Presidente de Siria afirma que video de ataque con armas químicas es falso


El presidente sirio Bashar al Assad negó que sus fuerzas usaran gases tóxicos para atacar Jan Shijun, una ciudad ocupada por los rebeldes en Idlib, donde murieron 87 personas, entre ellas más de 30 niños. En una entrevista grabada el miércoles por la agencia de noticias AFP, Assad dijo que las denuncias del ataque eran “100 %” falsas.

El presidente Bashar al Assad dijo: “No hubo ninguna orden de atacar. No tenemos armas químicas. Renunciamos a nuestro arsenal hace tres años. Incluso aunque las tuviéramos, no las usaríamos. Y nunca, en nuestra historia, usamos nuestro arsenal químico”.

Assad dejó entrever que los niños que se veían en el video del incidente, ampliamente circulado, eran en realidad niños actores que aparentaban estar muertos. La entrevista de Assad se transmitió mientras inspectores de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas anunciaban el jueves que las muestras que se tomaron en el lugar dieron positivo para el gas nervioso sarín.

EE.UU. lanza bomba no nuclear más grande de la historia en Afganistán

En Afganistán, el ejército estadounidense lanzó el jueves la bomba no nuclear más poderosa de la historia, la bomba aérea de artillería masiva o MOAB –a la que se la conoce como “la madre de todas las bombas”– en el distrito de Achin, cerca de la frontera con Pakistán.

Se informa que la bomba, que pesa casi 10.000 kilos, provocó una explosión equivalente a 11 toneladas de TNT, con un radio de explosión de 1,6 kilómetros.

Bill Roggio, de la Fundación para la Defensa de la Democracia, dijo en una entrevista con Military Times: “Lo que básicamente hace es succionar todo el oxígeno y prender fuego el aire”. El secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, reconoció el ataque.

El secretario de prensa, Sean Spicer afirmó: “La GBU-43 es un arma muy grande, poderosa y con gran precisión. Teníamos en la mira un sistema de túneles y cuevas que usaban los soldados del Estado Islámico para moverse con libertad, lo que facilitaba el ataque a asesores militares estadounidenses y fuerzas afganas del área. Estados Unidos tomó todas las medidas necesarias para evitar la muerte de civiles y daños colaterales como resultado de la operación”.

La explosión del jueves fue tan fuerte que hizo temblar el suelo de distritos cercanos. Un legislador de la provincia de Nangarhar dijo a The Guardian que la explosión causó la muerte de una maestra y su hijo pequeño. Otros funcionarios afganos afirman que murieron 36 soldados del Estado Islámico.

El ex presidente de Afganistán Hamid Karzai, que cuenta con el apoyo de Estados Unidos, denunció el ataque del jueves, y afirmó: “Esto no es una guerra contra el terrorismo, sino el uso indebido, inhumano y violento de nuestro país como zona de prueba de armas nuevas y peligrosas”.

Marc Garlasco, un funcionario del Pentágono de la época de George W Bush, afirmó en una entrevista con The Intercept que el arma se había construido para usarse en Irak, pero que nunca se había usado debido a “inquietudes por los posibles daños colaterales”. En la Casa Blanca, el presidente Trump dijo que estaba “muy, muy orgulloso” de los encargados de llevar a cabo el ataque.

Periodista: “Usted lo autorizó”?

Presidente Donald Trump: “Todos saben exactamente qué sucedió; lo que hice fue autorizar a mi ejército. Tenemos el mayor ejército del mundo y realizaron su tarea, como siempre. Les dimos autorización plena y es esto lo que están haciendo. Y, honestamente, es por esto que han tenido tanto éxito últimamente”.

La congresista demócrata Barbara Lee, de California, expresó en un comunicado: “El presidente Trump le debe al pueblo estadounidense una explicación sobre esta intensificación de la fuerza militar en Afganistán y su estrategia a largo plazo para derrotar al Estado Islámico”. Por más información sobre el ataque en Afganistán, visite www.democracynow.org/es.

Siria: Coalición encabezada por EE.UU. asesina a 18 rebeldes que contaban con el apoyo de los estadounidenses

En Siria, el Pentágono afirmó que un ataque aéreo de la coalición encabezada por Estados Unidos en Tabqa tuvo como resultado la muerte de 18 rebeldes sirios apoyados por Estados Unidos. El Comando Central de Estados Unidos expresó en un comunicado que el ataque se dirigió accidentalmente a la alianza rebelde Fuerzas Democráticas Sirias apoyada por Estados Unidos, que había solicitado apoyo aéreo en un combate contra Estado Islámico.

El Comando Central ofreció sus condolencias y se refirió a las muertes como una “tragedia”. El ataque se produjo luego de una serie de redadas de la coalición que terminaron con la vida de civiles. El grupo de monitoreo periodístico Airwars hizo referencia a cuatro ataques aéreos liderados por Estados Unidos en los que murieron 24 no combatientes solamente en abril.

Fuente: Democracy Now!

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, actual Managing Editor de MetroLatinoUSA. Periodista que cubre eventos de las comunidades latinas en Washington D.C., Maryland y Virginia. Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia. Galardonado en numerosas ocasiones por parte de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas (NAHP) y otras organizaciones comunitarias y deportivas de la región metropolitana de esta capital. También premiado en dos ocasiones como Mejor Periodista del Año por la cobertura de la comunidad salvadoreña; premios otorgados por la Oficina de Asuntos Latinos del Alcalde de Washington (OLA) y otras organizaciones. Ha sido miembro del jurado calificador en diferentes concursos literarios, de belleza y talento en la región metropolitana. Ha visitado zonas de desastre en Nicaragua, Honduras y El Salvador e invitado a esos países por organizaciones que asisten a personas de escasos recursos económicos. Antes trabajó en otros medios de prensa de Virginia y Washington, D.C., incluyendo reportajes para una agencia noticiosa mundial.

You must be logged in to post a comment Login