Salvadoreños en Washington celebran al primer cardenal de su país

Con la foto de Monseñor Romero, gran amigo del futuro cardenal Gregorio Rosa Chávez, salvadoreños de Washington celebran el nombramiento. Foto: Ramón Jiménez.

Por Ramón Jiménez

Como un triunfo merecido después de treinta y cinco años de marginación, humillación y ultraje por parte de la Conferencia Episcopal de El Salvador y el Nuncio Apostólico, fue recibido por salvadoreños residentes en la región de Washington, el nombramiento del obispo auxiliar de San Salvador monseñor Gregorio Rosa Chávez como el primer cardenal de su país, tras el anuncio que hizo este domingo el Papa Francisco desde la Plaza de San Pedro en El Vaticano. Su ordenamiento será el 28 de junio junto a otros cuatro clérigos de diferentes países.

“Desde que Rosa Chávez fue ordenado obispo auxiliar de San Salvador en 1982, pasó 35 años en el margen de la iglesia teniendo tantas virtudes; lo llevaron a márgenes tan penosos como nombrarlo párroco de una iglesita [Iglesia San Francisco]. Hoy lo que está haciendo la iglesia es reconocer el trabajo, la personalidad, el talento de un gran hombre profético y coherente con lo que él cree, y con lo que era la vida del Evangelio en torno a la figura de Monseñor Romero”, destacó el sacerdote Vidal Antonio Rivas, párroco de la Iglesia Episcopal San Mateo, en Hyattsville, Maryland.

Reconoció el padre Rivas que el nombramiento de Rosa Chávez como cardenal va traer cambios positivos en su país, porque su voz será más escuchada y más respetada ya que tanto los políticos como todos, cuando oyen hablar de una voz como la de un cardenal en dirección directa del Papa, esas humillaciones y ultrajes ya no saldrán a la orden del día; solo la gente ignorante —como algunos comentarios que están haciendo ahí— desde el fanatismo político o hipócrita del mal salvadoreño.

El obispo auxiliar Gregorio Rosa Chávez.

“Lo positivo tanto de la Nunciatura Apostólica como de la iglesia a nivel de la Conferencia Episcopal, él tendrá mayor fuerza y representatividad porque va ser directamente la comunicación de él hacia El Vaticano”, agregó.

Explicó que cuando son cardenales se les asigna una catedral en Roma, y en el caso de Rosa Chávez le van asignar una catedral como parroquia para que pueda celebrar y entonces tendrá mayor participación y conexión con el Papa.

“Esa es la belleza del trabajo o sea la finalidad”, indicó.

También aclaró el padre Rivas que a nivel de iglesia el rol del futuro cardenal Rosa Chávez es grande, porque ya no está “rodeándose” a nivel de los pequeños, sino que está corriendo a nivel de los grandes; porque también va estar incluido en las comisiones del Vaticano, donde podrá ser nombrado por el Papa y darle un cargo de importancia en la Santa Sede

Mas adelante aclaró que la importancia que él está tomando a nivel religioso-político es grandísimo, ya que si se habla de orgullo positivo en ese sentido viene a enorgullecer a El Salvador; después de tanto tiempo tener un cardenal, que ya lo tienen en Guatemala con el cardenal Mario Casariego (ya fallecido), en Nicaragua con Miguel Obando Bravo y Honduras con Oscar Rodríguez Maradiaga.

El sacerdote Vidal A. Rivas.

“Hoy con lo de Rosa Chávez es como levantar al país y reconocer —sobre todo aquellos obispos que han querido marginarlo y menospreciarlo— después de treinta y cinco años de tenerlo en el margen y en el anonimato, hoy es ponerlo a él en la palestra de la situación política y él va —yo creo— a sacar provecho; lástima que después de tanto tiempo que lo han tenido en el olvido, y ahora que ya está bastante cansado, gastado y anciano le dan un cargo de esta magnitud, pero yo creo que Dios lleva los caminos”, puntualizó.

Para el activista comunitario Mario Franco, el nombramiento de Rosa Chávez como el primer cardenal en toda la historia de su país es parte de “los frutos que ahora se están cosechando del trabajo que realizó en vida el asesinado arzobispo de San Salvador, Oscar Arnulfo Romero”, quien fue beatificado por El Vaticano en el año 2015 y siguen los trámites para su canonización

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, actual Managing Editor de MetroLatinoUSA. Periodista que cubre eventos de las comunidades latinas en Washington D.C., Maryland y Virginia. Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia. Galardonado en numerosas ocasiones por parte de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas (NAHP) y otras organizaciones comunitarias y deportivas de la región metropolitana de esta capital. También premiado en dos ocasiones como Mejor Periodista del Año por la cobertura de la comunidad salvadoreña; premios otorgados por la Oficina de Asuntos Latinos del Alcalde de Washington (OLA) y otras organizaciones. Ha sido miembro del jurado calificador en diferentes concursos literarios, de belleza y talento en la región metropolitana. Ha visitado zonas de desastre en Nicaragua, Honduras y El Salvador e invitado a esos países por organizaciones que asisten a personas de escasos recursos económicos. Antes trabajó en otros medios de prensa de Virginia y Washington, D.C., incluyendo reportajes para una agencia noticiosa mundial.

You must be logged in to post a comment Login