Boricuas realizan Día de Acción en varias ciudades

 

El ingeniero Noel Sanchez, vive en Chicago.

La red de organizaciones laborales, comunitarias, culturales, religiosas y de derechos humanos realizaron el 22 de marzo un Día de Acción en varias ciudades para exigir a la Junta de Supervisión Fiscal, creada bajo la ley PROMESA, que proteja servicios de educación y de salud.

Las acciones en Boston, Nueva York, Hartford, Chicago, Orlando, Seattle y San Juan impulsadas por el colectivo VAMOS4PR tienen como finalidad crear conciencia sobre el impacto de los recortes y exigir una auditoría integral de la deuda para detectar potenciales conflictos de intereses.

“Como muchos puertorriqueños, vine a los Estados Unidos por un futuro mejor”, dijo Noel Sanchez, Ingeniero principal en el Humboldt Park Latino Housing en Chicago, IL. “Cuando llamo a mi familia en Puerto Rico, escucho lo angustiados que están. Es difícil oír como se les dificulta proveerse de las necesidades más básicas. Mi familia no causó la crisis en Puerto Rico, pero gente como ellos está pagando el precio”, lamentó.

Protesta en Nueva York.

Héctor Figueroa, presidente de la organización sindical SEIU 32BJ y parte del comité directivo de VAMOS4PR, indicó que “las familias puertorriqueñas han sufrido enormemente en los últimos años, empezando con una recesión cuya severidad no ha sido vista en ninguna otra parte de los Estados Unidos, y con recortes a la educación y a la salud que perjudican a los más vulnerables”.

La respuesta de la Junta de Supervisión Fiscal, a principios del mes aprobó un plan fiscal del gobernador Ricardo Roselló, “ha sido más recortes y preservar el mandato que tienen para pagar la deuda. Más recortes a los servicios que la gente necesita y que trae ingresos para las familias no van a traer crecimiento a la economía. Los trabajadores no nos metieron en este lío, fueron los bancos y los fondos de cobertura”, agregó Figueroa.

Los grupos denunciaron en plan fiscal del gobernador Roselló que indicaron que exige más recortes a los salarios de los maestros, a los servicios de salud y a las pensiones de los trabajadores jubilados para repagar la deuda pública de 72 mil millones de dólares.

Indicaron que en la última década, desde que se puso fin a la exención tributaria para las corporaciones, lo que resultó en que muchas abandonen la isla, el gobierno de Puerto Rico ha estado emitiendo bonos y adquiriendo préstamos onerosos para cubrir sus gastos operativos que incrementaron la deuda.

El gobierno de la isla ha dejado de hacer pagos a sus obligaciones. Debido a que es territorio de Estados Unidos, Puerto Rico no tiene la capacidad de acogerse a una bancarrota.

Un  informe reciente de la organización Hedge Clippers, ha cuestionado conflictos de interés por parte de los ejecutivos del Banco Santander, Carlos García y José Ramón González,  cumplieron una función rol en la creación de los negociados que luego le vendieron a Puerto Rico cuando fueron nombrados asesores del gobierno.

La comisión de auditoría independiente que se encargó de realizar una auditoría integral de la deuda pública de Puerto Rico fue disuelta en enero por el Gobernador Ricardo Rosselló. En un informe preliminar del año pasado, esta comisión concluyó que cerca de la mitad de la deuda fue probablemente adquirida en abierta violación de las leyes y la Constitución de Puerto Rico.

“¿Pagaría usted una cuenta de $20,000 sin saber a razón de qué? Eso mismo es lo que se les está pidiendo a cada anciano, hombre, mujer y niño de Puerto Rico y no es justo”, dijo Wanda Ramos, residente de Orlando Florida y miembro de la coalición VAMOS4PR. “Los puertorriqueños necesitan ser considerados en las decisiones que les afectarán por generaciones. Nosotros exigimos que la comisión de auditoría sea restituida y se le permita completar su labor.”

Ahora que el plan económico ha sido aprobado, la Junta discutirá a continuación las recomendaciones para la reestructuración de la deuda.

“Queremos rendirle cuentas a estos bancos por forzar la austeridad sobre el pueblo puertorriqueño, solo por tener más ganancias. Es importante para nosotros hacer acto de presencia por nuestros conciudadanos en Puerto Rico, y por los trabajadores cuya cualidad de vida peligra”, dijo Nicole Grant, Secretaria-Tesorera del M.L. King County Labor Council  en Seattle, Washington.

VAMOS4PR es una red de individuos y organizaciones laborales, comunitarias, culturales y de derechos humanos que viven y trabajan en el territorio continental de los E.E.U.U. y luchan por una economía justa para todos los puertorriqueños.

You must be logged in to post a comment Login