existe en ese país desde hace mucho tiempo, fue manipulada por empresarios afiliados a la derecha salvadoreña por casi 25 años. En la actualidad, en el nuevo Consejo hay representantes de la parte laboral, de la empresa privada y del gobierno, cuyos acuerdos pasan a un departamento especial del Ministerio de Trabajo, que es el que tiene la última palabra para que luego el documento final sea firmado o vetado por el presidente de la república.

“Nosotros estamos como viviendo una nueva experiencia; esta instancia tripartita tradicionalmente fue manipulada por la burguesía salvadoreña para salvaguardar sus intereses. A través de esta instancia venían otorgando incrementos al salario mínimo risibles, tanto así que las cantidades no eran suficientes para satisfacer las necesidades del trabajador que percibe este salario; logramos con la nueva correlación en el Ejecutivo quitarle el control de esta instancia a la derecha”, destacó Méndez.

Con la nueva correlación se logró un salario mínimo para el sector de industria y servicio de $300; para maquila $295; para el sector agrícola $214; y $200 para los cafetaleros y para la gente que recolecta el algodón. La canasta básica ampliada gira por los 760 dólares. Cabe mencionar que en los restantes países de Centro América los salarios mínimos son más altos que en El Salvador; en Guatemala por ejemplo es de 380 dólares.

“No es lo que nosotros queríamos, esperábamos que se pudiera haber logrado más, pero estamos con el compromiso de que este año nuevamente estamos revisando la tabla salarial, porque el problema que se nos da es que la empresa privada no quiere hacer ese pago; de hecho ya hay empresas que las han denunciado los mismos trabajadores, porque ha habido como descuido y están afectando todo el salario mínimo”, explicó Franco.

Méndez está consciente que están dispuestos a volver a lucha de calle si la Sala de lo Constitucional declara inconstitucional el aumento que con tanto esfuerzo han logrado.

“Estamos convencidos que los únicos que generamos riqueza somos los trabajadores, el empresario no genera riqueza. A partir de ahí consideramos que el incremento es un derecho”, apuntó Méndez.

Franco y Méndez (sentados al centro) este viernes 17 durante un evento organizado por CISPES en Washington, D.C. Foto: cortesía de Mario Franco.

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, actual Managing Editor de MetroLatinoUSA. Periodista que cubre eventos de las comunidades latinas en Washington D.C., Maryland y Virginia. Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia. Galardonado en numerosas ocasiones por parte de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas (NAHP) y otras organizaciones comunitarias y deportivas de la región metropolitana de esta capital. También premiado en dos ocasiones como Mejor Periodista del Año por la cobertura de la comunidad salvadoreña; premios otorgados por la Oficina de Asuntos Latinos del Alcalde de Washington (OLA) y otras organizaciones. Ha sido miembro del jurado calificador en diferentes concursos literarios, de belleza y talento en la región metropolitana. Ha visitado zonas de desastre en Nicaragua, Honduras y El Salvador e invitado a esos países por organizaciones que asisten a personas de escasos recursos económicos. Antes trabajó en otros medios de prensa de Virginia y Washington, D.C., incluyendo reportajes para una agencia noticiosa mundial.

You must be logged in to post a comment Login